CARLOS ANDRÉS PÉREZ TRUJILLO

unidadinvestigativa@lanacion.com.co

 

Algunos huilenses que estudiaban el doctorado en Educación con la Universidad  Interamericana de Educación a Distancia de Panamá (Uniedpa), se retiraron y denunciaron el presunto engaño.

Unos profesores se comunicaron con este medio, a raíz de la denuncia publicada por LA NACIÓN, donde se relataba cómo unos estudiantes de Maestría en Educación de esta misma universidad, no habían podido convalidar sus títulos en Colombia.

La historia comenzó a principio del año pasado cuando algunos doctores, titulados de este centro de estudios de Panamá, convencieron a un grupo de profesores para que se animaran a cursar el ‘Doctorado en Educación’, que era barato, fácil y rápido. Siempre el referente era la Decana de la Facultad de Educación de la Universidad Surcolombiana, Nidia Guzmán Durán, como una egresada exitosa de esta alma mater panameña, con doctorado convalidado en Colombia. Así las cosas, muchos emprendieron estudios.

La idea era que comenzaran clases en octubre, pero desde antes debían iniciar a pagar en efectivo cerca de  $22 millones al señor Antonio de Jesús Zapata Castañeda, representante legal de la Corporación para el Desarrollo de las Ciencias, Codecin, ubicada en Neiva, y  entidad sin ánimo de lucro que era el puente de los estudiantes con esta universidad centroamericana.

Algunos estudiantes juiciosamente comenzaron a pagar desde junio de 2017 las cuotas del monto total de los estudios. Siempre los pagos los hacían personalmente en Codecin.

 

Las invitaciones formales

El 21 de junio del año pasado, los futuros estudiantes de doctorado (todos profesores) recibieron un correo que conoció LA NACIÓN, donde se les invitaba a realizar los estudios. “Reciba de la Corporación para el Desarrollo de las Ciencias de la Investigación e Innovación, Codecin, y la Universidad  Interamericana de Educación a Distancia de Panamá, Uniedpa un caluroso saludo y complacidos de que nos tenga en cuenta para continuar su proyecto educativo”.

Más adelante, y como primera medida se les señalaba las cuotas que debían pagar, no sin antes indicar cómo se debía realizar la ‘legalización de registros’. Indicando que el valor de la matrícula de este doctorado era de $21 millones, “sin incluir el valor de inscripción el cual es de $200 000, curso introductorio el cual es de $600 000, ni los derechos de grado, los cuales tiene un valor de $700 000”, señala la comunicación.

Seguidamente se indicaban el valor de cuatro cuotas por los valores de: $5000 000, $5 400 000, y dos por $5 300 000. “Los pagos se deben hacer en las instalaciones de Codecin”, señala la nota, al tiempo que indica la dirección en la Calle 8 # 30-107 (barrio Las Brisas de Neiva). Todo debía ser en efectivo, según relató una profesora a este medio.

Luego aseguran en la comunicación, que la universidad hará los trámites necesarios para que el estudiante obtenga su título. Todo esto acompañado de una lista de requisitos de inscripción, donde en ningún lado se señala un examen o prueba para el ingreso (Ver recuadro).

 

¿Buena calidad del estudio?

Una de las profesoras que se comunicó con LA NACIÓN aseguró que los estudios estaban previstos comenzarlos en octubre de 2017 y tener todo aprobado a marzo de 2018. Relata que ella comenzó clases con altas expectativas, sin embargo, no tuvieron clases en el primer mes y cuando mandaban correos de tareas pedían que todo fuera con Zapata Castañeda: “nos ofrecieron hacer un doctorado en cuatro meses. Había que hacer unas tareas, y las presentaba uno y ya estábamos listos. Todo era con Zapata, decían envíeselo a Zapata. Yo comencé como a sospechar y dije: es que él no es la universidad ni nada, entonces comencé como a sospechar y yo dije me retiro de esto”, relató la mujer, quien pidió reserva de su nombre, pero reveló algunos correos que hoy publicamos, donde se les presionaba para el pago rápido de las cuotas.

 

¿Presiones de pago?

Este medio de comunicación tuvo acceso a alguno correos donde expresamente se les amenazaba con quedar fuera del proceso sino efectuaban el pago de todo el doctorado, incluso antes de haber comenzado a estudiar, sin la posibilidad de que le devolvieran los dineros.

