Claudia Marcela Medina García, gerente general del Grupo Informativo LA NACIÓN, entrevistando el ministro de Vivienda, Jaime Pumarejo.
Claudia Marcela Medina García, gerente general del Grupo Informativo LA NACIÓN, entrevistando el ministro de Vivienda, Jaime Pumarejo.

CLAUDIA MARCELA MEDINA GARCÍA gerenciageneral@lanacion.com.co

 

El ministro de Vivienda, Jaime Pumarejo, oriundo de Barranquilla y posesionado en el Gobierno hace un mes, hizo un compromiso puntual con las zonas afectadas por las olas invernales que azotaron gran parte del país en el primer semestre de este año. La reconstrucción en viviendas, agua y saneamiento básico está a toda marcha en Mocoa y ya tiene listos los recursos para el departamento del Huila.

Pumarejo, quien estuvo esta semana en el  Huila para hablar de la política de vivienda en el marco de la Feria Expohuila, en diálogo con LA NACION aseguró que la mayor torta de programas de vivienda en el país, la tiene este departamento con 10.303 familias beneficiadas con diferentes tipos de susbsidios.

 

-Cómo Ministro de Vivienda tiene un gran reto y es la reconstrucción de Mocoa, Campoalegre y Algeciras. Es importante conocer cómo lo va a cumplir.

:Hay un plan integral para la reconstrucción de ciudades emblemáticas como Mocoa, que sufrieron por desastres naturales y se está trabajando en todos los frentes, vivienda es uno de los más importantes y saneamiento básico y agua potable. En materia de vivienda, en Mocoa ya se están construyendo las primeras 300 unidades, de 1.209  viviendas que se van a construir; y estamos en el proceso de adquisición del lote para las 900 siguientes, así que tenemos 300 en construcción y 900 en el proceso de contratación para continuar con el proyecto.  En cuanto al acueducto, la situación ya se normalizó, hoy Mocoa tiene un acueducto igual o mejor al que tenía antes, el compromiso del Presidente y del Gobierno es dejarle algo mucho mejor, un acueducto de 24 horas, con calidad y continuidad; ya se contrataron las obras del acueducto, estamos en proceso de construcción. Estamos también terminando los diseños para la construcción del alcantarillado y será la primera vez que Mocoa cuente con el 100% de la ciudad con alcantarillado y saneamiento básico de calidad y de continuidad; yo creo que en medio de todo Mocoa puede estar tranquila de que va terminar en medio de una infraestructura  de vivienda, de aseo y de alcantarillado mejor que la que tenía antes.

-¿Y qué va a pasar con Campoalegre y Algeciras?

:Algeciras, Campoalegre y Manizales tendrán 430 viviendas que ya están contratadas y con los recursos apropiados. Para el caso puntual de Campoalegre serán  145 viviendas y Algeciras 34, para un total de 179 viviendas con una inversión de 9.243 millones de pesos.

-Las personas afectadas en Campoalegre y Algeciras están inquietas y preocupadas por las obras de vivienda en sus territorios.

:Yo creo que pueden estar tranquilos por dos cosas: con la política de vivienda, hay una muy buena posibilidad de éxito en todos nuestros proyectos, todos llegarán a buen término, porque el privado es quien toma las riendas del asunto y se le da la posibilidad de que adelante su proyecto y luego, simplemente nosotros le pagamos cuando el proyecto esté terminado hay un incentivo para terminar el proyecto más rápido y con calidad. Cuando inicia el proyecto nosotros garantizamos los recursos si llegase a presentarse un retraso por algún motivo, los recursos están garantizados aunque cambie el Gobierno; la gente puede dormir tranquila de que su solución de vivienda la van a tener.

-¿Las personas beneficiarias deben tener unos requisitos para acceder o ellos ya están censados?

:Ya están censados e identificados, cuando ocurren las tragedias, la unidad de riesgo hace los censos y nosotros con esa base les construimos. Esas personas ya saben quiénes son, ya están en las listas de beneficiarios, muy importante este tema para que no se vayan a dejar  engañar, porque siempre en las tragedias salen personas a especular con subsidios y ofertas del Gobierno que no son ciertas.

-¿Cómo avanza la política para el Huila en vivienda gratis, de ese compromiso de construir 30 mil viviendas?

