FERNANDO POLO/LN

corresponsales@lanacion.com.co

Con los primeros aguaceros que cayeron anunciando la llegada de la segunda temporada de lluvias se prendieron las alarmas en el departamento, debido a que en la primera temporada se presentaron avalanchas y deslizamientos que dejaron grandes pérdidas materiales, varios muertos y afectación en la infraestructura de acueductos.

Entre los municipios más afectados y que aún no logran reponerse están: Algeciras, Campoalegre, Rivera, Santa María y Colombia, sin embargo algunos municipios no han elaborado su plan de contingencia para enfrentar la nueva ola de lluvias.

Según Isabel Hernández, directora de la Oficina  Departamental para la Gestión del Riesgo de Desastres del Huila, el departamento ha hecho todos los esfuerzos para responder ante las eventualidades ocasionadas por el clima, pero los municipios están en la obligación de elaborar a través de los Comités Municipales de Gestión del Riesgo los planes de contingencia para responder acertadamente ante cualquier eventualidad que se pueda ocasionar por culpa de las lluvias.

“Como es de conocimiento general y como lo informó la  Oficina  Departamental para la Gestión del Riesgo de Desastres del Huila, ya nos encontramos atravesando la segunda temporada de lluvias del año, que nos acompañará hasta diciembre y cuyo pico más alto se calcula para los meses de octubre y noviembre”, señaló la directora de la Oficina  Departamental para la Gestión del Riesgo de Desastres del Huila, Isabel Hernández.

La funcionaria hizo especial énfasis en los planes de contingencia que deben tener los municipios para enfrentar la ola invernal, se quejó de algunos Comités Municipales de Gestión del Riesgo que a la fecha no han enviado ese documento, que es indispensable para tener una ruta a seguir en caso de una emergencia, que con toda seguridad y según el historial de algunos municipios se van a presentar por los fuertes aguaceros.

“Teniendo en cuenta que se aproximaba la temporada de lluvias el Gobierno Departamental con anterioridad realizó una capacitación dirigida a todos los Consejos Municipales de Gestión del Riesgo, estuvimos con el equipo de la oficina capacitándolos para que aprendan como se formula un plan de contingencia para lluvias, para que puedan garantizar las acciones necesarias en la repuesta a una emergencia”, advirtió Hernández.

Pero no todos los municipios tuvieron en cuenta esta advertencia y a pesar que estuvieron en la capacitación, a una semana de haber iniciado la temporada de lluvias todavía siete aún no tienen los planes de contingencia.

“El rol del departamento es apoyar a los municipios, complementarlos para que se puedan organizar y atender una emergencia, pero no es responsabilidad del departamento hacerles el trabajo porque el trabajo tiene que ser hecho directamente por cada uno de los Consejos Municipales de Gestión del Riesgo, que son los que identifican cada uno de los escenarios de situación de riesgo”, aseguró Isabel Hernández.

Agregó, que la Gobernación del Huila ya tiene el plan de contingencia para la segunda temporada de lluvias, el cual fue aprobado por el Consejo Departamental del Riesgo de Desastres, que es presidido por el Gobernador.

MUNICIPIOS MÁS VULNERABLES

Entre los municipios más vulnerables a las inundaciones y deslizamientos ocasionados por lluvias están Algeciras, Campoalegre, Rivera, Santa María y Colombia, entre otros, que en la primera temporada que se presentó iniciando el año sufrieron graves afectaciones de las que todavía no se han recuperado en su totalidad.

En el caso de Campoalegre y según el alcalde Aldemar Gutiérrez, la recuperación de los daños que dejaron las crecientes del río Neiva y la quebrada Ríofrio en la temporada de lluvias anterior van en un 80 y 70% respectivamente, en lo que respecta al encausamiento y canalización de algunos tramos. Por lo que sería nefasto que se volvieran a presentar grandes crecientes en esta temporada en estos afluentes.

“Estamos gestionado recursos para el tema de la intervención de río Neiva y la quebrada Ríofrio que es la que suerte el acueducto de Campoalegre. Con el apoyo de la Gobernación ya conseguimos doscientos millones de pesos para intervenir algunos tramos de río Neiva que estaban colmatados y pueden ocasionar problemas de inundaciones”, explicó el alcalde de Campoalegre Aldemar Gutiérrez.

Destacó que para intervenir la quebrada Ríofrio que es la que le ha ocasionado los problemas de inundaciones al municipio ya tienen 7.500 millones de pesos para iniciar trabajos de canalización y dragado.

“En la quebrada Ríofrio vamos canalizar un tramo de 350 metros entre el puente de la carrera séptima hasta el puente de la carrera once. Además gestionamos 3.000 millones de pesos para dragar y profundizar la quebrada dos metros en una longitud de 1.5 kilómetros y colocarle jarillones”, aseguró el acalde Aldemar Gutiérrez.

Con respecto a la prevención para evitar que se presenten pérdidas humanas en caso de otra avalancha, el mandatario dijo que se está organizando un simulacro de evacuación por inundación para que la gente sepa que debe hacer en caso que se presente una emergencia como la sucedida en febrero pasado.

“Hemos estado informándole a la comunidad para que estén atentos a una emergencia por inundaciones y ampliamos el tiempo de la calamidad pública para poder atender casos excepcionales en los que todavía no se ha podido ejecutar la inversión”. Aseveró el mandatario de los campoalegrunos.

No obstante, la Oficina  Departamental para la Gestión del Riesgo de Desastres del Huila, advirtió a todos los mandatarios de los municipios para que estén atentos y evitar calamidades por la segunda temporada de lluvias del año que ya empezó y que se ha sentido con más fuerza en el sur del Huila.

La temporada de inicio de año dejó grandes afectaciones en municipios como Campoalegre, Rivera y Algeciras.

Comentarios