Siempre persiguió su sueño, lo veía muy lejano deambulando por las polvorientas calles de la selva de cemento de la capital opita, no tenía los recursos económicos para estudiar, pero un día John Henry Moyano llegó a la la Casa Hogar Renacer, dio el primer paso a su nueva vida y ahora un tiempo después alcanzó la gloria y es un bachiller certificado.

Este noble hombre siempre quiso superarse, no pensaba pasar toda su vida durmiendo, caminando por las calles y comiendo de la poca comida que podía conseguir, quería ser alguien, por eso su primera meta era terminar los estudios básicos, para luego hacer una carrera.

En su mente repetía muchas veces ese gran anhelo, lo visualizaba, hasta que lo hizo realidad. Es así que buscó la ayuda profesional en el Programa Habitante de Calle, allí llegó con mucho temor, pero con las ganas de emprender un nuevo camino que lo llevara a una mejor calidad de vida.

Luego hizo parte de la Casa Hogar Renacer, donde le enseñaron lo básico y le dieron las herramientas para que pudiera seguir con sus estudios de bachillerato, hasta que con mucho esfuerzo, logró culminarlos y graduarse en las últimas horas.

“Fui un habitante de la calle, estoy muy alegre y agradecido con el Programa Habitante de Calle que me tendió la mano y me ayudó a salir adelante, hoy soy bachiller, cumplí mi sueño y quiero seguir adelante estudiando una carrera profesional”, expresó John Henry.

En una ceremonia especial en la Institución Educativa Rodrigo Lara Bonilla de Neiva, recibió su cartón que lo acredita como bachiller, era más que un sueño, una meta cumplida, un primer paso para alcanzar algo más grande, su anhelo de ser abogado.

John Henry logra así dar un paso para acercarse a un proyecto de vida exitoso y con grandes oportunidades en el futuro. Ahora, se prepara para estudiar la carrera profesional del Derecho en una universidad local contando todavía con el apoyo del Gobierno Local.

“Contribuir a la formación académica de los jóvenes y adultos en proceso de resocialización significa sembrar oportunidades y esperanza a este grupo poblacional. Esperamos que el ejemplo de John Henry pueda inspirar a los jóvenes a reorientar y dignificar su proyecto de vida”, sostuvo la secretaria de Equidad e Inclusión, Alejandra Valderrama Moreno.

Actualmente, con el apoyo de la Administración del acalde Rodrigo Lara Sánchez, cinco jóvenes en proceso de resocialización se encuentran adelantando estudios de bachillerato.

 

Comentarios