Germán Vargas Lleras, candidato presidencial, dice que las verdaderas encuestas serán el día de las elecciones de Congreso.

CLAUDIA MARCELA MEDINA GARCÍA/LN

gerenciageneral@lanacion.com.co

El exvicepresidente y hoy candidato presidencial, Germán Vargas Lleras, acaba de visitar el Huila. Estuvo en Neiva y Pitalito, en donde presidió actos públicos, lanzó su propuesta agrícola, habló con líderes de la región y charló con empresarios. Y, por supuesto, sacó espacio para hablar con LA NACIÓN.

Nuestros lectores encontrarán aquí apartes de este diálogo, pero este martes, a las 6 de la mañana, a través del programa Entérate del canal de televisión regional Ntv –104 en Claro—podrán ver la entrevista completa.

 

¿Cómo lo ha recibido el Huila, ahora como candidato a la Presidencia de la República y ya no como Vicepresidente?

Yo todos los días pienso en el Huila, venía cada 15 días, fueron muchos los proyectos y las inversiones que pudimos canalizar para el departamento en materia de infraestructura: ¿cómo le va a cambiar al departamento su capacidad logística, como se van a reducir los tiempos de desplazamiento una vez tengamos ejecutado el corredor Santana-Mocoa-Neiva, será la nueva vía de interconexión con Ecuador, cómo va de bien la carretera de Neiva-Girardot? También fueron muchas las inversiones que hicimos en materia de obra pública: el corredor del circuito turístico del sur del Huila y si yo soy Presidente de Colombia, me comprometo a poner en marcha un gran sueño del Valle del Cauca, del Huila, del Tolima: conectar el Valle con la altillanura, que arrancaría en Pradera, Palmira, Colombia, Aipe, La Uribe y Villavicencio, es una carretera que será la más costosa del país pero fundamental ponerla en marcha. Ya fueron entregados los trabajos y requerimos ahora que el Gobierno Nacional apropie los recursos para poder abrir la licitación.

¿Eso es lo que en su propuesta denomina ‘Corredores estratégicos 4G y 5G?

4G fue lo que ya se contrató y 5G es la propuesta que yo le estoy haciendo a Colombia para los próximos cuatro años, el conjunto de nuevas obras que pondríamos en marcha. También tiene el componente de red terciaria. Este país tiene un gran atraso en la recuperación de su red terciaria tan importante para los municipios, el desafío es enorme, no será tarea de un solo gobierno, hay 145 mil kilómetros de red terciaria y en buen estado tan solo el 4%, pero yo me comprometo al Huila a dejarle no menos de 20 kilómetros de placa huella en todos los municipios del departamento que será un primer gran paso.

Muy bien por estas vías de cuarta generación pero, ¿desarrollo vial a punta de peajes?

Estas obras son costosísimas, valen billones y este país a diferencia de los países más ricos del mundo, tiene el doble componente, las carreteras se tienen que financiar con aportes de la Nación y con el cobro de los peajes. La carretera no se podría pagar de otra manera.

“Las carreteras se tienen que financiar con aportes de la Nación y con el cobro de los peajes”

Hablemos de inseguridad, un tema que preocupa a Neiva, al Huila y al país entero, usted tiene unas propuestas interesantes, entre ellas, aumento de pie de fuerza, pero además fortalecimiento de los CAI, ¿Qué va a pasar ahí?