:En general va muy bien, digamos que el éxito de los últimos años ha sido rotundo con los programas ‘Vipa’ y ‘Mi casa ya’. De estas 30 mil viviendas, en ‘Gratis uno’ se entregaron 3.424 de cien mil con una inversión de $154.438 millones en Agrado, Algeciras, Nátaga, Neiva, Pitalito, Suaza y Tello. En la fase tenemos  2.124 unidades que están saliendo  para el Huila con una inversión de $109.684 millones de pesos, es decir, que hoy el Huila se está comiendo una parte de la ‘torta’ muy importante, porque nos enfocamos en las poblaciones rurales, en ciudades intermedias y pequeñas, entre otras cosas, donde más se sufrió el desplazamiento y la violencia.

-¿Y en esta segunda fase de vivienda gratis en qué municipios?

:Hay que hacer un reconocimiento al señor Gobernador que le puso todo el acelerador y por eso, es parte del éxito en el Huila. Aipe tendrá 100 viviendas, Acevedo 100, Agrado 90, Baraya 100, Campoalegre 150, Garzón 300, Gigante 94, Guadalupe 100, La Argentina 50, La Plata 150, Palermo 100, El Pital 200, Pitalito 140, Rivera 100, Saladoblanco 50, Suaza 100 y Timaná 200.

-Es un número muy importante de viviendas en el programa gratis. ¿Qué tienen que hacer las personas para tener su casa?

:Ahí acceden las personas que están en los listados de desplazamiento y vulnerabilidad que hace el DPS. Tienen que estar inscritos, si hay más beneficiarios que casas, se hace un sorteo y se escogen los beneficiarios para las casas. El resto entran en los programas de ‘Mi casa ya’ que son la mejor manera para que un colombiano hoy tenga su techo propio.

-Con respecto al programa bandera  ‘Mi casa ya’, en el Huila qué cifras tenemos, pues, se trata de acceder a casas entre 50 y 100 millones de pesos.

:Así es, hemos tenido un despliegue en el pasado exitoso porque la gente se ha dado cuenta del valor del programa, hoy tenemos una oportunidad de más de 35 mil hogares en el Huila que pueden pagar la cuota de ‘Mi casa ya’, gente que gana entre 1 a 6 salarios mínimos, es decir, más de 25 mil familias, tienen una posibilidad muy alta de tener vivienda propia. Para el caso del Huila “Mi casa Ya-Ahorradores”, tenemos contratadas 1.472 viviendas, con una inversión de subsidios del Gobierno Nacional de $32.573 millones en dos municipios fundamentalmente Neiva con 1.400 viviendas y Gigante con 72, terminadas y entregadas. Para el caso de “Mi casa Ya” –Cuota Inicial tenemos habilitadas 1.012 viviendas, asignadas 282, con 249 créditos desembolsados. Eso quiere decir, que en el departamento del Huila a corte de julio del presente año, se están ofertando 30 proyectos con 1.255 unidades disponibles.

-Hace pocos días se reglamentaron los subsidios de vivienda para casas entre 100 y 320. ¿En qué consiste este programa?

:En total son 40 mil subsidios en dos años, queremos incentivar el tipo de vivienda de la clase media, donde hay un inventario atrapado, es decir, los constructores estaban construyendo ese tipo de viviendas y no las estaban logrando entregar; también veíamos que la clase media entraba en un ‘trampa’ porque la persona que va saliendo adelante empieza a pagar estudios para sus hijos, empieza a pagar medicina prepagada, los costos de los hogares comienzan a aumentarse y de esa manera una cuota de 1 millón para su vivienda se vuelve imposible de pagar. Al darle los 2.5% de subsidio de tasa de interés termina dándosele un alivio en promedio de 400 mil pesos al mes, eso dinamiza la economía pero también le da la posibilidad al colombiano de tener vivienda de calidad, yo diría que ese va a ser un programa estrella estos años, ya tenemos mucha demanda y estamos seguros a final de año que vamos a tener que adicionarle recursos.

-¿En estos momentos difíciles de la economía, se debe comprar casa?

:Colombia va a terminar con más de un millón y medio de viviendas construidas en el Gobierno Juan Manuel Santos, se ha demostrado que 815 mil de esas viviendas han sido construidas gracias a las políticas de vivienda del Gobierno, 103 mil han sido construidas del programa ‘Mi casa gratis’ pero más de 700 mil han sido construidas con las políticas de subsidio y ayuda a la población necesitada. La confianza del consumidor se cambió y hoy la gente cree que es buen momento para comprar vivienda, las tasas de interés nuevamente están bajando, el Banco de la República ha bajado tasas, la inflación está congelada, lo que significa que las cuotas van a seguir bajando en los créditos hipotecarios. El Estado a través del Ministerio de Vivienda ha dicho que va a garantizar el programa ‘Mi casa ya’, no solo los siguientes 12 meses que viene sino que van dejar implantada la política a largo plazo para que la gente siga construyendo con tranquilidad y confianza. Para redondear el mensaje, yo diría que es un gran momento para comprar y construir vivienda porque están dadas las condiciones y lo más importante, lo que le decimos a los colombianos es que hoy es más barato comprar tu vivienda y pagar cuota mensual que arrendarla.

