Por fin el Gobierno Nacional puso fin a la interinidad que se venía registrando en la Gobernación del Huila con las naturales secuelas que generó para el funcionamiento y puesta en marcha del plan de desarrollo regional. Por fin el Gobierno Nacional puso fin a la interinidad que se venía registrando en la Gobernación del Huila con las naturales secuelas que generó para el funcionamiento y puesta en marcha del plan de desarrollo regional. Con la designación del abogado Julio César Triana, en calidad de encargado, mientras se elige al nuevo titular, se despeja por lo menos este escenario. Le corresponderá en principio agilizar los procesos administrativos que quedaron paralizados desde que se ordenó el retiro forzoso de su antecesora y sobre todo, poner en marcha temas estratégicos del programa de gobierno que quedaron en suspenso. No es de poca monta el compromiso que tiene frente a sí, especialmente el proceso electoral que afrontaremos y del cual él deberá ser garante, coordinador y gestor de las condiciones adecuadas, tanto políticas como de orden público para que la sucesión se cumpla sin mayores traumatismos. Y en este orden ofrecer plenas garantías a todos los sectores que participarán en el debate comicial, de tal manera que este proceso no termine generando inestabilidad y mayor polarización. Superado esta primera etapa, le corresponderá también al Gobierno Nacional, agilizar la convocatoria a elecciones, sin más demoras, asignando las partidas presupuestales que correspondan para facilitar el desarrollo de la jornada comicial. Además, encuentra Triana Quintero – ya posesionado – un departamento, como región, en la búsqueda de concretar notables iniciativas truncadas o en crisis por diversas causas. No es fácil explicar y menos desenredar los enormes líos de las más grandes obras que se construyen en el Huila: la Torre Materno Infantil del Hospital Universitario de Neiva, paralizada y en proceso de liquidación unilateral del contrato; el Distrito de Riego Tesalia – Paicol, con varios plazos incumplidos y enormes recursos que deben apropiarse para garantizar su terminación, y la Central Hidroeléctrica El Quimbo con numerosos asuntos pendientes de resolver, en especial el cumplimiento de los compromisos con las comunidades y la ejecución de las compensaciones, temas que revivió con gran acierto el superintendente de Sociedades, Luis Guillermo Vélez Cabrera, quien será, con toda seguridad, un aliado estratégico para su materialización. Además,  deberá el nuevo Gobernador resolver temas prioritarios como la contratación del programa de restaurantes escolares, cuya adjudicación ha sido aplazada en dos oportunidades por objeciones que se formularon en la última etapa del proceso licitatorio, así como el transporte escolar. Y debe definir acciones puntuales antes de entrar en vigencia la ley de garantías, inherente al debate comicial que se avecina. Triana, tiene el talante, la experiencia y el conocimiento de su región para cumplir a cabalidad con el honroso encargo. Si sus esfuerzos se encaminan a esos claros objetivos, sin dejar que la minucia lo confundan, habrá cumplido Triana con creces su tarea. Que así sea y lo acompañaremos en esos grandes propósitos que con seguridad sacará adelante. “Triana, tiene el talante, la experiencia y el conocimiento de su región para cumplir a cabalidad con el honroso encargo”. Editorialito Superada transitoriamente la emergencia en el embalse de Betania, le corresponderá a las autoridades ambientales y a los propios productores, revisar las causas que la provocaron y, prever que situaciones similares se puedan repetir.

Comentarios