Esa fue una de las primeras políticas públicas que presenté y las cifras no pueden ser más reveladoras. En Colombia se cometen 3 millones 500 mil delitos anualmente, estamos agobiados por el crimen. El documento de propuestas involucra varios componentes, primero, estrechar los lazos entre la Policía, la Fiscalía y los jueces, el crimen no duerme y hay que tener equipos integrados para judicializar a los delincuentes. La reincidencia es inaceptable: que personas entren una, 10 y 20 veces a la cárcel y a las pocas horas sean dejadas en libertad. Quien reincida tendrá en sus consecuencias en la pena y en la no excarcelación. Por supuesto, hay que aumentar el pie de fuerza, en el Huila no llegan ni siquiera a los estándares internacionales que indican que hay que tener 300 patrulleros en la calle por cada 100 mil habitantes. Estamos hablando también de fortalecer el cuerpo de carabineros y cuatro estrategias muy puntuales para los delitos de mayor incidencia. El micro-tráfico como se está extendiendo en Colombia es una desgracia. La micro-extorsión, el hurto callejero a domicilios y el robo a celulares, y usted lo acaba de mencionar lo de los CAI: no es fortalecer los CAI. Tuvieron un gran desempeño hace muchos años, hoy ya no tienen ninguna capacidad de respuesta. Estamos hablando de establecer estaciones y subestaciones de policía con mayor presencia en cada municipio de Colombia para que puedan tener una adecuada respuesta.

 

“Estamos hablando también de fortalecer el cuerpo de carabineros y cuatro estrategias muy puntuales para los delitos de mayor incidencia”

Usted propone endurecer el tratamiento a menores infractores, Sergio Fajardo propone inversión social…

Yo también propongo inversión social, no es que sean contradictorias y mis propuestas en materia de inversión social dan en el clavo, lo que pasa es que los jóvenes vienen siendo utilizados como carne de cañón por unos vacíos legales que hay que cubrir. Lo que hay es que cerrarle las puertas a la criminalidad. Yo para los jóvenes tengo propuestas muy atractivas en los temas de educación. Me he focalizado en brindarle una atención integral a los jóvenes y a los niños de 0 a 5 años y por integral, queremos decir nutrición, educación, salud y acompañamiento para universalizar la atención, es decir, escolarizar 500 mil jóvenes que hoy no van a las escuelas, estamos hablando de cerrar las brechas con las áreas rurales. Si queremos que la educación sea el factor de movilidad social no podemos aceptar que mientras los jóvenes que van a colegios privados estudian 8 o 9 horas, quienes lo hacen en lo públicos concurran 4 y 5 horas.

Hablemos de temas económicos. La crisis tocó los bolsillos de los colombianos, el salario mínimo no alcanza, la carga impositiva obligó a muchas empresas a cerrar sus puertas y hacer reestructuración de su personal. ¿Usted propone una reforma tributaria completa?

Este país necesita reducir su carga en materia de impuestos. Tenemos 14 tratados vigentes con América Latina, Estados Unidos, Europa y Centroamérica y estamos cobrando el doble de los impuestos y eso explica que se estén cerrando muchas empresas. El tema de tributación de impuestos es uno de los principales factores por el cual hemos dejado de ser competitivos. Traigo perfectamente estructurada la reforma, cero impuestos al patrimonio, cero renta presuntiva, el impuesto al patrimonio hoy no lo cobra ningún país. Mi propuesta es 30% para las empresas del impuesto neto en materia de renta y de ese impuesto se hará descontable el 4 por mil, el Ica y el IVA. Cuando usted dice que se han ido varias empresas, lo que se ha ido son los empresarios: en los últimos dos años, 10 mil colombianos dueños de empresas tomaron la decisión de renunciar a la nacionalidad colombiana o de irse a terceros países a situarse como sujetos fiscales y detrás de ellos se van las empresas y las industrias. La única excepción que tendría mi estatuto tributario es para dos sectores: agrícola y turístico, cuyo impuesto de renta no sobrepasará el 10%.

Usted mejorará la economía del país con inversión privada. Al Huila no le fue bien con El Quimbo, todavía estamos reclamando compensaciones. Usted abre esa posibilidad y Gustavo Petro, dice que no permitirá la explotación ¿Cuál es realmente su propuesta en inversión privada?

