Leonardo Bahos Quisaboni, de 43 años, ingresó al hospital local de Guadalupe luego que un volador se detonara en su mano izquierda. Los hechos se registraron el pasado miércoles en su lugar de residencia en la Vereda Los Alpes.

El hombre fue trasladado de inmediato por sus familiares al hospital, donde los médicos dictaminaron que presentaba compromiso venoso y carnoso por lo que fue remitido a la ciudad de Neiva.

Este jueves los galenos del Hospital Hernando Moncaleano Perdomo informaron que se había realizado una cirugía puesto que el compromiso era además tendinoso y muscular.

Este se trata del primer caso reportado de herido con pólvora en el departamento en la temporada de fin de año. En lo corrido del año se han registrado 18 casos, 9 de ellos involucran a menores de edad.

 

Foto: Archivo

Comentarios