Las adversas situaciones que se viven en la mayoría de los municipios del país a raíz de la ola invernal y las tragedias por desastres naturales, ha llevado a la reflexión a muchos alcaldes, que se ven atados de manos por la falta de recursos.

 

Con el inicio ayer de la Cumbre de Alcaldes  ‘Municipios y Ríos’, en Neiva,  se destacaron algunos temas que por estos días discutirán los mandatarios en la ‘Capital Bambuquera de América’. El recorte de recursos para la educación, la seguridad urbana, el medio ambiente y las emergencias que se viven en todo el país por cuenta de la ola invernal, son cosas que les preocupan en general a todos los alcaldes.

En este último tema, la situación hoy en día es aún más compleja por la cantidad de desastres naturales que se han presentado en varios municipios del país y que ha arrojado gran cantidad de víctimas este año.

En el marco de la Cumbre distintos alcaldes se pronunciaron frente al tema, haciendo alusión además, a la compleja situación que enfrentan el alcalde de Mocoa, José Antonio Castro y la gobernadora  del Putumayo, Sorrel Aroca.

Para los mandatarios, no se puede endilgar una responsabilidad a los alcaldes, cuando  se convierte en una tarea imposible hacer mitigación del riesgo en los municipios con los escasos recursos que pone a disposición el Gobierno Nacional.

Hoy la mayoría de los municipios del país, enfrentan situaciones adversas por las inclemencias del clima y los desastres naturales. En su mayoría, los recursos que se necesitan en los municipios para mitigar y prevenir desastres, sobrepasan de manera sustancial, el dinero con el que cuentan para inversión.

Gelmis Chate Rivera,  alcalde Inzá,  Cauca

“He tenido dos avalanchas, la última con una víctima, es difícil hacer un programa de gestión del riesgo en los municipios, cuando no se cuenta con los recursos, cuando usted declara una calamidad y es más la papelería que le exigen al alcalde, y va uno a solicitarle al departamento y a la Nación y nunca tenemos unas respuesta”

“Desgraciadamente el Estado mira a un municipio y se volca a apoyarlo cuando hay víctimas, lo ideal es que se apoye antes de, los municipios venimos haciendo un gran esfuerzo con capacitar a la gente e identificar los sitios de riesgo, pero si no tenemos los recursos es bastante difícil tener esa capacitación  y tener esa concientización hacia la comunidad”.

 

Henry Arias Mejía, Alcalde de Santa Rosa de Cabal, Risaralda

“Cuando se tienen las herramientas para poder prevenir y no se previene, pues obviamente que ahí sí habría algo de negligencia, pero ante los desastres naturales cuando son inminentes, cuando son algo así inesperados, que responsabilidad puede tener uno”.

“Por ejemplo, nosotros en nuestro municipio estamos sufriendo una ola invernal tenaz, donde tenemos casi todas las vías rurales taponadas, donde se nos ha llevado la banca de la carretera los deslizamientos, y eso uno que culpa tiene, es imposible y ante los recursos tan limitados que tenemos hacer gestión del riesgo no es fácil, eso tiene unos componentes económicos que los municipios no tenemos, o sea que me parece que es injusto que a los alcaldes o los gobernadores se les indilguen unas responsabilidades que no se tienen”.

 

Víctor Manuel Bravo Rodríguez, Puerto López, Meta

“En la experiencia de nuestro municipio, somos un municipio rivereño, estamos en las laderas del río Meta y ve uno el reclamo al Gobierno Nacional, al Invías, de la vía que conduce desde Puerto López y que adentra a la Orinoquía, oídos sordos, llevamos más de año y medio insistiéndole al Ministerio de Transporte, al Invías, a la Unidad de Gestión del Riesgo, una inversión inmediata por el riesgo que corren las familias y es la hora que no encontramos respuesta”

“Pero se nos exige que con los escasos recursos que tenemos los entes territoriales le demos solución a problemáticas que obviamente sobrepasan nuestra capacidad de respuesta y que nos ponen en la mira de los entes de control, de las autoridades judiciales e investigativas, en este caso, que más que la experiencia que vivió Putumayo y Mocoa puntualmente, donde están vinculando a alcalde y a gobernadora, en este trágico evento que se presentó allí”.

 

Miguel Antonio Rico Rincón, alcalde de Pitalito, Huila

“Es un tema complejo, uno llega como mandatario y en Colombia la planeación es una planeación mediática, y como es mediática  cada mandatario construye un plan de desarrollo para sus cuatro años, y entonces no hay una planificación a mediano y a largo plazo, y entonces ante esa planificación mediática queda uno en la cuerda floja, porque por ejemplo en el caso de mi municipio requieren  obras por encima de los 100 mil millones de pesos para mitigar lo que contiene hoy nuestro AVR, nuestro estudio de Amenaza, Vulnerabilidad y Riesgo, que tiene el municipio de Pitalito, y yo pregunto con un municipio que tiene 2500 millones de pesos de inversión como hago yo para atender unas obras que valen más de 100 mil millones de pesos, es decir que si yo le metiera la platica que tengo de libre destinación estaría hablando de 10 millones en los cuatro años, frente a una necesidad solamente para atender lo preceptuado en el estudio de AVR, y eso que nosotros lo tenemos pero la mayoría de los municipios no tienen esos estudios”.

José Alvarado Pinilla, Granada, Cundinamarca

“Es que uno sin recursos en un municipio ¿qué puede hacer?, uno ve los riesgos, pero no tiene recursos para mitigar y cuando uno golpea las puertas del alto gobierno no recibe absolutamente nada, el caso de Mocoa es un ejemplo muy claro, se venía advirtiendo desde hace muchos años y nadie hizo nada, entonces ahora es el alcalde el culpable y que hicieron los demás entes  para poder prevenir ese desastre y eso pasa en muchos municipios del departamento y de la Nación, eso pasa, realmente eso es echarle la culpa al primero, al más fácil, pero no se ve la responsabilidad que se tiene desde el alto gobierno para poder ayudar a mitigar esas cosas”.

 

 

Comentarios