La inversión privada extranjera y nacional que tenga que llegar a Colombia depende de muchos factores de la competitividad que se refiere a cuatro aspectos. El tema de la carga de impuestos, el tema de la infraestructura logística que pesa mucho en los costos de los productos, el tema de la productividad si la comparamos con los demás países del exterior es relativamente baja, estamos preparando gente para oficios que no se necesitan, por eso hemos hablado de mejorar la calidad y la pertinencia de la educación. Infraestructura, incentivos del gobierno, reforma tributaria y productividad, son los cuatro factores que determinan si un inversionista extranjero o nacional va a volver a invertir en este país.

Pero, ¿Eso quiere decir que va a permitir la explotación de recursos naturales?

En materia petrolera hay que hacerlo, este país no puede perder el autoabastecimiento petrolero. La gran caja de Colombia sigue siendo el sector petrolero, perdimos 20 mil millones de dólares con la caída del barril del petróleo, este país exportaba un millón 100 mil barriles de petróleo y estamos en 810 mil, en términos de dos años no exportaremos más que 620 mil barriles y si no encontramos nuevos yacimientos, en cinco años, Colombia se convertirá en un importador neto de petróleo. No quiero ni imaginar que nos ocurriría. Aquí para todo el mundo, lo más fácil es decir no al petróleo, no a la minería, todo el mundo se compromete a mejorar la educación, la salud, la infraestructura y la vivienda pero nadie dice cómo se va a pagar esta inversión. No era cierto que este país se hubiera diversificado tanto. Cuando sobrevino la crisis del petróleo nos vimos obligados a reducir en un 50% el presupuesto de inversión del Estado colombiano. Sería deseable no depender del sector minero-energético pero en el cortísimo plazo no podemos olvidarnos que el Estado colombiano en buena parte vive de los ingresos de petróleo.

¿Y el medio ambiente?

El medio ambiente puede ser sostenible, todos los países protegen el medio ambiente y Colombia no debe ser la excepción, lo que es obligatorio es que cada proyecto de petróleo y minería por lo menos el 50% de la inversión se destine a compensaciones ambientales y sociales. Se pueden hacer las cosas bien, de hecho todos los países explotan el subsuelo pero lo hacen de manera sostenible y razonable.

“El medio ambiente puede ser sostenible, todos los países protegen el medio ambiente y Colombia no debe ser la excepción”

Hablemos de salud, no hay camas, hay crisis hospitalaria…

Yo me propongo cambiar el modelo de la salud para que cada colombiano esté adscrito a un médico especialista en familia, que sea la puerta al ingreso al sistema y no las tutelas o las urgencias. Cada ciudadano estará vinculado a un médico con capacidad resolutiva de gobierno sobre el paciente. Me propongo en mi plan de salud llevar a la realidad lo que ya está consagrado en una ley, que las dos terceras partes de los colombianos que hoy están en el régimen subsidiado gocen de los mismos derechos de quienes están en el régimen contributivo, que toda mujer acceda a la licencia de maternidad en tiempo y en dinero. También hay que poner en cintura a las Eps, buena parte de ellas no tienen el músculo financiero para brindarle protección a la personas que han asegurado. Nos proponemos formar 5 mil nuevos especialistas y pagarles honorarios a los médicos residentes.

¿Cómo blindará el tema de las entidades públicas, usted habla de eliminar las Contralorías regionales y hoy el escándalo nacional son los 32 mil millones supuestamente invertidos en nómina paralela en el Sena?

Gobernar se puede y gobernar bien mejor, hay que adoptar los pliegos tipo para eliminar las discrecionalidades en la contratación. El control fiscal en Colombia es inexistente, se gasta un billón de pesos anuales en sostener a la Contralorías municipales, departamentales y a la nacional, y lo que se recauda es el 0,02% de lo que se invierte en materia de control fiscal por el origen y la designación de contralores, no hay Alcalde, no hay Gobernador, Presidente que no tenga injerencia en la designación de quien lo va a controlar, por eso, estamos proponiendo el Tribunal Nacional de Cuentas con magistrados sin origen político que ejerzan el control fiscal.

¿Lo que quiere afirmar es que las Contralorías están politizadas?

