Para muchos e incluso todos los colombianos era la reina, tenía todo para ser la Miss Universo, pero por cosas del destino le faltó poco para alcanzar el sueño. Pero sin duda alguna  Laura González brilló con luz propia e hizo un destacado papel en este que reúne a las más bellas del planeta.

Durante toda la competición esta hermosa mujer de 22 años de edad, se destacó por su alegría, su sonrisa, su picardía, su carisma y demás virtudes que la hicieron grande y resaltar en el grupo de beldades.

Este domingo en la velada de elección y coronación dio todo de sí, se esforzó al máximo, se lució en pasarela y como era de esperarse, por su belleza exótica llegó hasta la final.

Solo las dos preguntas con el jurado hicieron la diferencia, al parecer no fue como se esperaba y la sudafricana Demi-Leigh Nel-Peters sacó la ventaja y al final se quedó con la corona.

Al final después de mucho sufrimiento de los nacionales que estaban viendo la transmisión en televisión, la colombiana Laura González fue coronada como virreina universal y la jamaiquina Davina Bennet quedó como princesa.

Esta edición del concurso de belleza introdujo por primera vez una selección por zonas geográficas: cuatro de Europa, cuatro de Asia/Pacífico y cuatro de América, a las que se sumaron otras cuatro jóvenes más que eligieron los seis miembros del jurado.

De las 16 finalistas se eliminaron 6 en una primera fase y quedaron 10, entre las que estaban Venezuela, España, Brasil y Colombia.

La venezolana Keysi Sayago logró pasar el último corte de cinco, pero solo Laura González se clasificó para la final, aunque tuvo que conformarse con el segundo puesto.

Al final quedaron solo cosas positivas, una vez más el nombre del país y la belleza de sus mujeres está por lo más alto. No hay duda que Laura tiene mucho futuro y que ahora como lo fue antes Venezuela, Colombia es un referente de reinas en todo el mundo.

Comentarios