En el medio, el general César Augusto Parra, comandante de la Sexta División y el general Óscar Reinaldo Rey, comandante de la Décimo Segunda Brigada, acompañados de la delegación alemana.

En un trabajo articulado entre la Sexta División del Ejército y la Escuela Superior de Guerra, buscando aliados a través de los cuales se impulsen proyectos que permitan visibilizar al departamento del Caquetá a nivel internacional, se realizó la visita de una delegación del Parlamento Alemán y la Fundación Konrad Adenauer en la que los miembros de la Nación Europea conocieron las capacidades del Ejército y el rol que ejerce en este momento coyuntural de la historia de Colombia a través del programa Fe en Colombia- Pasión Caquetá, ejecutado por medio del Batallón de Acción Integral y Desarrollo No. 6.

Durante la estadía de los parlamentarios se expusieron las burbujas para las cuales, la Fuerza Pública ha articulado a las demás instituciones del Estado, como a diversas agencias con el fin de atacar los fenómenos de inestabilidad y de criminalidad que persisten en el territorio.

Fue así como la delegación extrajera conoció los avances en el combate contra los delitos ambientales que, en lo corrido de 2018, han permitido incautar 120 bultos de carbón vegetal, 100 metros cúbicos de madera, controlar seis incendios forestales y la captura de dos personas.

Del mismo modo, se expusieron las capacidades de los ingenieros militares del Batallón Liborio Mejía y cómo con sus herramientas han transformado la vida de los habitantes de todas las zonas del departamento del Caquetá contribuyendo a solucionar los problemas de infraestructura crítica.

Finalmente, los parlamentarios alemanes estuvieron en la vereda La Nutria, jurisdicción del municipio de La Montañita, donde el Batallón de Ingenieros de Desminado Humanitario No. 1 Teniente Coronel Alexander Vargas Castaño, adelanta el proceso de estudios no técnicos para entregar el territorio, libre de sospecha de minas antipersonales, garantizando la seguridad de las comunidades e impulsando la economía, brindándoles a los campesinos la tranquilidad de movilizarse.

 

SATISFECHOS

Al término de la visita, Hubert Gehring, representante legal de la Fundación Konrad Adenauer en Colombia, expresó que la visión que se tiene del Ejército en Alemania es una complemente distinta a la que conocieron. “Muy interesante es el hecho de que toma muchos roles, muchos piensan que tiene sólo el de defensa del Estado, pero toman el rol, con su infraestructura, de proteger a la selva y de unificar la sociedad civil”.

En el marco del encuentro, representantes de veredas de Valparaíso y de Solano pudieron expresarles a los parlamentarios los problemas de movilidad a los que se enfrentan por carencia de infraestructura vial, por lo cual se analizará la posibilidad de gestionar ayudar para hacer intervenciones posteriormente.

 

EXPECTATIVAS

Son los mismos campesinos que se han beneficiado con los diferentes trabajos, los que hoy agradecen a esta institución por las labores de desminado que han hecho en diferentes sectores del departamento. Una de las primeras áreas donde se realizaron trabajos de desminado humanitario, fue en el corregimiento de Venecia, donde se beneficiaron cerca de 10 veredas que habrían quedado limpias de minas antipersonales que pusieran en riesgo la seguridad de los campesinos que realizaban sus actividades agrícolas y de ganadería bajo la zozobra de caer en alguno de estos artefactos que las Farc sembró en el tiempo de la guerra.

De acuerdo con Cecilio Rojas, habitante de la vereda Roncesvalles, en ese sector se ha notado el cambio desde que se firmó la paz en el país, una de las cosas a las que más temían era a las posibles minas antipersonales sembradas por subversivos para a atacar a la fuerza pública. Para este campesino, su vida y la de cientos de familias que laboran en la región ha dado un giro total, ya que pueden realizar las actividades agrícolas y de ganadería sin temor a hechos violentos.

“Anteriormente vivíamos con el miedo de caer en alguna mina antipersonal, pues el sector no era tan violento, pero uno nunca sabe, hartos casos se han visto en los que son los campesinos quienes caen en estos artefactos explosivos, terminado mutilados o en el peor de los casos, sin vida. Desde que el Ejército hizo el desminado de la región, nosotros trabajamos más tranquilos. Esperamos que todo el departamento pueda quedar libre de minas antipersonales”, afirmó el señor Rojas.

Con esto, el Ejército Nacional busca incrementar sus aliados estratégicos y por medio de cooperación internacional poder llevarles soluciones a las comunidades de las Áreas de Atención Prioritaria.

El desminado humanitario fue uno de los temas que más llamó la atención de los visitantes.

 

Comentarios

Compartir
Artículo anteriorFestejo
Artículo siguiente¡Felicidades!