Por: Revista Semana. 

El cerebro de DMG, del que no se tenían noticias,  asegura en una grabación que su extradición fue ilegal y provocó el fin de su matrimonio y la violación del derecho a la familia.

Pocas noticias se tenían de David Murcia Guzmán, aquel hombre que hace más de diez años prometió a millones de colombianos multiplicar sus ahorros, primero en el sur del país, y luego expandió sus promesas por todo Colombia. Es el creador de la firma DMG, una captadora ilegal de dinero que terminó defraudando a miles de personas.

Murcia Guzmán, nacido en Ubaté, fue capturado en Panamá en noviembre del 2008 y en enero del 2010 fue extraditado a Estados Unidos, donde aceptó cargos por lavado de activos. Fue condenado a nueve años de prisión

El cerebro de DMG permanece recluido en la prisión Moshannon Valley, en Pensilvania, y está próximo a cumplir su condena. Incluso, se habla que en los próximos días podría comenzar un trámite de deportación al país.

Este fin de semana se volvieron a tener noticias de Murcia Guzmán. Desde la prisión y a través del perfil de Facebook de una cuenta denominada ‘Familia DMG’, creada para enviarle mensajes de aliento, confirmó la noticia de su divorcio. Y aprovechó para responsabilizar al Gobierno colombiano de haber perdido su familia.

Murcia estaba casado con Johanna Ivette León Bermúdez, pero su relación terminó hace dos años. “En mi caso también me fue violado el derecho a la familia. Me separaron. Me hicieron una extradición totalmente ilegal. El Gobierno colombiano aprobó una extradición que nunca se ha debido haber aprobado, y de esa manera se me separó de mi familia, acabaron mi relación con Johanna”, dice Murcia en el video.

Al parecer no se conocía la noticia pues el propio Murcia Guzmán se encargó de confirmarla. “Es oficial que no tenemos nada. Estamos en trámite de divorcio”.

La pareja tomó la decisión hace dos años. “Venía mal la relación, mala comunicación”. Pero fue este año donde ambos decidieron poner fin a su relación.  “Porque al estar tanto tiempo separados pues llegamos a común acuerdo de que la relación se había acabado por tantos años separados. Son cosas que son culpa del gobierno colombiano”.

Murcia asegura que el Gobierno de Estados Unidos no aprobó las visas para que su mujer y sus hijos lo visitaran.  “Son muchos los derechos que me fueron violados”.

Comentarios