A pesar de las críticas de los organismos internacionales y la suspensión de las fumigaciones con glifosato, el Gobierno Nacional informó este martes que en lo transcurrido del 2017 ya fue erradicado el 62 por ciento de las 50 mil hectáreas de cultivos ilícitos previstas para este año y que los logros en interdicción son importantes.

El Ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, al término del Gabinete para el Posconflicto efectuado en la Casa de Nariño, indicó que en la campaña de erradicación forzosa de cultivos ilícitos participan cerca de 8 mil personas, entre soldados, policías y civiles.

Declaró, además, que se han obtenido “unos resultados muy importantes en materia de interdicción. Hemos cruzado ya la línea de las 275 toneladas de cocaína pura este año 2017 con un incremento de dos dígitos frente al año anterior, que fue a su vez histórico desde que se está haciendo interdicción”.

El Vicepresidente, general (r) Óscar Naranjo, subrayó que la estrategia de erradicación con sus  componentes, forzosa y voluntaria,  “es el camino que por primera vez tiene Colombia después de 30 años de enfrentar este fenómeno”.

Por su parte, el Alto Consejero para el Posconflicto, Rafael Pardo, precisó que al proceso de acuerdos colectivos de sustitución voluntaria de cultivos “se han incorporado 105 mil familias que “dicen cultivar 70 mil hectáreas”.

Explicó que de ese proceso se pasa a un procedimiento en el que cada familia en cada territorio decide inscribirse y se compromete a erradicar voluntariamente la coca que tiene y no reincidir en esa actividad.

Dijo que en el componente, la inscripción de las familias, estas reciben un pago mensualmente hasta por 12 meses, pero “al recibir el primer pago se empieza a verificar que hayan derribado la coca que dicen tener”. “En este momento se han vinculado 7.581 familias que dicen cultivar 6.313 hectáreas”, señaló Pardo.

Puso de presente que “cada hectárea de las que se ha vinculado es monitoreada por la Organización de Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito, y determina efectivamente cuánto se ha erradicado voluntariamente y qué área es la que ha quedado libre de coca”.

Pardo Rueda afirmó, por último, que en ese proceso “se espera al final del mes de octubre tener el compromiso de familias para erradicar 50 mil hectáreas voluntariamente”.

Comentarios