CARLOS ANDRÉS PÉREZ TRUJILLO

unidadinvestigativa@lanacion.com.co

 

Por presentar debilidades académicas, investigativas y legales, algunas de las tesis de ‘Maestría en Educación’ de la Universidad  Interamericana de Educación a Distancia de Panamá (Uniedpa), no fueron convalidadas por el Conaces en Colombia, entidad de la que hizo parte (hasta noviembre del años pasado) el posdoctor de la Universidad Surcolombiana (Usco), Nelson Ernesto López Jiménez.

En diálogo con LA NACIÓN, López Jiménez, quien además es director de la Maestría en Educación y del Doctorado en Educación de la Usco, cuestionó estos títulos y dijo que la legalidad de ellos estaba en entredicho, como la rigurosidad académica e investigativa era frágil.

De otra parte el posdoctor en Derecho, Germán Alfonso López Daza, quien dirige la maestría en Derecho Público de la  Universidad Surcolombiana dijo que no era posible hacer una maestría o doctorado en un año.

 

Las denuncias

En días pasados LA NACIÓN publicó las denuncias de algunos docentes del Huila, estudiantes de la ‘Maestría en Educación’ de la Uniedpa, que no les convalidaron sus títulos el Ministerio de Educación en Colombia. Ahora hacen una nueva tesis y buscan que se los convaliden como ‘Maestría en Sicología de la Educación’.

Algunos estudiantes de Doctorado en Educación de esta misma universidad centroamericana  denunciaron irregularidades académicas que los obligaron a retirarse. Les ofrecieron un doctorado para realizar en cuatro meses.

 

¿En menos de un año se hace el doctorado?

LA NACIÓN conoció la “relación de productos que se deben desarrollar como requisito para optar al título de doctor (a) en educación de la Uniedpa”. Este listado de trabajos, fue entregado a los estudiantes que iniciaron el año pasado estos estudios. En total, el doctorado con título en mano, está proyectado para sacarse en 8 meses (ver recuadro).

El primer trabajo lo debían entregar el jueves 3 de agosto de 2017 (monografía); el segundo, el 17 de agosto (monografía);  el tercer momento fue presencial, el sábado 28 de octubre de 2017; el cuarto producto (monografía) para el 17 de noviembre (2017); el quinto momento está previsto para el 30 de marzo de este año (entrega de tesis doctoral). Los cuatro primeros momentos, que debieron terminar en noviembre del año pasado, eran de trabajo sobre todo de monografía. Es decir, lo fuerte de estudio son solo 4 meses, el resto es trabajo de tesis, tal y como lo afirmó un estudiante “nos ofrecieron hacer un doctorado en cuatro meses. Había que hacer unas tareas, y las presentaba uno y ya estábamos listos”.

Este medio también obtuvo un certificado de estudios de ‘Doctorado en Educación Mención Andragogía’ entregado a una profesora del Huila donde se deja constancia de los 72 créditos vistos entre el 4 de enero de 2014 y el 16 de abril de 2016 (Dos años y cuatro meses). Esta fue una de las cohortes que recibieron el título y lo convalidaron en Colombia.

 

Poco rigor académico

Este medio de comunicación conoció que el reconocido profesor de la Universidad Surcolombiana, Nelson Ernesto López Jiménez, quien hasta hace poco fue miembro evaluador en Conaces (Comisión Nacional Intersectorial de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior), había dado concepto negativo a algunos títulos de ‘Maestría en Educación’ obtenidos por huilenses, y de otros departamentos, en la Uniedpa.

Uno de los reparos más comunes a los estudiantes de esta maestría fue el bajo rigor académico en sus trabajos de grado (tesis).

En el mercado nacional una maestría en promedio dura dos años (cuatro semestres), más el tiempo que el estudiante se gaste en la tesis; para el caso de doctorado, como el que se ofrece en la Universidad Surcolombiana ‘Doctorado en Educación y Cultura Ambiental’ tiene una duración de seis semestres (cinco de estudios y una de pasantía en el exterior). Con una carga de 100 créditos.

