LA NACIÓN

corresponsales@lanacion.com.co

Ayer, a instancias de la Agencia Nacional de Licencias Ambientales, Anla, en Bogotá, el gobernador del Huila Carlos Julio González Villa hizo fuertes advertencias a la multinacional Emgesa por el incumplimiento de las compensaciones prometidas al departamento a cambio de la construcción de la represa de El Quimbo.

Acompañado de los congresistas huilenses Flora Perdomo, Héctor Javier Osorio y Rodrigo Lara Restrepo, el mandatario de los huilenses le pidió además a la Anla revisar las solicitudes realizadas en el marco de la audiencia pública celebrada el año pasado en el municipio de Garzón. Y con base en los resultados, “se pronuncien de fondo como autoridad ambiental y supervisor del proyecto para que se declare la moratoria en el cumplimiento de las obligaciones que se encuentren vencidas hace más de 12 meses”.

“Es necesario que se conmine al dueño del proyecto hidro-eléctrico para que cumpla con todas obligaciones y se apliquen las sanciones correspondientes a Emgesa en aquellos eventos en que se demuestre la persistencia negativa en el cumplimiento de las obligaciones contenidas en la Resolución a través de la cual se otorgó la licencia ambiental para El Quimbo”, agregó el gobernante regional.

También instó al Gobierno Nacional a cumplir con las obligaciones de su competencia frente a la compra de tierras, calidad de agua y reforestación.

“A la Agencia Nacional de Licencias Ambientales también se le solicitó crear una mesa interinstitucional de seguimiento y verificación de las obligaciones de Emgesa frente al proyecto hidroeléctrico conformada por autoridades regionales, la Contraloría General, la Procuraduría, la Fiscalía, la Defensoría y organismos internacionales”, expresó el gobernador González Villa.

SOLICITUD A ORGANISMOS DE CONTROL

En su vehemente declaración, el Gobernador del Huila llamó la atención de la Fiscalía, la Procuraduría y la Contraloría para que investiguen las responsabilidades penales, disciplinarias y fiscales alrededor del caso El Quimbo. “A la Procuraduría porque se requiere la verificación de la legalidad de la licencia ambiental y sus 95 modificaciones y las posibles violaciones a los derechos humanos contenidas en las peticiones elevadas a la Anla. A la Contraloría una investigación sobre la presunta responsabilidad fiscal que se derive de la implementación del proyecto hidroeléctrico en bienes de la Nación, disposición del recurso hídrico, recurso arqueológico, sísmico y de riesgo al Huila. Y la Fiscalía para que examine presuntas violaciones de los bienes jurídicamente tutelados por el Estado relacionados con el proyecto, entre ellos, desplazamiento forzado e indebida utilización de la figura de la utilidad pública”.

MÁS SOLICITUDES

Además de pedir que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, investigue presuntas violaciones de derechos humanos alrededor de la construcción de El Quimbo, el gobernador Carlos Julio González exigió que Emgesa no dilate más la restitución de la actividad productiva a los compensados y a los posteriores incorporados en el censo.

Y una petición más: que la multinacional asuma el costo de los estudios técnicos para determinar la realidad sísmica del proyecto El Quimbo, así como de las acciones y medidas de contingencia para mitigar un posible riesgo.

“También solicitamos suspender la ejecución del proyecto hasta tanto no se encuentren cumplidas las compensaciones y medidas ambientales”, concluyó el Gobernador.

¿QUÉ DICE LA ANLA?

“Empezaremos a trabajar para mirar qué obstáculos hay y cómo podemos solucionarlos. Quedamos con la tarea de revisar los escritos y las evidencias que entregó el Gobernador y las comunidades para definir las acciones a que haya lugar y posteriormente expedir los actos administrativos correspondientes”, dijo la directora de la Anla, Claudia González, al término de la reunión de ayer.

La Gobernación del Huila, según la funcionaria, quedó con la tarea de enviar una información y trabajar conjuntamente en varios temas, entre ellos, el de posibles riesgos.

 

Comentarios