Las cenizas fueron lanzadas al río Magdalena.
Nicolás, Adriana, Rocío, Margarita y Sebastián Casanova, hijos de ‘El Culebro’ y Gilma Sampayo su última compañera sentimental, arrojaron al río Magdalena las cenizas de su ser querido, un reconocido actor de la televisión colombiana.

La familia en un momento emotivo, en el que no se pudieron contener las lágrimas y los abrazos, despidió a este hombre que hizo reír al país con su gran talento. “es un momento que estaba pendiente como homenaje a Hernando, personaje con una calidad humana excepcional y que mejor paisaje natural que el río Magdalena, se quedó en su terruño, más que las cenizas que se esparcieron es el recuerdo de este personaje que le sacaba humor a todo, toda su vida fue un chiste con mucho contenido humano y de corazón”, expresó Gilma Sampayo.

Así mismo, los hijos del desaparecido comediante realizan un homenaje fílmico para resaltar lo que fue la vida de ‘l Culebro’, buscando personajes que formaron parte de la vida de él desde sus inicios como Héctor Ulloa ‘Don Chinche’, Carlos Muñoz, y también los que lo acompañaron durante su última actuación televisiva en el programa ‘Amor a mil’, “las tres líneas narrativas del film son contar su vida, su carrera actoral y a la par la historia de la televisión colombiana, también el tipo de papá que fue conmigo”, manifestó Nicolás, hijo menor de ‘El Culebro’.

Indicó además que la emoción que le produce conocer los lugares donde su padre se formó, como es el caso de Campoalegre, municipio que siempre Hernando Casanova añoraba y donde disfrutó sus primeros años de infancia.
 

Comentarios