En total 65 bienes fueron ocupados por la Fiscalía y que pertenecían al presunto testaferro de las Farc, Mauricio Parra Rodríguez. Fotos Fiscalía.

LA NACIÓN

corresponsales@lanacion.com.co

Un total de 65 bienes, algunos ubicados en los municipios huilenses de Pitalito, Campoalegre y Garzón, que figuraban a nombre de Mauricio Parra Rodríguez, sus familiares y más cercanos amigos fueron ocupados por la Fiscalía en una operación de extinción de dominio y lavado de activos.

Según el ente investigador, Mauricio Parra Rodríguez, conocido como el ‘Quesero’, ‘Opita’ o el ‘Gusta’, sería el testaferro de la desaparecida columna móvil Teófilo Forero y del Bloque Sur de las Farc.

Junto a los bienes ocupados que están avaluados en 57 mil millones de pesos tambien fueron confiscadas 24 cuentas bancarias. Alias el ‘Quesero’ es ampliamente conocido en Pitalito por los planes de vivienda que manejaba en el Valle de Laboyos.

Las investigaciones adelantadas por la Fiscalía General de la Nación evidenciaron que Mauricio Parra Rodríguez habría legalizado durante quince años millonarias sumas de dinero para el desmovilizado grupo de las Farc, que le permitieron ganar estatus de empresario prestante, mantener contacto con diversas personalidades del país y adquirir bienes lujosos.

Los bienes ocupados en una operación conjunta entre la Fiscalía General y el Ejército Nacional están en las ciudades de Bogotá, Cali e Ibagué, y en los municipios de Garzón, Campoalegre y Pitalito en el Huila, así como en  Albania, Valparaíso y Belén de los Andaquíes, Caquetá.

EL COMIENZO DEL TESTAFERRO

En el curso del proceso fueron recibidas varias evidencias físicas y testimonios, algunos de  reinsertados de las Farc, quienes aseguraron que desde el año 1998 en la zona del Caguán (Caquetá), Mauricio Parra Rodríguez llevaba mercado y diversos artículos a los campamentos de esa organización, y así habría iniciado su supuesto vínculo con esta agrupación.

Para esa época los testigos lo señalan de sacar quincenalmente de las selvas de Caquetá entre 100 y 200 kilogramos de cocaína, que eran camuflados entre quesos, por lo cual recibió el alias de ‘Quesero’. Precisamente Parra Rodríguez fue capturado en noviembre de 2003, en la vía que de Honda (Tolima) conduce a La Dorada (Caldas), y luego condenado a 16 años de cárcel por transportar 86 kilogramos de estupefacientes. En septiembre de 2010 recibió el beneficio de libertad condicional.

Tras quedar libre retomó los presuntos nexos con cabecillas del Bloque Sur de las Farc y de la columna Teófilo Forero, y constituyó un capital desproporcionado que poseía a través de sociedades, establecimientos comerciales  y otros bienes que habrían servido para blanquear dineros, y que hoy son objeto de medidas cautelares de extinción de dominio.


LOS ASESINATOS

Mauricio Parra Rodríguez fue capturado hace 13 días en el Aeropuerto Eldorado de Bogotá. La Fiscalía le imputó los delitos de lavado de activos y enriquecimiento ilícito, y recibió medida de aseguramiento que deberá cumplir en la cárcel. Adicionalmente, fue judicializado como presunto responsable del homicidio de Jhonny Alonso Orjuela Rueda, propietario de los almacenes Surtifruver de la Sabana, cuyo crimen ocurrió el 20 de octubre de 2016 en Bogotá.

Lo que se supo del crimen del comerciante huilense, Jhonny Alonso Orjuela Rueda, fue que su socio Mauricio Parra Rodríguez lo habría asesinado por diferencias que tuvieron en los negocios.

Precisamente uno de los bienes ocupados por la Fiscalía y el Ejército es un predio rural en el barrio Mochuelo, en el sur de Bogotá, donde se iba a realizar un cultivo de arándanos, negocio que supuestamente se convirtió en disputa entre Parra Rodríguez y el dueño de Surtifruver de la Sabana.

EL CRIMEN EN PITALITO

Las investigaciones adelantadas por la Fiscalía General de la Nación sobre el homicidio del abogado, líder social y expersonero de Pitalito, Luis Gerardo Ochoa, ocurrido el 6 de abril del presente año, permitieron establecer que Mauricio Parra Rodríguez, también habría tenido participación en este crimen.

