266 comparendos se han realizado en el Huila desde el primero de agosto cuando empezó a cobrarse multa por la violación al Código de Policía.

FERNANDO POLO/LN

corresponsales@lanacion.com.co

Alentadoras son las cifras que muestra el Departamento de Policía Huila con respecto a la disminución de homicidios en el territorio. Según el comandante de la institución, el coronel Óscar Efraín Pinzón Moreno, a la fecha y con relación al año anterior la cifra ha disminuido en 63 casos.

Esas muertes que se lograron evitar descendieron las cifras en un 59% y colocan al Huila como el tercer departamento a nivel nacional en disminución de este delito y nos muestra como una región que acata las normas, la tolerancia y la convivencia pacífica, elementos fundamentales para una zona que invita al país a que descubra sus encantos.

Pero la hazaña se ha conseguido gracias a la aplicación del nuevo Código Nacional de Policía que se implementó durante seis meses de manera pedagógica y que desde el primero de agosto empezó a cobrar las multas.

“El código ha servido muchísimo, nos muestra como un departamento de convivencia pacífica y que respeta las normas. Quitarles las armas blancas a los ciudadanos como lo indica el código ha dado resultado porque con ello es que se presentan las muertes y lesiones graves entre conocidos y familiares luego de que ingieren licor. Por ejemplo, el puente festivo que acaba de pasar, el del 7 de agosto, fueron cero homicidios, eso dice mucho del comportamiento de los huilenses”, le dijo el coronel Pinzón al programa Entérate de Ntv.

EL CÓDIGO EN EL HUILA  

En el Huila, desde el primero de agosto que entró en vigencia el cobro del Código de Policía, se han aplicado 266 comparendos; el caso más recurrente es el de personas que deambulan y están en espacios públicos con armas blancas, como navajas, machetes o puñaletas.

En cuanto a los municipios donde más se han impuesto los comparendos, Acevedo, en el sur del Huila, está a la cabeza con 27. A pesar de que es un municipio que no tiene muchos habitantes los hechos se dan porque por esta época llega mucha gente atraída por la cosecha cafetera.

“Si bien el municipio no es muy grande allí por esta temporada llega mucho recolector de café, los domingos que les pagan se van al pueblo con las armas blancas y generan una gran cantidad de situaciones que hacen que se les aplique el Código de Policía y Convivencia”, anotó el coronel Pinzón.

En su orden, al municipio de Acevedo lo siguen Garzón con 13, Pitalito 12 y Tarqui con 11 comparendos, en los días que han corrido del mes de agosto.

MUNICIPIOS LENTOS 

Aunque según las autoridades el Código de Policía ha dado excelentes resultados, en algunos municipios las administraciones municipales no se han preocupado por conseguir los elementos necesarios para su implementación, como las comparenderas.

Las localidades que aún no tienen todos los elementos para que la Policía aplique el código son Algeciras, Gigante, El Pital, Suaza, Isnos, Palestina, La Argentina, Paicol y Yaguará.

En la mayoría de estos municipios las alcaldías no tiene determinados sus Planes Básicos de Ordenamiento Territorial, por lo que no se identifican las zonas de alto impacto comercial, carecen de la determinación de las zonas de espacio público, entre otras situaciones que hacen muy difícil que la Policía actúe dentro de los parámetros que determina el Código de Policía.

“Nos es que el código no se aplique en estos municipios, sino que es difícil hacerlo cumplir porque no se cuenta con las cosas necesarias, como las comparenderas y la infraestructura necesaria. Por ejemplo, en Algeciras se presentan muchas quejas porque los animales andan sueltos y hacen daños, pero no hay un coso municipal a donde llevarlos y citar a los propietarios para hacerlos cumplir la norma”, explicó el intendente, José Leonardo Guzmán Pulido, promotor del Código de Policía en el Huila.

Otro tema que se presenta en estos municipios es que las alcaldías no tienen determinado el espacio público ni el de ocupación, entonces no pueden citar esta infracción porque no es clara la violación.

Lo mismo sucede con las zonas de tolerancia, no se sabe específicamente donde deben funcionar entonces en estos municipios en cualquier casa puede funcionar un burdel sin importar la zona donde esté ubicada, si es una zona residencial, comercial o donde esté permitido este tipo de negocios.

LA SEGURIDAD EN GARZÓN   

Ayer, precisamente, estuvo el comandante de Policía Huila, el coronel Óscar Pinzón, en un consejo de seguridad en Garzón para analizar lo que ha pasado con la seguridad en este municipio, en donde la semana anterior en el sector de Zuluaga se presentó una agresión a machete a un ciudadano que hoy se encuentra recluido en el Hospital Universitario de Neiva.

“Estamos buscando los recursos para construir una subestación de Policía en el centro poblado de Zuluaga y mejorar la presencia de la Policía en ese sector, donde desafortunadamente se presentó una agresión con machete. La persona agredida permaneció mucho tiempo en el piso y la gente tuvo tiempo hasta de tomarle fotos pero no lo auxiliaron, queremos pedir solidaridad en estos casos”, dijo el coronel Pinzón.

Agregó que en Zuluaga se hicieron algunos operativos en los que se sellaron algunos negocios y se logró capturar al agresor del ciudadano que fue herido a machete.

Finalmente el coronel Pinzón dijo que el balance en cuanto a operativos es bueno a pesar de que se siguen presentando hurtos de celulares y robo de motos y viviendas, en la mayoría de los casos por descuido de los propietarios.

Comentarios