Este ha sido considerado uno de los fenómenos naturales más devastadores  de 2017  de estos dos países, sobre todo para Irán donde se reporta la mayor cantidad de muertos. Los organismos de socorro siguen buscando sobrevivientes. Cifra de fallecidos supera los 400.

 Los reportes ya dan cuenta de al menos 410 personas fallecidas y cerca 7000 heridos tras el catastrófico terremoto que sacudió la frontera entre  Irak e Irán. Este último país es donde se reporta la mayor cantidad de muertos con una cifra de 395  víctimas mortales, y más de 6.700 heridos.

En Irak, el terremoto fue menos devastador, este país ha reportado como balance oficial 8 personas fallecidas y cerca de 400 heridos. Minuto a minuto mientras se remueven los escombros en busca de sobrevivientes, se siguen sumando  víctimas al reporte oficial de muertos. No obstante, los organismos de socorro que trabajan sin descanso,  siguen con la esperanza intacta de encontrar milagros en medio de la tragedia.

Según varios medios de comunicación locales, una mujer y un bebé fueron rescatados vivos  entre los escombros en horas de la  mañana de ayer.

El sismo de magnitud 7,3 sacudió el domingo por la noche el oeste de Irán y varias regiones iraquíes. El epicentro del temblor, había sido situado inicialmente del lado iraquí de la frontera, no obstante, ayer,  fue ubicado, en Irán,  a unos 50 km al norte de Sar-e Pol-e Zaham, la ciudad más afectada por el sismo,  donde murieron 236 personas.

‘Movilizar todas las ayudas’

El ayatolá Alí Jamenei, guía supremo Iraní,  ordenó al gobierno y a las fuerzas de seguridad movilizar todos los recursos  para ayudar a la población afectada por el trágico suceso natural.

Este que ha sido considerado uno de los terremotos más devastadores de la historia reciente de Irán e Irak, sacudió  todas las provincias de Irak, mientras que en la capital, Bagdad, se sintió durante aproximadamente  unos 20 segundos.

Según informaron las autoridades, al terremoto lo siguieron cientos de temblores y réplicas, los más fuertes de hasta 4,7 grados en la escala de Ritcher.

Centenares  de ambulancias y helicópteros del ejército, fueron movilizados para operaciones de rescate, en particular en las zonas rurales.  Las autoridades distribuyeron carpas, frazadas, alimentos y agua en diferentes ciudades.

Por redes sociales, circulan cientos de fotografías y videos que dan cuenta de la magnitud del fenómeno natural, edificios derrumbados, vehículos aplastados y el pánico de los habitantes afectados, dejan entrever la tragedia.

Las escuelas permanecerán cerradas el lunes en varias provincias iraníes fronterizas con Irak afectadas por el sismo.

 

 

 

 

 

 

Comentarios