Luis Enrique Dussán, presidente del Banco Agrario.

CLAUDIA MARCELA MEDINA GARCIA

gerenciageneral@lanacion.com.co

Después de varios meses de haber estallado el escándalo del préstamo de los 120 mil millones de pesos del Banco Agrario al Consorcio Navelena el 12 de noviembre del 2015, relacionados con la segunda fase de la Ruta del Sol y cuyo dueño es la multinacional Odebrecht, el Presidente del Banco Agrario, Luis Enrique Dussàn aseguró que en las próximas semanas Banagrario recibirá en sus cuentas una suma superior a los 155 mil millones de pesos pues la liquidación se encuentra en la etapa final. Esto coincide con las declaraciones de hace un mes ante el Congreso de la República hizo el director de Cormagdalena Alfredo Varela quien aseguró al respecto, que “la plata no está perdida, esos recursos no se han perdido, incluso lo de los trabajadores”.

Pese a la recuperación de los recursos, el Banco ha quedado con secuelas profundas sobre la manera como se aprobó este crédito, llevándolo a despedir seis personas, aumentar los controles en sus áreas, analizar el préstamo para grandes clientes, revisar si se priorizan o no proyectos de infraestructura que actualmente están frenados.

-¿Qué ha pasado con los 120 mil millones de pesos que le prestó el Banco Agrario a Navelena, después de haber estallado el escándalo nacional?

:Lo hemos dicho desde el principio. Es un crédito con las garantías suficientes, una situación que se hizo antes de mi llegada pero debo asumir el manejo del tema y nos hemos concentrado en garantizar la recuperación de los recursos, hemos hecho toda la debida diligencia por la vía de las garantías fiduciarias, por la vía de los pagarés del cobro jurídico, por la vía de la gestión del cobro de Navelena, esta es una entidad que se crea para desarrollar el proyecto de navegabilidad del Río Magdalena, un proyecto de una gran envergadura y que de hecho mayor parte de su financiamiento era con recursos públicos, de vigencias futuras, de regalías y de entidades territoriales. El Banco Agrario lo que hizo fue un crédito puente para la etapa de pre-construcción de 120 mil millones, estaba previsto que el crédito se pagaría  en el cierre financiero pero de no darse, que fue lo que sucedió al final, por todo el escándalo internacional de Odebrecht y que por eso se corrieron los bancos que iban a hacer el cierre financiero, estaba previsto que el pago se haría con la terminación anticipada del contrato de asociación público- privada entre Cormagdalena y Navelena, que es lo que sucedió.

-Es decir, ¿El Banco Agrario no perdió esa plata?

:Cormagdalena toma la decisión de declarar la caducidad de ese contrato y se inicia una etapa de liquidación, donde está claro que el Banco entra como primer beneficiario de los recursos; está claro que el dinero suficiente para ese pago, está en la fiducia- fiduoccidente que es quien emitió las garantías, pero se tiene que dar la liquidación del contrato para poder determinar cuál es la disponibilidad final de recursos teniendo en cuenta qué avances de obra alcanzó a hacer Navelena; entonces viene un proceso con una interventoría de Cormagdalena validando toda la facturación para determinar al final qué había hecho hasta ese momento. En la liquidación estamos en la etapa final, ya Cormagdalena hizo una propuesta de liquidación a Navelena y ésta a su vez hizo unas observaciones, Cormagdalena ya hizo un ajuste y estamos ya en la etapa final para saber si la liquidación la van a hacer de mutuo acuerdo o unilateral por parte de Cormagdalena.

-¿Usted está asegurando que los recursos no se perdieron y que entrarán en las próximas semanas a las cuentas del Banco Agrario?

:En cualquiera de los dos casos se hará la liquidación y en ese momento Cormagdalena da la orden a la fiduciaria para que traslade de una sub-cuenta a otra los recursos y se dé el pago al Banco Agrario. Nosotros creemos que en pocas semanas estaremos recibiendo el pago no solo de los 120 mil millones de capital sino los intereses corrientes y moratorios que son bien altos. De hecho, la deuda ya supera los 155 mil millones de pesos, es decir, vamos a recibir 35 mil millones adicionales al capital.

-¿Por qué se insiste tanto en que la plata no está y no se va recuperar?

Siempre ha estado, yo creo que aquí hay un tema político del que prefiero no incursionar en una discusión de ese tipo. Las cosas han sido claras para nosotros.

 

-¿Usted cree entonces que se hicieron bien las cosas en el Banco prestándole la plata a Navelena?

