En horas de la tarde de ayer, Marta Lucía Ramírez inscribió en la Registraduría el comité para recoger firmas para su candidatura a la presidencia en 2018. Así se convierte en la candidata número 26 en decidir irse por rúbricas y en otra figura política que le da la espalda a un partido tradicional.

Ramírez, que en la primera vuelta de 2014 fue la tercera candidata con más votos (cerca de dos millones), decidió tomar distancia del Partido Conservador, la colectividad con la que participó en las elecciones pasadas. Entre los motivos por los que se alejará de este partido se encuentra las diferencias que hay entre ella, que fue opositora al acuerdo entre el Gobierno y las Farc, y los conservadores que insisten en que la colectividad debe permanecer en la Unidad Nacional.

Así las cosas, el panorama para los conservadores se ve complicado, pues queda sin un candidato verdaderamente fuerte para que el partido tenga un candidato propio en las próximas contiendas electorales. Como fichas para esas elecciones, los godos tienen como fichas para las presidenciales al exgobernador del Valle Ubeimar Delgado y al exministro Rubén Darío Lizarralde.

Comentarios