 

Universidades extranjeras, ¿declaran renta?

Los estudiantes de maestría y doctorado de la Uniedpa (profesores) del Huila, en comunicaciones con este medio han revelado que el puente con esta universidad centroamericana siempre fue el representante legal de la Corporación para el Desarrollo de las Ciencias, Codecin, el doctor Antonio de Jesús Zapata Castañeda.

Esta corporación, sin ánimo de lucro, recibía los pagos de estudiantes de doctorado tal y como lo revelamos en la edición de ayer. El dinero se recibía en efectivo en la corporación. Para lo cual esta entidad daba un ‘Recibo provisional de caja’. Y se presume que cancelaba el dinero a la universidad en Panamá.

Lo que este medio no pudo establecer es si realmente la Universidad  Interamericana de Educación a Distancia de Panamá, declara renta en Colombia, pues aunque está exenta del pago del impuesto de renta sí debe declararlo, tal y como  lo señaló una experta tributarista a este medio de comunicación.

Muchas universidades extranjeras que ofrecen los servicios educativos en Colombia, que tienen oficinas en nuestro territorio, declaran impuestos aunque no tributan por la prestación de sus servicios educativos. Es más, la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian) anunció que desde el primero de enero de 2017 los inversionistas extranjeros, sin domicilio en el país, tendrán que declarar renta mediante la firma electrónica de la entidad.

Tratamos de comunicarnos con la Uniedpa para aclarar estos asuntos tributarios con nuestro país, sin embargo, hasta el cierre de esta edición anoche, su página web dejó de funcionar, de manera repentina (https://www.uniedpa.net/).

 

Universidades en la mira de la Dian

No es una preocupación nueva en la Dian las Fundaciones, Corporaciones o instituciones de economía solidaria ‘sin ánimo de lucro’ con el sello ‘universitario’ que captan dinero, declaran renta, pero no son contribuyentes de este impuesto, como también no pagan el impuesto al patrimonio.

De acuerdo con la Dirección de Impuestos y Aduanas, en un estudio realizado hace cinco años, entre 2004 y 2009, el impuesto de renta proyectado que debieron aportar 283 Instituciones de Educación Superior (IES) era de 1,9 billones de pesos. En este sentido, para el año 2009 se cree que de los $452.491 millones que se cree tenían que pagar por el impuesto de renta, $193.028 millones fueron del sector educativo privado.

Un dato adicional, cada estudiante matriculado en IES, de carácter privado en 2009, le costó al Estado $350.000.

 

“Una maestría y menos aún un doctorado no es posible hacerlo en un año”

Germán Alfonso López Daza es director de la Maestría en Derecho Público de la Universidad Surcolombiana. Hizo su doctorado en Derecho en la Universidad de París, y su posdoctorado en  Institut Louis Favoreu-Université Aix-Marseille del mismo país. Es un académico con bastante recorrido e invitado a universidades europeas. Par académico de Colciencias.

¿Es lógico hacer una maestría en un año o menos? ¿Es viable académicamente este tiempo para lograr aportes académicos con rigor científico?

A diferencias de las especializaciones que son posgrados en los que se actualizan los conocimientos en un área determinada, las maestrías son programas que buscan formar en investigación, considerándose el primer paso para llegar al doctorado. Es por ello que la intensidad horaria debe ser superior y puede ir de los 40 hasta los 60 créditos. Esto traducido en horas serían 120 a 180 horas de clase presenciales más el trabajo independiente. Los programas de maestría y doctorado están detalladamente reglamentados por el Gobierno nacional en el Decreto 1075 de 2015. Allí se fijan unos parámetros precisos que toda Universidad colombiana debe cumplir.

