Según la tesis del Gobierno Nacional, las circunscripciones especiales de paz no se han hundido y la suspensión de tres senadores por líos con la justicia podría darle el visto bueno al proyecto. Consejo de Estado tendría que resolver el dilema.

 

El proyecto de circunscripciones especiales de paz que pretende ampliar  16 curules más en la Cámara de Representantes,  para que víctimas del conflicto y representantes de organizaciones sociales de municipios del país afectados por la guerra, puedan tener representación en el Congreso, tiene en vilo a todo un país, por la confusión normativa en la que se vio envuelto.

Ayer durante la votación en el Senado de la República que buscaba la aprobación del proyecto, y que duró abierta cerca de 20 minutos, se dio un resultado de 50 votos positivos y 7 negativos, 45 senadores estaban ausentes. Hasta ahí el proyecto de circunscripciones especiales de paz estaba hundido y la polémica estaba encendida.

No obstante, el Gobierno Nacional se resistió a dejar morir las circunscripciones que se tramitaron en ‘Fast Track’ y encontró una posible salida que estaría dando vía libre a las 16 nuevas curules en Cámara.

Una sentencia de la Corte Constitucional, con ponencia de la magistrada María Victoria Calle, señala que las mayorías del Congreso para votar, se determinan por la mitad de los integrantes del Senado. De ser 102 los actuales senadores, se necesitaban 51 votos para pasar. El proyecto obtuvo 50 positivos, le faltó uno.

No obstante el ministro del Interior, Guillermo Rivera, asegura que en este momento no son 102 los senadores habilitados sino 99, porque tres de ellos se encuentran presos por corrupción.

“Mayoría absoluta es frente a los integrantes del @SenadoGovCo, hoy solo hay 99 senadores habilitados. La mayoría son 50 votos, es decir se aprobaron las #CircunscripcionesDePaz”, dijo el ministro en su cuenta de Twitter.

Esto en relación a la suspensión de los congresistas bajo la figura de Silla Vacía, Musa Besaile, Bernardo ´Ñoño’ Elías y Martín Morales que se encuentran privados de la libertad; los dos primeros están siendo procesados en la Corte Suprema de Justicia por corrupción, y el último, por parapolítica, homicidio y delitos relacionados con narcotráfico.

De acuerdo con el Gobierno el proyecto de circunscripciones de paz no fue archivado, sino que, por el contrario, logró las mayorías en el Senado para que fuera aprobado y pase, de inmediato, a revisión de la Corte Constitucional.

Al cierre de esta edición, aun no se había dado un concepto final por parte del Senado con respecto al destino del proyecto, sin embargo,  el Consejo de Estado tendría que resolver finalmente el dilema.

 

 

Comentarios