-Hoy el tema es el pago de la plusvalía, ¿usted como experto en desarrollo urbano, podría aclararnos el tema?

:La plusvalía es una contribución en la cual se le paga al Estado por el mayor valor que se le da a la tierra, por el cambio de reglamentación o por la posibilidad de construir una mayor densidad que la que tenía antes, es decir, porque el cambio en la norma a través de un plan parcial, logra que la tierra cueste más. Lo que pide la plusvalía es que se le devuelva una parte de lo que se le incrementó el valor a esa tierra para que Estado pueda invertir en equipamiento urbano, infraestructura vial y demás; para que pueda seguir creciendo la ciudad, compartimos ese mayor valor entre la ciudad y el constructor que generó ese plan parcial.

-Pero hay muchas inquietudes sobre este tema. No hay claridad.

:Es un instrumento comúnmente usado en otras partes del mundo, que vamos a empezar a usar en Colombia de una manera masiva y responsable, existe aún claridad de cómo se cobra, cómo se reglamenta y qué es lo que deben cobrar los municipios por eso, nosotros en el Ministerio de Vivienda estamos trabajando en un decreto que vamos a sacar en los próximos días, donde vamos a ser muy explícitos para que los alcaldes sepan qué se puede y que no se puede cobrar, qué es lo que pueden pedir y hasta dónde pueden llegar, y cuáles son las condiciones macro para cobrar la plusvalía. Como no hay un guía o una historia de este pago, el decreto buscará  que cada ciudad no interprete como quiera la Plusvalía, algunos lo han hecho bien y otros de manera errónea. Queremos que cada ciudad lo haga con uniformidad, con la regla nacional y sin extralimitarse.

-El Concejo de Neiva ya aprobó mediante Acuerdo esta contribución. ¿Deberá ajustarse al Decreto del Ministerio?

:Así es, lo que vamos a expedir es la norma, la guía de cómo cobrar la plusvalía en Colombia para que haya uniformidad en todos los municipios y que no haya una interpretación distinta en cada uno.

-Este cobro se basará en los Planes de Ordenamiento Territorial, ¿pero estos POT están en algunos municipios desactualizados?

:Sí, en el tema del POT y de la norma moderna que está cumpliendo 20 años, la forma como los colombianos vivimos y manejamos nuestro territorio nos toca seguir haciendo una apropiación, ahí es muy importante el papel de los medios de comunicación para hacer un análisis cada vez que se plantea una revisión del POT o del plan parcial para que haya conocimiento y la ciudadanía se apropie del mismo. Otra cosa que estamos haciendo desde el Ministerio es acompañamiento a los territorios para que tenga planes de ordenamiento y planes parciales ajustados a la norma y con socialización, pero también estamos montando una plataforma donde todos los POT nacionales deberán ser montados para que cualquier ciudadano pueda saber lo que está pasando en su territorio.

-Este tema de la plusvalía suena complejo. Las personas hablan de que se trata de un impuesto disfrazado.

Eso no se cobra inmediatamente, pueden haber plusvalías que hasta que usted no venda en 10 años y no tenga los recursos no los debe pagar; eso no lo paga Pedro Pérez, eso no lo  va a pagar nunca el que compra una vivienda, la plusvalía la paga el desarrollador urbano, el constructor, puede afectar al ciudadano solo si hay un cobro desmedido toca subirle el precio, pero si lo reglamentamos bien  y se usa de manera adecuada no debería tener un impacto en el bolsillo de la gente. Esa plusvalía se puede pagar por parte del desarrollador haciendo esas obras que van a desarrollar esos terrenos. Por ejemplo en Barranquilla dejamos una plusvalía muy grande de constructores que se llama ‘Avenida del Río’ donde va a quedar la sede de la Federación Colombiana de Fútbol, ellos entran a las vías más importantes de la ciudad, su plusvalía es de 15 millones de pesos y les dije yo quiero que usted me haga el puente, ellos aceptaron y dijeron, no solo lo hago sino que lo hago ya, esa es una manera de una plusvalía que vale la pena pagar porque significa que mejora el entrono y ayuda al constructor a salir adelante.

 

“Es un gran momento para comprar y construir vivienda porque están dadas la condiciones y lo más importante”.

 

 

Comentarios