LA NACIÓN, Neiva

Dos metros fue lo que corrió malherido Julián Eduardo Vargas a quien otro sujeto le pegó un balazo con un arma artesanal, luego de una riña que sostuvieron. El homicida ya estaría identificado por las autoridades de Policía Metropolitana de Neiva.

El homicidio del hombre de 28 años de edad, tuvo lugar ayer en la calle 83 con carrera 9 del barrio José María Carbonell, comuna Nueve de la capital huilense.

El asesinato

Según lo que indicó un testigo, los dos sujetos habían salido discutiendo, por lo que el victimario enfadado, se fue a toda velocidad a su vivienda de dónde sacó el arma y al alcanzar a Julián le disparó a un costado del cuerpo y emprendió la huida.

Malherido, Vargas corrió cerca de dos metros con la mano en la herida, hasta que cayó en medio de la vía, mientras la vida se fue escapando lentamente de su cuerpo hasta que falleció.

A los pocos minutos, uniformados de la Policía, llegaron a atender el hecho, pero ya no había nada que hacer.

El dolor

Las únicas palabras que dijo la madre de Vargas, fueron “mi hijo no, no lo puedo ver así”. Mientras que una allegada trataba de controlarla, pero fue inevitable el llanto entre sus demás familiares.

Más tarde, llegó la Unidad de Criminalística de la Policía, realizó el registro fotográfico del cuerpo y lo trasladó a las instalaciones de Medicina Legal para los trámites de rigor.

Comentarios