En la próxima jornada los opitas se medirán a las Águilas.

LA NACIÓN

Finalizó la segunda fecha de la Liga Águila 2018 algunos volvieron a sumar y ocupan los primeros lugares en la tabla de posiciones como Medellín y Nacional, mientras otros como Atlético Huila huyen del descenso y empiezan a sumar.

Una bocanada de aire fresco, fue para el cuadro opita sumar sus primeros tres puntos en el campeonato, aunque fue local, fue fuera de casa en el ‘Manuel Murillo Toro’ de Ibagué, ahí recibió a Deportivo Cali y lo venció 1-0 luego de un tiro de esquina con gol del defensa Eddie Segura, que marcó su primer tanto en Primera División.

“Cali es un equipo grande, con jugadores de jerarquía, nosotros sabíamos que teníamos que hacer un partido perfecto para no perderlo e hicimos los méritos. Fue un partido parejo hasta los 35 minutos, luego lo empezamos a manejar nosotros y en el segundo tiempo fue igual. Tuvimos el chance en la pelota  parada, una de las armas que tenemos que usar más”, expresó el estratega argentino Néstor Craviotto.

Además agregó que, “les dije en la charla que ellos podían ser superiores en nombres, pero no en correr, en buena actitud y nosotros la tuvimos, además le agregamos buen juego, tuvimos más tenencia del balón y este equipo trabaja unido y sabe que si hay uno que no corre, nos mata a todos”.

A partir de hoy los huilenses comenzarán la preparación para medirse ante un nuevo rival, Rionegro Águilas que sólo ha sumado un punto tras empatar a cero goles con Pasto y caer 2-0 este fin de semana ante Envigado.

El partido se vivirá este martes a partir de las seis de la tarde en el estadio ‘Alberto Grisales’.

Comentarios