Ahora bien. Hipotéticamente sería posible hacer una maestría en un año si es tiempo completo; es decir, si existe una dedicación exclusiva (8 horas o más diarias) para recibir clases y hacer el trabajo de investigación. Esta modalidad es muy común en Europa y Estados Unidos. Tal fue mi caso particular, pues hice una maestría en Instituciones y Políticas Públicas en la Sorbona de París (Francia) en un año. El Ministerio lo convalidó pues a pesar de haber sido cursado en un año, fue tiempo completo y la intensidad horaria equivalía a una maestría en Colombia.

Hay profesionales que les validan una serie de estudios para hacer doctorados incluso en menos de un año, ¿esto es viable, académicamente hablando?

Considero que no es viable académicamente hablando. Para producir conocimiento es necesario leer bastante, investigar trabajos realizados con anterioridad y en algunos casos hacer trabajo de campo. Cuando se tiene todo el material, el proceso de redacción de los resultados es muy dispendioso pues se trata de crear nuevo conocimiento a partir de lo existente. Esto requiere mucho tiempo, rigor científico y un constante acompañamiento de un director de tesis, quien será el responsable de guiar en el proceso de redacción con una metodología determinada y un modelo definido. En consecuencia, una maestría y menos aún un doctorado no es posible hacerlo en un año o menos. Si alguna universidad extranjera ofrece este tipo de programas con tal intensidad y algún incauto la realiza, el Ministerio de Educación no la convalidará y por tanto no será válida en Colombia. El profesional habrá perdido su dinero y el tiempo.

¿Por qué una maestría en Colombia tiene como estándar mínimo de estudios dos años? ¿Por qué en un doctorado mínimamente ven clases seis semestres? ¿Cuál es el criterio?

En Colombia es común que las maestrías se ofrezcan en dos años pues los profesionales que las toman normalmente trabajan, por lo que no pueden cursarlas en tiempo completo como sí ocurre con los pregrados. Lo mismo pasa con los doctorados, aunque en algunos casos ciertas universidades exigen tiempo completo para hacer un doctorado. Todo está regulado en el Decreto 1075 de 2015.

¿Es difícil para una universidad abrir una maestría o doctorado?

Considero que sí es difícil abrir un programa de maestría o doctorado en Colombia pues el Ministerio exige unas condiciones altas en la calidad y formación de los docentes y productos de investigación.

¿Cuál es la razón para que un posgrado en Colombia (doctorado o maestría) sea tan costoso en relación con otras universidades del mundo?

Considero que en Colombia puede llegar a ser muy caro un programa de maestría y doctorado debido a que sus costos son altos. Se requieren docentes de alta calidad con doctorado y maestría, infraestructura, bases de datos y repositorios, biblioteca, entre otras cosas. En el caso de las Universidades públicas estos programas deben ser autosostenibles contrario a lo que ocurre en los pregrados. En muchos países de Europa, como por ejemplo en Francia o Alemania, la educación es gratuita desde la maternal hasta los doctorados o posdoctorados. Esto debido a que son Estados verdaderamente sociales en los que salud y educación son derechos universales. En Estados Unidos, por el contrario, la educación superior es costosísima.

 

“Los títulos convalidados son objeto de estudio”

Nelson Ernesto López Jiménez, es posdoctor en Ciencias Sociales, Niñez y Juventud (Red Clacso). Tiene doctorado Interinstitucional en Educación de la Universidad del Valle. Es director de la maestría y doctorado en Educación de la Usco.

Fue hasta noviembre del año pasado miembro evaluador de Conaces (Comisión Nacional Intersectorial de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior), que tiene dentro de sus funciones evaluar títulos académicos obtenidos en el exterior, con el fin de convalidación.

López Jiménez, fue uno de los que tuvo conocimiento de los títulos de maestría y doctorados de la Uniedpa. Algunos fueron rechazados, conozca las razones.

Como académico ¿Qué percepción le merece los títulos de la Uniedpa que no fueron convalidados en Colombia?