“Estimados profesores. De acuerdo con la orientación recibida e impartida por el Dr. Antonio de Jesús Zapata Castañeda, es menester sin dilaciones ponerse al día con las cuotas porque se está cambiando el peso a la divisa dólar al día, razón por la cual, estudiante que no se ponga al día de hoy al viernes 8 de septiembre será marginado del proceso, dejando claro que no se realizará devolución del dinero, pues la universidad no les está quedando mal a ninguno, sino el incumplimiento está de parte de ustedes”. Más adelante se señala la dirección y teléfonos de Codecin y firma la nota electrónica Cristina Lamprea, como funcionaria de registro y control de Codecin, Uniedpa y Una.

 

¿Codecin no tiene relación con Uniedpa?

Ayer, en una extensa comunicación telefónica de este medio de comunicación con el doctor Zapata Castañeda, aseguró que él era el primer egresado de doctorado en Colombia de Uniedpa. Pero que Codecin, corporación que él representa, no es enlace o puente con la mencionada universidad, que lo que ofrece es una “ayuda” académica y es un simple egresado de esta universidad.

Zapata, quien se negó a la entrevista, aseguró que Codecin no oferta programas de esta universidad. Sin embargo, esto contrasta con más de ocho profesores entrevistados por este medio, que aseguraron que hubo una ‘inducción’ al doctorado por parte de él a por lo menos 30 personas. Lo que también se evidencia en los ‘calurosos saludos’ que ofrecía a nombre de Codecin por los correos. Es más, en una comunicación que publicamos hoy se señala “ya que no se realizan por el momento los encuentros deben realizar un ensayo analítico el cual debe contener una extensión máxima de 35 páginas, sin contar páginas de presentación y enviarlo al correo de presidente@codecin.org el día 17 de noviembre del presente año”. Este es el correo que aparece en la página oficial de esta corporación, contacto del señor Zapata, como lo evidenciamos en esta publicación (ver recuadros).

El representante de esta corporación en la conversación además señaló que el Ministerio de Educación Nacional tiene el criterio para convalidar los títulos y que los créditos dependían de cada país. Es de recordar que este fue uno de los criterios que tuvo MinEducación  para invalidar algunos títulos de Maestrías en Educación de la universidad panameña.

Zapata se refirió  a un ‘convenio’ de cooperación científica con la Uniedpa, pero no señaló de qué convenio se trataba. Adicional a esto, no mencionó cuáles son las investigaciones más relevantes de Codecin, “Corporación para el Desarrollo de las Ciencias”, y cuando se le preguntó por qué no estaban publicadas en su página, dijo que era del criterio de ellos las publicaciones.

 

Los defensores de los estudios

A este medio de comunicación también llamaron dos profesores, una docente del municipio de Garzón y otro que no se identificó y defendió en muy buenos términos la universidad, sin embargo, cuando se le invitó a dar la identidad y a dar una entrevista donde se señalaron los tiempos en que se realizaron los estudios, decidió cortar la comunicación.

 

La decana de la Usco

Una de las egresadas exitosas de la Uniedpa que convalidó el título de doctorado es la actual decana de la Facultad de Educación de la Universidad Surcolombiana, Nidia Guzmán Durán, quien hizo parte de una de las primeras cohortes beneficiadas con el doctorado.

LA NACIÓN intentó comunicarse con la doctora Guzmán, pero inicialmente dijo que estaba en una reunión, y luego, su asesor de comunicaciones sugirió hablar de noticias positivas de la facultad. Posteriormente, otra persona cercana a la decana pidió hacer la entrevista días después y postergar esta publicación.

Pese a que no pudimos saber en cuánto tiempo hizo el doctorado en Panamá, lo que conoció este medio fue una comunicación del 17 de enero de 2017 en la que la Vicerrectoría de Investigación y Proyección Social del Comité Ordinario de Asignación de Puntaje (CAP), de la Usco, le remite a Jineth Rojas Vásquez (Jefe de Personal), donde relaciona la solicitud de puntos por doctorado a Guzmán Durán. En la nota se señala “Nidia Guzmán Durán, identificada con Cédula No. 36.156.860, título de Doctora en Educación Mención Andragogía, otorgado por la Universidad Interamericana de Educación a Distancia de Panamá y convalidado en Colombia, resolución 11430, el 10 de junio de 2016 por el ministerio de Educación Nacional”. La comunicación la firma Ángela Magnolia Ríos Gallardo.

Junto a ella aparecen dos profesores más con el mismo título de doctorado y con la misma solicitud de puntos en la Usco: Julio Roberto Cano Barrera y Edgar Alirio Insuasty.

LA NACIÓN consultó el Cvlac de la decana Nidia Guzmán Durán, que es la página oficial de Colciencias donde los académicos publican sus hojas de vida, sin embargo, allí no se encuentra referenciado este título, pese a ser de vital importancia para un académico un ‘doctorado’.

Una de las facturas de pago entregadas por Codecin.

Comentarios