encapuchados

Suspendidas quedaron las clases en la Universidad Surcolombiana (Usco), tras los disturbios protagonizados por un grupo al parecer de estudiantes con la cara cubierta y lanzando ‘papas explosivas’ y piedras contra la Policía. LA NACIÓN, Neiva

encapuchados

Jóvenes

Suspendidas quedaron las clases en la Universidad Surcolombiana (Usco), tras los disturbios protagonizados por un grupo al parecer de estudiantes con la cara cubierta y lanzando ‘papas explosivas’ y piedras contra la Policía. La decisión fue anunciada ayer por el rector del alma máter,  Eduardo Pastrana Bonilla y el vicerrector Académico, Hipólito Camacho, al señalar que la suspensión busca “preservar la integridad de los estudiantes…”. Añadieron a través de un comunicado, que se busca además evaluar los daños causados en las instalaciones. La suspensión de las clases comenzó en la jornada académica de anoche y se extenderá hasta hoy todo el día, retornando normalmente a clases mañana. La revuelta comenzó pasadas las tres de la tarde de ayer con la puesta de pupitres, sillas y mesas, entre otros elementos que bloquearon la Carrera Primera del barrio Cándido y prohibieron el tránsito vehicular. Los presuntos estudiantes, que dañaron pupitres, se enfrentaron con las ‘papas explosivas’ y piedras al Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de la Policía, que llegó al sector para restablecer el orden. Según las primeras versiones, la manifestación sería en apoyo al paro de campesinos que se presenta en el Huila y el país.

Comentarios