Sesenta habitantes de la calle en la comuna 4 pudieron recibir atención en salud, servicio de peluquería y un plato de comida.

El pasado viernes 9 de febrero se organizó la primera brigada de salud de este año a los habitantes de calle de la ciudad de Neiva, por parte del programa Casa de Apoyo al Habitante de Calle Hogar Renacer, de la Secretaría de Equidad e Inclusión Municipal.

En esta primera ocasión, 60 de estas personas entre los 18 y 55 años de edad, de la comuna Cuatro, fueron los beneficiados. Desde las 7:30 de la mañana y hasta las 11:00 a.m. se llevó a cabo la jornada en el puerto de Las Damas, con articulación de Secretaría de Salud Municipal, en donde se confirmó el acceso de todos estos habitantes de calle al régimen subsidiado de salud. Con acompañamiento también de la ESE Carmen Emilia Hospital, se les ofrecieron los servicios de vacunación del virus de influenza, prueba rápida de VIH, y prueba de bacilocospia.

De igual manera gracias a la donación de empresarios privados y a la Fundación social ‘Por Nuestra Gente’ de la Gestora Social del Municipio, pudieron tomar un plato de caldo, y un vaso de chocolate acompañado con pan. Pero eso no fue todo. La Academia Fashion con sus estilistas voluntarias les ofrecieron el servicio de corte de pelo y arreglo de barba, y las mujeres lucieron hermosos peinados como nunca antes los habían tenido.

Recibieron servicio de embellecimiento.

Los habitantes de calle realmente agradecieron estos servicios. “Es un espacio que tienen ellos para poder ser escuchados, porque también nos acompañan dos sicólogas y voluntariado de algunas universidades que se sientan a escucharles sus historias y ellos se sienten amados, y por primera vez no se sienten rechazados, entonces muchos de ellos son muy receptivos a esta actividad y nosotros al tiempo los sensibilizamos, les hablamos”, comenta la coordinadora del Programa Casa de Apoyo al Habitante de Calle,  Tulia Inés Cantillo.

Las personas que fueron atendidas son en su mayoría de Neiva, solo uno era proveniente del departamento de Putumayo, y otro del municipio de Pitalito. “Incluso esta persona quería retornar a su ciudad de origen y logramos gestionarle un tiquete de transporte”, asegura la señora Cantillo.

Mensualmente el programa va continuar ofreciendo esta jornada en las comunas más vulnerables donde permanece este tipo de población, como la Ocho, Diez y Seis.

Resocialización

Indicó la Coordinadora que en la jornada del viernes se lograron captar dos jóvenes, de 18 y 21 años, que fueron llevados a la Casa Hogar Renacer para que iniciaran el proceso de resocialización.

La Casa de Apoyo al Habitante de Calle, tiene una capacidad para atender a 35 personas, durante la temporada de marzo, abril y mayo, es donde más afluencia de personas tiene. Allí profesionales de la sicología realizan un trabajo articulado con instituciones públicas y privadas que acompañan el proceso con los habitantes de la calle. Cuentas con una unidad productiva de panadería, y en asocio con el Sena, reciben capacitación en esta área, ayudándoles a que se conviertan en personas autosostenibles.

La mayoría de estas personas que viven en la indigencia, son de origen neivano.
Las jornadas continuarán realizándose cada mes en las diferentes comunas.

Comentarios