Anoche avanzaba el desvío total del río con el propósito de iniciar lo que será la construcción de la presa de El Quimbo.

Tras el desvío del río, Emgesa iniciará la construcción de la presa de 155 metros del embalse, trabajos en los que se emplearán en el pico más alto de obras, casi 3.100 personas. -Tras el desvío del río, Emgesa iniciará la construcción de la presa de 155 metros del embalse, trabajos en los que se emplearán en el pico más alto de obras, casi 3.100 personas. -El 35% del caudal del río Magdalena ya fue desviado. Una vez se termine la preataguía, el área en donde se construirá la presa quedará totalmente seca. ALEJANDRA MONTOYA FALLA HUMBERTO SOSA SIMBAQUEBA LA NACIÓN, GIGANTE

Anoche avanzaba el desvío total del río con el propósito de iniciar lo que será la construcción de la presa de El Quimbo.

Anoche

La segunda fase de construcción de la hidroeléctrica El Quimbo arrancó formalmente. Tras la maniobra de desviación del río Magdalena, cauce que ya fue desviado en un 35 por ciento, Emgesa iniciará las obras de lo que será la construcción de la presa del embalse y la casa de máquinas, fase transcendental para el proyecto. Lucio Rubio Díaz, director general de Endesa en Colombia, explicó a LA NACIÓN que al día de ayer más del 35 por ciento del caudal del río Magdalena había sido desviado por el túnel, tras el retiro de los jarillones o estructuras de contención ubicados en los portales de entrada y salida del túnel de bifurcación, trabajos en los que se removieron alrededor de 12.000 metros cúbicos de material. Igualmente, explicó que una vez finalice la construcción de la preataguía, obra que bloqueará por completo el caudal del río, se logrará el secado total de un área de 500 metros del cauce del Magdalena, para iniciar la construcción de la presa del embalse. “Ayer un 35 por ciento del caudal del río estaba entrando por el túnel. Se viene trabajando en la construcción de la preataguía y cuando esta finalice, todo el caudal del Magdalena entrará por el túnel. Ayer el caudal estaba un poco alto, estaba por encima de 500 metros cúbicos por segundo y eso ha hecho que algunas operaciones previstas no se hayan podido ejecutar debido a las condiciones del río”, precisó Rubio Díaz Obras de la preataguía Anoche avanzaba el desvío total del río con el propósito de iniciar lo que será la construcción de la presa de El Quimbo.La construcción de la preataguía consiste en bloquear el paso del río Magdalena por medio de una barrera, que es formada por aproximadamente 220.000 metros cúbicos de material, colocado desde la parte seca del río. “La preataguía es conformar un pequeño dique en el cauce del río Magdalena que irá hasta la cuota 589, y el volumen de material estimado es de 220.000 metros cúbicos para poder ejecutar esta operación. Ya hemos avanzando por la margen izquierda del río en la construcción de la preataguía, tenemos unos 15-20 metros construidos y poco a poco se avanzará también hacia la margen izquierda para poder concluir la obra”, aclaró. Trabajos por buen camino El director del proyecto El Quimbo, Julio  Santafé, advirtió que la obra del desvío del río se ha desarrollado de forma satisfactoria, y destacó que el Ministerio de Ambiente ha verificado todos los trabajos. “Lo primero que se logró el sábado fue el retiro de un material que también cubría la salida del túnel, que desde la noche del sábado ya ha recepcionado una parte del caudal. El proceso que avanzó normalmente ayer domingo, según el informe técnico, dejó el paso del orden de 240.000 metros cúbicos de agua para producir al cierre de la preataguía, que es la etapa inmediata para iniciar las obras de la presa de El Quimbo”, reiteró el directivo. En total el cauce del río Magdalena fue desviado en 500 metros, proceso que viene siendo vigilado por el Ministerio de Medio Ambiente. Lo que viene Después del martes, cuando ya tenga todo el caudal río Magdalena canalizado en el túnel, se iniciará la construcción del dique auxiliar, la acometida de bases para la presa (que es lo que obliga el histórico desvío) y la casa de máquinas, trabajos que según Julio Santafé, son los más importantes a desarrollar en los años 2012, 2013 y 2014, de acuerdo a lo contemplado en el cronograma que presentó Emgesa para la obtención de la licencia ambiental. La presa o dique principal tendrá una altura de 155 metros, será construida en concreto, obras en las que se emplearán en el pico más alto de los trabajos aproximadamente 3.100 personas. “En este tramo de 500 metros que quedará seco con el desvío del río se construirá el dique principal, y en la primera fase de trabajo de la presa empezaremos con la construcción de el plinto, que es donde se va a asentar completamente la presa. Pero adicionalmente se sigue trabajando en otros frentes de obras como es la construcción del vertedero, seguimos trabajando en lo que es la edificación de los túneles de carga y empezaremos también una fase importante del proyecto que es la construcción de la casa de máquinas, que es donde se albergarán las futuras turbinas para poder generar energía eléctrica”, precisó