Por una grave contaminación, generada por derrame de lixiviados en el relleno sanitario Los Ángeles, ocurrido en el 2010, la CAM sancionó a la entidad con una multa estimada en 739 millones de pesos. Además, deberá sembrar 5.000 alevinos. Por una grave contaminación, generada por derrame de lixiviados en el relleno sanitario Los Ángeles, ocurrido en el 2010, la CAM sancionó a la entidad con una multa estimada en 739 millones de pesos. Además, deberá sembrar 5.000 alevinos. RICARDO AREIZA LA NACIÓN, Neiva Un multa estimada en 739 millones de pesos deberá cancelar las Empresas Públicas de Neiva, por una grave contaminación ambiental, generada por reiterados derrames de lixiviados, en el relleno sanitario Los Ángeles. La sanción fue impuesta por la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena (CAM) al término de un proceso sancionatorio iniciado el diciembre de 2010. La sanción se originó el 9 de enero de ese año por una mortandad de peces en la quebrada La Jagua, en predios de la granja Las Mercedes cerca de las piscinas de lixiviados en el relleno sanitario. El líquido contaminante, derivado de los procesos de degradación de los residuos, se expandió por las veredas La jagua y La Mata con grave impacto ambiental. El derrame de lixiviados se produjo por la ruptura de un dique. Durante la inspección, los delegados de la CAM encontraron la evidencia. Numerosos peces cuchillo, cuchas, guabinos y sardinas flotaban en la quebrada La Jagua que además sirve para consumo doméstico. Como medida preventiva la CAM ordenó a EPN la suspensión de los vertimientos de lixiviados y la elaboración de un plan de contingencia e inició el proceso sancionatorio notificado el 12 de enero del año pasado al gerente de la entidad Juan Carlos Herrera en su condición d operador del relleno sanitario por los daños ambientales y los impactos negativos generados por el derrame. CONTAMINACIÓN La CAM comprobó que los residuos sólidos generados desde octubre y diciembre de 2010 no se han dispuesto correctamente dentro de la celda sino que se amontonaron encima de la celda. Los cargos fueron formulados el 12 de agosto de 2011 por contaminación por lixiviados. La entidad estimó que constituye una infracción ambiental consistente en el daño e impactos negativos a los recursos naturales, suelo, hídrico y fauna. “En el presente caso, se está en presencia de grave afectación de los recursos naturales suelo, agua y fauna por ocasión de la ocurrencia de un evento o incidente de derrame de lixiviados cuyo ejercicio se deplora habida cuenta de la magnitud de sus efectos nocivos”, estimó el director territorial de la zona Norte, Rodrigo González Carrera.  Además, consideró que existen causales de agravación por reincidencia. El derrame no era el primero que se registraba. El 29 de octubre de 2010 se presentó un nuevo derrame de lixiviados por taponamiento de la celda de contingencia. El 3 de diciembre del mismo año se detectó otro derrame de lixiviados en la piscina uno. El líquido se rebosó y cayó a la quebrada La Jagua, causando un grave daño al medio ambiente. En firme Al determinar la responsabilidad de Empresas Públicas, la CAM le impuso una multa estimada en 739 millones de pesos, suma que deberá cancelar en los próximos diez días. Además, la entidad deberá sembrar 5.000 alevinos nativos en la quebrada La Jagua. La sanción, impuesta mediante Resolución 2947 el 30 de diciembre, fue confirmada ayer al resolver el recurso de reposición. A juicio de la CAM la solicitud de revocatoria no era procedente. El abogado Javier Mauricio Cardozo, asesor jurídico de EPN, insistió en que la entidad ambiental vulneró el debido proceso. “Todavía tenemos otras vías judiciales, entre ellas una acción de nulidad y una tutela por violación al debido proceso”, expresó. El derrame de lixiviados ocasionó un grave impacto ambiental en la quebrada La Jagua. El líquido se rebosó y cayó a la quebrada La Jagua.

Comentarios