LA NACIOÓN

corresponsales@lanacion.com.co

La Fiscalía capturó en Neiva al reconocido empresario del sector automotriz, Hernando Falla Duque por supuestos vínculos con las desmovilizadas Farc. Según el ente investigador, los negocios clandestinos con el grupo armado los venía realizando desde los años 80.

En la investigación tambien está vinculado Ricardo Falla Ferro, primo de Hernando, quien fue capturado en Bogotá. Los empresarios fueron detenidos en la mañana, anoche Hernando Falla fue trasladado a Bogotá y se espera que hoy le realicen la audiencia de legalización de captura e imputación de cargos.

La noticia causó conmoción en los círculos huilenses por el reconocimiento y el prestigio del que goza el empresario Hernando Falla Duque en la región, dueño de varios concesionarios de autos y de haciendas.

¿DE QUÉ LOS ACUSAN? 

Según la Fiscalía “durante cuatro décadas los primos Falla gozaron de gran reconocimiento como empresarios arroceros y propietarios de tierras en Huila y Caquetá, sus inversiones y riqueza acelerada nunca pasaron desapercibidas y los posicionaron en los círculos sociales más prestantes de la región”.

Las capturas se dieron gracias a información recopilada en varias operaciones contra la desmovilizada organización de las Farc y las declaraciones de exintegrantes de esta estructura, “la Fiscalía tiene evidencias sobre el presunto origen de los bienes y sociedades que Hernando Falla Duque y Ricardo Falla Ferro adquirieron y que, preliminarmente, ascenderían en valor comercial a $105.000.000.000”.

La Fiscalía asegura que “adicionalmente, Hernando Falla Duque habría movido años atrás, algo más de 2.5 billones de pesos en diferentes transacciones bancarias que nunca reportó en sus declaraciones de renta a la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian) y que sí contrastan con los informes recibidos por la banca nacional y otras diversas empresas con las que hacían negocios”.

Ricardo Falla Ferro, en momentos de la captura en Bogotá.

Las declaraciones recibidas por las direcciones de la Delegada para las Finanzas Criminales de la Fiscalía revelaron que “los dos hombres habrían sostenido vínculos con las Farc desde la década de los ochenta, época en la que presuntamente comenzaron a ocultar los dineros que esa organización recibía por el tráfico de cocaína, el secuestro, la extorsión y otras actividades ilícitas”, dice el comunicado que emitió la Fiscalía por la captura de los dos empresarios huilenses.

Agrega que “al parecer, los dos tuvieron una gran cercanía con los entonces cabecillas del Bloque Sur y la columna móvil Teófilo Forero, y legalizaron los recursos de estas estructuras a través de la compra de fincas, casas, apartamentos, lotes urbanos, establecimientos comerciales y oficinas en varios municipios de los departamentos de Huila y Caquetá”.

La Fiscalía les imputará los delitos de lavado de activos, enriquecimiento ilícito, concierto para delinquir y financiación al terrorismo, también solicitará medida de aseguramiento en centro carcelario.

EXTINCIÓN DE DOMINIO

La Fiscalía dijo que “que paralelo a la captura de Hernando Falla Duque y Ricardo Falla Ferro, avanza la acción de extinción del derecho de dominio que involucra la adopción de medidas cautelares de embargo y secuestro sobre 31 bienes, 27 inmuebles (19 predios, 1 casa, 3 apartamentos, 3 oficinas y 1 garaje) ubicados en Neiva, Tello y Aipe (Huila), San Vicente del Caguán (Caquetá) y Bogotá; una sociedad con tres establecimientos de comercio ubicados en Neiva y Pitalito (Huila), y ganado.

 ¿Quién es Hernando Falla?

A Hernando Falla Duque en toda la región del Huila y Caquetá lo conocen como un exitoso empresario del sector de los vehículos, dueño y fundador del concesionario Liderautos, hoy Inverautos.

Dueño de varias haciendas y empresario del campo, ganadero y cultivador de arroz. Una de sus mejores haciendas está ubicada en el municipio de Tello.

Su concesionario a través de la marca Renault era uno de los grandes patrocinadores del Reinado del Bambuco. Con sus empresas genera una gran cantidad de empleos en Neiva y varios municipios del Huila y Caquetá.

La gente de Neiva se sorprendió con la captura de Falla Duque, porque lo que se decía del empresario era “que la guerrilla lo extorsionaba, por lo que desde hace muchos años tenía un grupo de seguridad que lo acompañaba en todos sus desplazamientos.

Atentado

En el año 2000 el empresario Hernando Falla Duque fue víctima de un atentado de las Farc, por esos días el grupo armado estaba en el pico más alto de su accionar delictivo y secuestraba y se tomaba edificios en Neiva.

Los hechos ocurrieron aproximadamente a las ocho de la noche del 10 de diciembre del año 2000 en el barrio Sevilla de Neiva, un sector exclusivo de esta ciudad, cuando un grupo de sujetos fuertemente armados y vistiendo prendas de uso privativo de las fuerzas armadas, con la finalidad de secuestrar a Falla Duque dispararon contra la humanidad de sus tres escoltas, Juan Gutiérrez Meneses, Diego Édison Torres Díaz y Diego Omar Sepúlveda, causándoles la muerte, en el mismo hecho resultó herido el celador del lugar Óscar Mauricio Paredes.

Luego irrumpieron en la vivienda y ante la no presencia de Hernando Falla Duque que era el que iban a secuestrar, emprendieron su retirada en una camioneta Toyota Land Cruisser color rojo, de placas VXH 640, modelo 2000, no sin antes apropiarse de las armas de los fallecidos.

La huida la emprendieron por la carrera quinta, tuvieron tiempo hasta de mover unas canecas llenas de piedras que estaban bloqueando el paso de vehículos sobre el puente Las Ceibas, que por esos días estaba cerrado porque su estructura estaba muy deteriorada, aprovecharon que por ese sector no había circulación de carros, era el sitio preciso para escapar.

La ruta de escape la continuaron por la avenida 26 hasta abandonar la ciudad sin haber podido cumplir su cometido.

Comentarios