Lucio Rubio Díaz. El dique principal y el dique auxiliar se construirán durante los años 2012 y 2013, con el propósito de que en abril del 2014 se dé inicio al proceso del llenado del embalse. Inspección del Minambiente En la zona, desde el sábado en la mañana, permanece una comisión del Ministerio de Ambiente con el propósito de verificar las condiciones técnicas del túnel de desvío y los desfogues requeridos para controlar las filtraciones de agua por medio de la montaña, obras que cumplieron con todo el protocolo requerido, informe que fue validado por el propio ministro, Frank Pearl. Igualmente, ayer domingo la comisión continuó ejecutando la verificación de las obras complementarias que se deben ejecutar tras desvío total del río, específicamente en lo que tiene que ver con la conservación de los peces nativos. Y es que otra de las actividades propias de este proceso, se dio con la puesta en marcha del programa de rescate contingente de peces, que consiste en proteger las especies que queden atrapadas en pocetas que se formen durante el proceso de desvío, con el fin de lograr la liberación aguas abajo de las mismas, garantizando así su supervivencia. “Con el Ministerio de Medio Ambiente se hicieron previamente una serie de simulacros, para lo que va a ser el retiro contingente de los peces. Para ello se crearon unas charcas sobre el río y se han contratado 40 pescadores de la zona, que bajo orientación técnica cumplen con el retiro científico de estas especies, para que posteriormente los peces encontrados sean puestos aguas arriba de la estructura que se está construyendo y así garantizar la estabilidad de la piscicultura nativa en la zona”, explicó Julio Santafé. Trabajo ambiental El ingeniero Julio Santafé reiteró que hasta el momento ha sido fructífera la verificación que efectúa el Ministerio del Medio Ambiente, “porque no se ha improvisado nada, se ha cumplido con todo rigor los simulacros, hemos dado respuestas a los requerimientos y sí ha habido una buena cooperación, que redunda en el bien no solo de la obra, sino del fortalecimiento y preservación ambiental y del cumplimiento de todo lo que se tiene establecido para la comunidad y así hemos garantizado todo el proceso de protocolos que hemos atendido, especialmente lo del desvío que era algo traumático, pero interesante”. Concepto de la CAM Para la comisión de la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena (CAM), en cabeza de Alaín Hoyos y Nelson José Santander, concentrados de tiempo completo en la zona de secamiento del tramo de 500 metros del río Magdalena, el procedimiento ha cumplido con las exigencias ambientales, técnicas y de rigor previstas, y por ello esperan que todo arroje los mejores resultados para la zona y para el desarrollo que se proponen. “Ha sido un proceso serio, dedicado, desempeñando todos los protocolos de atención ambiental. El túnel cumplió con las especificaciones tanto a nivel interno como externo, los desfogues están en la línea de la exigencia y la parte de estrangulación del río también se cumple satisfactoriamente. Ya hemos comenzado a verificar para que el traslado de la piscicultura, que es otro aspecto importante, se cumpla sin tropiezos con la mejor orientación y que se pueda alcanzar el traslado entre hoy y mañana, para que aquí comience ya el rescate y la protección ambiental de fauna, flora y todo lo existente en el sector en donde se concentra toda la obra de El Quimbo”, indicó Nelson José Santander, director territorial en la zona de Garzón. Reasentamiento de comunidades De otra parte Lucio Rubio Díaz, director de Endesa-Emgesa en Colombia, comentó que el reasentamiento de las comunidades del área de influencia del proyecto sigue avanzando conforme al cronograma, y se espera que a octubre de 2013 los habitantes de La Escalereta y Balseadero estén reasentados en su totalidad. “Se tiene previsto que entre febrero y octubre de 2013 estos reasentamientos se hayan realizado. Para ello, ya tenemos contratados los diseños urbanísticos de los predios en donde ellos se ubicarán, pues será un proceso colectivo. Asimismo, estamos definiendo los procesos de reactivación de las actividades productivas y posteriormente a esto empezaremos a construir las viviendas. Igualmente, seguimos negociando la compra de predios con el resto de pobladores, operación que se está haciendo siguiendo el manual de compensaciones”, indicó Rubio Díaz. Procuraduría también adelantará investigaciones El procurador general Alejandro Ordóñez señaló que fue designada una comisión especial de ese organismo, para avanzar en una minuciosa revisión al proyecto de la hidroeléctrica de El Quimbo. Según el Procurador, la medida hace parte de la función preventiva del Ministerio Público y se produce a raíz de las manifestaciones de campesinos que rechazan el desvío del río Magdalena para la  ejecución de la hidroeléctrica. “Estamos actuando dentro del escenario de nuestra función preventiva y de acuerdo a las necesidades y urgencias que implica la defensa del patrimonio público y el medio ambiente”, señaló.

Comentarios