Este viernes el Inpec cumplió con la orden judicial y trasladó al exdirector del Comfamiliar, Armando Ariza Quintero a su casa ubicada en Sopó es un municipio del departamento de Cundinamarca, donde seguirá bajo detención domiciliaria.

El pasado 9 de junio un juez de garantías le revocó la medida de aseguramiento en el proceso por la contratación de servicios de salud con la Clínica Revivir en Pitalito. El exdirectivo quedó con la medida privativa de la libertad de casa por cárcel.

La decisión del togado se produjo en los juzgados de Paloquemao en la ciudad de Bogotá, sin la presencia de la Fiscalía. El levantamiento de la medida, solicitada hace dos semanas en Neiva, no prosperó.

La medida de aseguramiento en la cárcel proferida hace dos años, fue revocada por vencimiento de términos, según la argumentación expuesta por la defensa de Ariza Quintero. La orden de libertad fue expedida a mediodía pero no se alcanzó a tramitar.

El exdirectivo de Comfamiliar del Huila es investigado por su presunta responsabilidad en irregularidades en la contratación de servicios de salud con la Clínica Revivir Valle de Laboyos en el municipio de Pitalito.

Ariza fue capturado el pasado 7 de julio de 2015 junto con los exgerentes de la clínica en el Valle de Laboyos.

Continúa detenido

Ariza Quintero pese a que le fue decretada la libertad ayer, seguirá con la medida de aseguramiento en su contra por el proceso de los medicamentos de alto costo que le adelanta la Fiscalía.

Así las cosas, la próxima semana será trasladado a su vivienda en el municipio de Sopó (Cundinamarca), donde cumplirá la medida de casa por cárcel decretada por la Jueza Octava Penal Municipal de Neiva con Funciones de Garantías. La detención intramural por el caso Medilaser fue revocada el año pasado.

 

Comentarios