El abogado Ochoa fue asesinado en su oficina en Pitalito, al parecer porque se convirtió en el defensor de un grupo de casi 400 víctimas de una supuesta estafa por una urbanizadora ilegal, proyecto al que al parecer está vinculado el presunto testaferro de las Farc Mauricio Parra Rodríguez.

Precisamente durante el fin de semana fueron capturados por el CTI de la Fiscalía cuatro de los señalados determinadores del asesinato y dos de los presuntos autores materiales del crimen del abogado laboyano, Luis Gerardo Ochoa, quienes ante un juez de control de garantías de Neiva fueron imputados por los delitos de homicidio y porte ilegal de armas, y recibieron medida de aseguramiento en centro carcelario.

Los capturados como determinadores del crimen del abogado Luis Gerardo Ochoa son César Sierra, representante legal de la Constructora Soginco, una de las sociedades ocupadas a Mauricio Parra Rodríguez, y según las evidencias, uno de sus socios principales; Édgar Núñez, pastor de la iglesia cristiana La Voz de Dios y exsecretario de Planeación de Pitalito; Mario Colorado, pastor de la iglesia cristiana La Voz de Dios; Mauricio Ortiz, contratista de la Alcaldía de Pitalito.

Los dos indiciados autores materiales fueron identificados como Mauricio Murcia Orjuela, alias ‘El Duende’ y Stewart Santacruz, alias ‘La Muerte’.

El ‘Quesero’ o el ‘Gusta’ fue vinculado a la investigación como presunto autor intelectual.

Mauricio Parra Rodríguez era una figura reconocida a nivel nacional, en su oficina en una pared tenía colgadas fotos con personajes de la vida nacional, como el exprocurador Alejandro Ordóñez y los hijos del expresidente Uribe.

 

Las propiedades ocupadas 

Entre las propiedades ocupadas con fines de extinción de dominio a Mauricio Parra Rodríguez, que ascienden a 57 mil millones de pesos, hay un grupo de oficinas en un sector exclusivo en el norte de Bogotá, cinco vehículos, tres lotes donde se iban a desarrollar proyectos urbanísticos en Ibagué (Tolima) y Pitalito (Huila), con sus respetivas licencias al día; 14 predios rurales entre fincas y terrenos; dos apartamentos y garajes.

De igual manera figuran establecimientos comerciales como peluquerías y 10 sociedades, algunas eran constructoras, de venta de vivienda y acabados, y supuestamente servían de fachada para lavar activos obtenidos a través de actividades ilícitas. Estas sociedades son:

 

  • Soginco Acabados S.A.S
  • Sogingo Apartamentos S.A.S
  • Sogingo Centro Empresarial
  • OCC Constructora S.A.S
  • Agroexpress S.A.S
  • Banco de Predios Pitalito
  • Banco de Predios S.A.S
  • Profesionales 2.000 Ltda.
  • Profesionales 2.000 S.A.S
  • Cartagena Beach Jet Ski

 

El enriquecimiento

Mauricio Parra Rodríguez y César Alberto Sierra, formaron una sociedad con tan solo un millón de pesos como capital, un año después ya los activos superaban los 12 mil millones de pesos.

Su primer negocio fue Sogingo Apartamentos S.A.S., constituida por Mauricio Parra Rodríguez y César Alberto Sierra, capturado por el presunto homicidio del expersonero de Pitalito, con un capital social de un millón de pesos, el 3 de junio de 2016. Al cierre del ejercicio y con base en la declaración de renta de ese año y en la renovación de matrícula mercantil, la compañía reportó activos por $12.399’660.000, dinero supuestamente inyectado a través de la compra de tres predios en Pitalito donde pretendían realizar proyectos de construcción de vivienda.

 

Uno de los bienes es el Banco de Predios de Pitalito.

Predios en Pitalito, Garzón y Campoalegre le fueron confiscados a  Mauricio Parra Rodríguez.

En Cali y Bogotá también le figuraban propiedades.

Mauricio Parra Rodríguez, presunto testaferro de las Farc.

Mauricio Parra junto a Jerónimo Uribe, hijo del expresidente Álvaro Uribe Foto archivo particular.

Mauricio Parra con Alejandro Ordóñez, exprocurador General de la Nación y precandidato presidencial para 2018. Foto archivo particular.

Comentarios