:No soy yo el indicado para evaluar eso, lo que hicimos junto con la Junta Directiva es tomar la decisión de pedir la auditoría interna del banco, que se hiciera una evaluación exhaustiva de todo el proceso de ese crédito. La auditoría se hizo, presentó un informe que se lo entregamos a los organismos competentes (Contraloría, Fiscalía y Procuraduría); creo que son ellos los llamados a determinar que se hizo bien y que no. Lo que sí insisto es que es un crédito que estaba completamente garantizado y que la plata se va a recuperar.

-¿Cuántos despidos se hicieron producto de ese crédito?

:Sí, se tuvieron que hacer movimientos porque hubo unas imputaciones de cargos por parte de la Fiscalía, lamentablemente no es fácil tener en una entidad pública personas que estén en esta situación, así parezca injusto que se esté prejuzgando; finalmente serán los organismos competentes los que determinen. Por lo pronto si hubo una decisión del banco, tanto de la Junta Directiva como de la Administración de desvincular a las personas que estaban en esa situación. Hay 6 personas que estuvieron directamente implicadas.

-¿El banco tuvo que tomar otras decisiones?

:Sin duda una situación de éstas lleva a extremar controles, incluso hay una modificación para créditos a grandes clientes. Al interior de la entidad se genera una actitud mucho más prevenida con ese tipo de crédito y eso ha puesto un poco lento ese tipo de operaciones. Pero el tema central del Banco Agrario es el sector agropecuario y especialmente los pequeños productores y en eso nos hemos concentrado desde el primer día que llegué aquí porque ese es mi foco. El crecimiento en crédito para el pequeño productor ha sido impresionante, más del 50 % comparando a enero-agosto del año pasado con el de este año.

-¿Dentro de los cambios el banco evaluará si continúa haciendo préstamos para temas de infraestructura, como carreteras, aeropuertos, etc.?

:No está cerrado el tema, pero sí estamos en discusiones en la Junta Directiva del con relación al riesgo que debe asumir el banco; porque no hay que olvidar que es el único banco de poder estatal que queda en Colombia y que hay otros sectores que seguramente el Estado estaría interesado en ayudar a dinamizar. La infraestructura es uno de los temas centrales para la competitividad; la navegabilidad del Río Magdalena, por ejemplo, lo es. Lo que ha pasado no le resta la importancia a este tipo de proyectos que requiere el país pero es una discusión que tendrá que tomar el alto Gobierno en su momento, de qué tanto se sigue sumando otros sectores desde el Banco Agrario. Por lo pronto, estas áreas se han frenado un poco, estamos enfocados en el sector agropecuario.

 

-Hablemos de resultados. ¿Cómo va el desembolso de créditos en el país y en el Huila?

:Los resultados bastantes importantes, en el país tenemos: 3,98 billones de pesos para 376 mil clientes de los cuales 2,8 billones han sido para el sector agropecuario – rural para 289 mil clientes y para pequeños productores 1,6 billones que corresponden a 248 mil clientes. En el caso del Huila realizamos desembolsos en el departamento del Huila por $286 mil millones, a través de 75.142 operaciones, de los cuales $237 mil millones fueron destinados al sector agropecuario, a través de 37 mil obligaciones y de ese monto $119 mil se dirigieron a pequeños productores, en 30.756 obligaciones.

-¿Cómo va la cartera?

:En agosto cerramos con una cartera de 13.3 billones en 1 millón 057 mil clientes. En sector agropecuario y rural,  9, 5 billones en 861 mil clientes, en pequeño productor, la cartera está en 5,2 billones en 783 mil clientes. Aquí tenemos un índice de cartera vencida del 7,6%.

-¿Y el Huila cómo se ha comportado?

:La cartera del departamento del Huila al cierre de agosto de 2017, alcanzó los $777.114 millones, representados en 129.191 obligaciones, la cartera agropecuaria se situó en $653.751 millones, representados en 107.752 obligaciones y la cartera de Pequeños Productores en el Huila asciende a $450.543 millones, representada en 100.731 obligaciones.

-¿Todas esas cifras qué significan para el sector agropecuario del país?

:Uno, que el Banco Agrario atiende cerca del 98% de los créditos del pequeño productor agropecuario en Colombia. Dos, que estamos cubriendo casi la tercera parte de los campesinos de Colombia en pequeños productores. Tres, que falta mucho por hacer. Se habla que Colombia tiene 12 millones de campesinos dividido por cuatro, son tres millones de familias campesinas y estamos atendiendo un millón.

-¿Los sectores en el Huila jalonadores de recursos y los municipios más beneficiados?

:Principales sectores: el Café ($81.500 millones); Arroz ($66.200 millones); Ganadería ($14.450 millones); Frutales ($15.800 millones); Plátano ($3.700 millones). Y en cuanto  los municipios: Neiva: $95.000 millones, Pitalito: $23.400 millones,      La Plata: $12.600 millones, Acevedo: $12.000 millones, Garzón: $11.400 millones, San Agustín: $8.700 millones.

