Germán Palomo García

1.- En la revista DINERO 523 de agosto 4/17 pág. 26 “INVERSIÓN EN AGRO SE MUEVE” se hace referencia a la gestión del gobierno para atraer capitales extranjeros y las oportunidades que redescubren los locales (gobiernos) para dinamizar el sector. y se menciona que “más de 10 proyectos agroindustriales de inversionistas extranjeros se han identificado en el primer semestre de este año:  La firma Rans Korea acaba de abrir oficina en Colombia y tendrá una planta para procesar pitahaya de exportación hacia Japón, Corea del Sur y Estados Unidos; el Fondo de Capital Privado 12 TreeFinance Asset Management invirtió 85 millones de dólares en plantaciones forestales en Vichada, en una planta de Biomasa en la Orinoquia y en cultivos de cacao en Urabá y en el Magdalena medio. En el primer año del TLC con Corea se exportaron 89 millones de dólares, mayor a lo exportado en el mismo periodo del año anterior. En El Tiempo del domingo 3 de diciembre (pág.1.5) aparece el presidente Santos celebrando con el CEO de Nespresso, de la multinacional suiza Nestlé, la inversión de 50 millones de dólares adicionales en el Caquetá para cafés sostenibles de alta calidad en zonas afectadas por el conflicto (Zomac). Todas estas acciones son importantes solo que no se realizan en el Huila, departamento que le ha apostado a la agroindustria de base tecnológica desde hace 10 años, tiene el liderazgo en cafés especiales y es el mayor productor de café del país; tiene Invest In Huila precisamente para atraer inversión extranjera y cuenta con siete municipios calificados como Zomac.  ¿Entonces? ¿Será que, otra vez, nos falta gestión para lograr inversiones de esta naturaleza? O, ¿No tenemos proyectos para promocionarlos entre potenciales inversionistas? Pienso de hay de todo un poco. Ahora entiendo las palabras del gerente de la Federación Nacional de Cafeteros a la gerente de este diario en entrevista publicada la semana pasada: “El Huila tiene que apropiarse más de su papel de líder cafetero”. Pareciera que no nos diéramos cuenta de ello y no actuamos como tales. Es cierto que Nestlé tiene muchos años de vinculación al Caquetá pero está en todo el mundo. Entonces, ¿Por qué no atraerlo más al Huila? Vale preguntar: ¿Cuantos proyectos de alcance exportador, para aprovechar también el TLC con Corea del Sur, se están promoviendo para ser ejecutados, no para aparecer en informes? Creo que es hora de despertar del letargo empresarial. O la siesta se está alargando o estamos dedicados a otras cosas que no nos llevan a las metas definidas. ¿Qué será?

Comentarios