“El docente Flavio Ochoa manifestó que uno de los modelos que le gustaría implementar en Florencia es el de Cuba, en donde se tiene una educación muy prestigiosa.

El docente Flavio Ochoa Calderón, de la Normal Superior de Florencia, fue contactado para que el próximo 8 de mayo reciba el premio Compartir al Maestro. Este reconocimiento se realiza todos los años y estimula a 10 profesores en toda Colombia.

Según cuenta el docente, Florencia ha logrado quedarse con este premio gracias al trabajo que se adelanta en la Normal Superior en el área de Tecnologías de la Informática, donde se implementan procesos innovadores que buscan fortalecer la formación de los estudiantes normalistas.

“El jurado calificador busca estimular el espíritu científico en los estudiantes a partir de estrategias metodológicas en el aula de clases, ese es el objetivo principal que nosotros nos dimos con los estudiantes, prepararnos en otros países, los viajes internacionales en el proyecto Aulas Hermanas”, comentó.

El educador dijo que han visitado diferentes países, entre ellos Uruguay, Argentina, Chile, Paraguay, USA y Cuba, donde han compartido experiencias significativas y han observado qué herramientas virtuales utilizan los diferentes profesores en el aula de clase para el aprendizaje, con el fin de implementarlas en Florencia y así mejorar la educación.

Innovación

El premio Compartir al Maestro ha mirado este proyecto institucional como innovador, dado que es una experiencia muy significativa en el área de Tecnologías de la Informática, hacia el fortalecimiento de las competencias de los estudiantes.

“Los alumnos no copian y pegan, ahora traducen a través de libros digitales, de foros pedagógicos, de una plataforma y de mapas conceptuales. Todas estas experiencias innovadoras han hecho que el estudiante apropie muchos conocimientos para el trabajo de aprendizaje”, explicó Ochoa Calderón.

A nivel nacional se presentaron 930 propuestas, de las cuales 10 fueron nominadas y el próximo 8 de mayo la ministra de Educación y el Presidente de la República condecorarán a estos docentes que han mostrado proyectos innovadores de impacto y de trascendental importancia para la educación.

El modelo a seguir

El docente Flavio Ochoa manifestó que uno de los modelos que le gustaría implementar en Florencia es el de Cuba, en donde se tiene una educación muy prestigiosa. “En la visita a Cuba estuvimos en cuatro municipalidades, donde miramos cómo los niños, en particular los especiales, los estudiantes con limitaciones tienen un significado muy específico en la educación. Cada estudiante tiene un psicopedagogo permanente y un profesor que está pendiente para que el alumno resuelva las dificultades, para poderlo incluir en la educación normal”, explicó.

Asimismo, dio a conocer que en Cuba los estudiantes de Preescolar cada uno tiene un profesor, en básica primaria son dos estudiantes por profesor y en la básica secundaria son tres estudiantes por profesor, “ni parecido en Colombia, por ejemplo en la Normal Superior tenemos 45 estudiantes por profesor y de ellos seis estudiantes con discapacidad. Eso está haciendo que Colombia quede en educación en el último puesto a nivel mundial”.

Convenio

En la visita realizada a Cuba, el docente dijo que se logró hablar sobre un convenio para que 40 estudiantes normalistas viajen cada mes a capacitarse en atención a los niños especiales y por ello en la próxima visita a Cuba firmarán el convenio.

Igualmente, dijo que con la Universidad de La Habana también están estudiando la posibilidad de hacer convenios para que los estudiantes normalistas puedan ir a Cuba a profesionalizarse. “Nosotros preguntamos cuánto vale un semestre de Medicina y tiene un valor de 13.000 dólares mensuales, pero hay unos convenios, y así como Cuba tiene unos convenios con Venezuela, también quiere tener convenios con Colombia y principalmente con Florencia y con la Normal Superior, para que estudiantes que tengan un promedio educativo superior a 4,5 los puedan becar”.

Aulas Hermanas

El proyecto Aulas Hermanas inició desde el 2008 y han realizado varios recorridos, han ido tres veces a Argentina, que fue el primer país hermano donde trabajaron proyectos de medio ambiente y proyectos de construcción de ciudadanía, y estuvieron en Uruguay y trabajaron el proyecto de cómo mejorar las relaciones interpersonales y cómo vivir mejor en sociedad en las instituciones educativas.

Asimismo, estuvieron en Chile, donde se capacitaron en instituciones seguras y saludables; en Estados Unidos donde se capacitaron en inglés y el último viaje que realizaron fue a Cuba, donde van a prepararse, capacitarse y legalizar el convenio para apropiarse de los conocimientos en atención a niños y niñas con limitaciones.

El proyecto Aulas Hermanas lleva a 35 o 40 estudiantes de los diferentes municipios, no sólo de Florencia, para que conozcan otros mundos diferentes, para que la cara de Colombia sea vista de otra manera y para que el estudiante valore su país, valore su familia y su educación.

“En los viajes los estudiantes aprenden a convivir y a valorar lo que tienen ellos que nos sirva a nosotros y qué tenemos nosotros que les sirva a ellos, queremos copiar el modelo pedagógico, queremos copiar la forma de trabajar, la forma de ellos entregarse a los estudiantes”, concluyó el profesor Ochoa.

Comentarios