En este momento hay una normatividad muy clara en donde se plantean las exigencias que se deben cumplir las universidades para efectos de titular cualquier nivel de la educación superior. El Decreto 1275 señala muy puntualmente las exigencias. Dicho de otra manera, estos estudios no están respondiendo a las exigencias de Ley y por ello no se han convalidado. Lo que se está señalando es que las distancias entre los desarrollos sólidos en el campo académicos, investigativo, administrativo e incluso legal, son significativas.

Si comparamos estos estudios, con los que se realizan en Colombia a nivel de maestría la diferencia es significativa. Dichos estudios no cumplen con los requisitos.

Usted ya no hace parte de Conaces, pero en su momento tuvo que evaluar títulos de maestría de Uniedpa, ¿Cuáles fueron las dificultades que tuvieron algunos de estos títulos?

El estudiante, una vez obtiene su título lo remite al Ministerio de Educación. Luego se traslada a Sala, son siete los miembros de Conaces, se distribuyen los procesos. En sesiones de trabajo se discuten las ponencias para determinar si el título se puede convalidar o si no se puede convalidar.

En las diferentes salas, a las cuales asistí como miembro, se tocaron en reiteradas sesiones solicitudes de estos títulos (Uniedpa) tanto de doctorado como de maestría. Las razones por las cuales no se convalidaron fueron las siguientes: 1) La duración de los estudios: las maestrías como mínimo en Colombia son de dos años, y los doctorados, son de 3 años y medio. Esos casos que quieren convalidar en algunos casos no reúnen ni el año maestría y doctorado. Por eso eran denominados ‘títulos exprés’.

Un segundo elemento, tiene que ver con número de créditos, es significativamente inferior al exigido en Colombia. Otro elemento tiene que ver con la investigación: en el caso de los doctorados es el núcleo esencial, y esta universidad (Uniedpa) no lo garantiza. En el caso de las maestrías la investigación es absolutamente débil, por no decir que nula. Pero además la relación pedagógica, en el sentido de que en estos grupos de trabajo deben existir grupos de investigación, líneas de investigación, un núcleo básico de profesores que garanticen la formación de estos estudiantes. Esta universidad adolece de estas situaciones. Pero aún más, la complejidad de los trabajos de investigación presentados para obtener título de maestría y doctorado en Educación, son muy débiles, son absolutamente formalizados, no tienen ningún desarrollo, no hay producción de conocimiento, no responden a innovación en el campo de la ciencia y la tecnología. La mayoría son elaborados con formatos proforma, dicho de otra manera, hay un formato que le dan a los estudiantes y ellos lo llenan instrumento. En el campo de la educación no hay ninguna contribución de sus desarrollos. Todos esos elementos son discutidos en sala y la sala plantea su decisión. A muchos que no se les convalidó, y presentaron recurso de reposición, no se les modificó la decisión tomada.

Usted decía que la legalidad de algunos títulos estaba en entredicho ¿En qué sentido?

Algunos títulos que fueron convalidados no llegaron a Sala. Fueron convalidados con la figura de ‘caso similar’. Es decir, en algún momento, no se dio en mi instancia en la Sala, en años anteriores se convalidó y se argumentó ‘caso similar’. Que como ya se había convalidado uno, tenían que convalidarse los demás. Esto fue objetado por la Sala, en el sentido de que cuál era el problema de conocer el plan de estudios, investigación, en fin. Y cuando llegaron a Sala, se encontraron con la situación que le narro anteriormente, por lo tanto no fueron convalidados.

Los títulos que han sido convalidados, en este momento son objeto de estudio para mirar la legalidad, a partir de conceptos académicos. El ministerio de Educación Nacional puede demandar sus propias actuaciones, y en estos momentos, hay una demanda de la actuación de reconocimiento de esos títulos convalidados previamente. En ese sentido, no hay seguridad jurídica ni legal que estos títulos se vayan a legalizar por más de que haya un acto administrativo por parte del Ministerio. Eso se traslada al campo jurídico. Será un Juez de la República quien determine la convalidación de dichos títulos. En el Consejo de Estado cursa la demanda.

 

Comentarios