-¿Cómo está la cobertura del Banco Agrario?

:Hemos hecho un gran esfuerzo de relacionamiento con los productores y estar más cerca. Aquí hay varias iniciativas que están en curso, abrir nuevas oficinas, el banco abría dos oficinas por año históricamente, sacamos un modelo de “Banco Agrario más Cerca”, lo que planteamos es hacer 96 oficinas en dos años y lo vamos hacer en este año. En el país contamos con contamos con una red de 754 oficinas ubicadas en 732 municipios de todo el país; 5.078 Corresponsables Bancarios y 2.225 Cajeros automáticos, que nos permiten tener cobertura del 96% en todo el territorio nacional. Tenemos 83 oficinas extendidas bajo la modalidad de 2Banco Agrario más Cerca”, de las cuales 40 están ubicadas en zonas de posconflicto. Es decir, que somos el único Banco con presencia en 463 municipios del país y tenemos previsto abrir 35 nuevas oficinas tradicionales. Para el caso del Huila contamos hoy con 36 oficinas tradicionales, 117 Corresponsales Bancarios, 57 cajeros automáticos y 3 Oficinas Extendidas las cuales están ubicadas en: Corregimiento de Belén – La Plata, Corregimiento de Vegalarga, zona rural de Neiva y Corregimiento de San Adolfo Acevedo – zona de posconflicto.

-¿Y vendrán más?

:El Banco Agrario de Colombia abrirá próximamente oficinas tradicionales en el corregimiento de Bruselas (Pitalito), el próximo 27 de septiembre, así  como en Surabastos (Neiva) y en el municipio de Palermo, que es en el único municipio del Huila en donde aún no tenemos oficina. Esta apertura de oficinas, corresponsales bancarios obedece a políticas de Posconflicto, estamos abarcando las zonas denominadas transitorias para la reincorporación y las zonas donde se están haciendo la sustitución de cultivos ilícitos.

-¿En temas de posconflicto el banco está prestando dinero a los reincorporados?

:No. Estamos haciendo formación e inclusión en educación económica y financiera agropecuaria, ahorro y aperturas de cuentas. Nosotros estamos haciendo los pagos que definió el Gobierno para los reincorporados que tiene que ver con una mensualidad no mayor a dos años creo, mientras consigue empleo y se estabiliza y también a las familias que están sustituyendo los cultivos ilícitos por actividades productivas diferentes a las ilícitas. Nosotros en termino de formación financiera además de posconflicto es un propósito nosotros en el 2016 hicimos 22 mil capacitaciones y el salto es llegar a 600 mil, porque a mi juicio es un tema central porque el perfil de nuestros clientes requiere que el sistema financiera haga un esfuerzo mayor.

-¿Qué es ‘Agrolisto’ y qué beneficio tiene para nuestros productores?

:Hemos disminuido en tiempo de respuesta de aprobaciones de crédito. Lanzamos ‘Agrolisto’ que es un programa muy importante, dirigido a pequeños productores y a los más cumplidos, los estamos premiando con un crédito listo, sin trámites y con una tasa menor que en el mercado. Son 240 mil pequeños productores que resultaron ser los mejores clientes del Banco y el mensaje que queremos dar es que “ser buena paga si paga”.

-Financieramente ¿cómo está el banco?

:Bien, pero no estamos cumpliendo la meta que nos propusimos este año. Apenas se genere el pago de Navelena vamos a quedar casi en el 100% del cumplimiento de la meta, por un lado la cartera vencida nos pega en el PyG de manera importante, no es un tema fácil. Tenemos un tema de captaciones, este es un banco que no ha sido captador, ha sido un banco colocador y eso es porque ha tenido un fondo garantizado y barato de muchos años. Nosotros manejamos 5 billones en depósitos judiciales, somos un monopolio, pero ahora nos pusieron a pagar intereses por eso; y por otro lado, el redescuento de Finagro, que es el sistema nacional de crédito pero Finagro le recoge a bancos privados y nosotros cogemos recursos de ahí para colocar crédito; eso nos pesa también como 5 billones más. Eso ha hecho que el Banco Agrario no sea como la mayoría de los demás bancos. Financieramente es un banco sólido, con una muy buena liquidez, un banco que no tiene ningún problema, no tiene dificultad en crecer en cartera, con un importante margen de solvencia, tenemos gran capacidad de seguir colocando créditos.

El presidente del Banco Agrario, en entrevista con Claudia Marcela Medina García, gerente general del Grupo Informativo LA NACIÓN.

Comentarios