Los huilenses estaban expectantes con lo que podría pasar con el proyecto presentando por el Senador opita Ernesto Macías Tovar, del Centro Democrático, que logró su aprobación en las últimas horas en el tercer debate realizado en la Comisión Quinta de la Cámara de Representantes, solo faltaría un debate más para la sanción presidencial.

La nueva Ley 183-2015 tiene como fin promover y regular el aprovechamiento integral y sostenible de la pesca y la acuicultura en los cuerpos de agua lénticos artificiales continentales del país”.

La Aunap, en cabeza del director gernal, Otto Polanco Rengifo, realizó unos cambios sustanciales y significativos en 14 de las 19 proposiciones presentadas en el proyecto de ley.

“La importancia de este proyecto es que nos permitirá devolverle a los pescadores su forma de trabajo, la cual se ha disminuido por los cambios climáticos. Ahora podrán ejercer la labor de acuicultura y así generar seguridad alimentaria y dejar de importar producto, que es el marco del programa Colombia Siembra, impulsado por el ministro de agricultura Aurelio Iragorri”, explicó Polanco Rengifo.

El objetivo principal de esta ley, es establecer los mecanismos para regular la utilización de los cuerpos de aguas lacustres permanentes, tanto continentales como costeros, de formación natural o artificial, del país, con el fin de asegurar su aprovechamiento pesquero y acuícola de manera integral, racional, sostenible, equitativa y en armonía con los demás usuarios de los mismos cuerpos de agua.

La Aunap tendrá que realizar los estudios pertinentes para determinar en qué zonas se puedan trabajar las siembra de alevinos y el trabajo de la piscicultura por parte de los productores colombianos.

Por su parte el representante del partido de la U, Alfredo Guillermo Molina Triana, respaldó el proyecto en su totalidad, sobre todo por la intervención negativa por parte de los empresarios energéticos del país. “yo tengo la experiencia del Neusa, allí se siembran truchas, y luego esa agua igual se utiliza en el embalse para generar energía, por ende si la autoridad realiza unos estudios bien hechos se pueden trabajar las dos cosas, tanto la acuicultura como la generación de energía”. 

El siguiente paso es la presentación de la ponencia para último debate ante el pleno de la Cámara de Representantes para su aprobación y así de esta manera convertirse en ley de la República. La Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca tendrá un trabajo importante y representativo en el proceso de esta ley y de su buen desarrollo.

“Podemos realizar un trabajo responsable, sin perder el objetivo fundamental que es que los embalses artificiales produzcan energía. Podemos hacer que las dos actividades se entrelacen de manera responsable. Colombia tiene todas las capacidades para tener suficiente producto para el consumo interno e incluso exportaciones; no podemos seguir importando  las 150mil toneladas que estamos importando al año. La Aunap trabajará de manera responsable en pro de los pescadores y productores nacionales”, concluyó Polanco Rengifo.

 

Comentarios