Contralores elegidos por Concejos y Asambleas pues tienen un origen político y ¿quién controla las mayorías en cada Corporación si no son los gobernadores y los Alcaldes? El Congreso elige al Contralor, pero nunca ha elegido un Contralor que no cuente con el ‘guiño’ del Presidente.

El candidato presidencial, Germán Vargas Lleras, en la entrevista con la gerente general del Grupo Informativo LA NACIÓN, la comunicadora social y abogada Claudia Marcela Medina García.

Y el escándalo del Sena…

Me parece horrible, no solo administra recursos del Gobierno Nacional sino también de los empresarios que hacen sus cotizaciones, hay que ver qué paso no solo en el Sena sino en otras entidades que han abusado de nóminas paralelas que nunca van a trabajar o no son competentes para los cargos designados.

Hablemos de la campaña. La gente se pregunta ¿por qué usted no se fue con su partido Cambio Radical?

Se la contesto muy sencillo, porque mi campaña está llegando a sectores sociales, dirigentes de muchos partidos, de manera que esa convocatoria es mucho más amplia a la que puede hacer un partido único.

¿Sus contendores han señalado a Cambio Radical como uno de los partidos más corruptos?

No es así, mire lo que ocurre con la U, el pardito Verde, el Polo Democrático. Hay mucha corrupción en Colombia, pero no es exclusiva de ninguna colectividad yo diría que es del sistema. Por eso he señalado la conveniencia de acabar la ‘mermelada’, este sistema de gobierno es perverso, dígamelo a mí que eliminé la ‘mermelada’, usted cree que había podido ejecutar más de 450 mil viviendas y entregar 2.500 proyectos en acueducto, si yo hubiera permitido la intervención de la clase política. Yo le demostré al país que sí se puede gobernar bien, gobernar sin corrupción. No hay colombiano que haya tenido la coordinación de inversiones tan importantes como la nuestra, no hay un solo reclamo, una queja, nadie que participó en esas licitaciones tiene algo que decir, todo fue en audiencias públicas.

Las próximas elecciones del 27 de mayo, pocas coaliciones, muchos solitarios, ¿En dónde va a estar Usted, o va a esperar el 11 de marzo?

El 11 de marzo serán las verdaderas encuestas, yo estoy muy optimista, faltan tres semanas para mirar cuál es la opinión de los colombianos, cómo quedó el mapa político en el país, a partir del 12 de marzo me voy a relacionar con otros sectores y partidos, porque lo que no le puede pasar al país es quedar en manos de una izquierda radical de personas como Gustavo Petro que ya fueron probadas en Bogotá, es lo mismo que ocurrió en Venezuela, estuve en la frontera y qué horror lo que presencié, hace unos años lo vimos próspero, ahora todo lo acabaron y lo destruyeron. Debemos pensar muy seriamente si le vamos entregar este país a un proyecto populista, de izquierda radical, como el que muchos candidatos encarnan. El 12 de marzo una vez se elija el nuevo Congreso no tengo ningún inconveniente en sentarme a conversar con todos aquellos que tengan las mismas preocupaciones sobre el futuro del país.

“Lo que no le puede pasar al país es quedar en manos de una izquierda radical, de personas como Gustavo Petro”

No se puede ir sin decirme ‘la chiva’ de quién será su fórmula vicepresidencial…

Me voy a ir sin decírsela porque no la tengo clara.

Le doy nombres: Noemí Sanín, Elsa Noguera, Jaime Pumarejo, Hernán Andrade…

Me gustaría una persona que no solamente esté comprometida con el programa, sino que en un momento dado pueda asumir la Presidencia de Colombia porque para eso se creó la figura. Son muchos los factores a tener en cuenta: el género, el territorio, la capacidad profesional, la respetabilidad, aún me quedan algunos días y estoy meditándolo mucho.

Finalmente, un tema clave: los supuestos bienes de las Farc que están siendo expropiados por orden de la Fiscalía como el caso de la cadena de supermercados Supercundi. ¿Qué piensa de lo que está ocurriendo?

Estuve en el Espinal y en el Tolima y qué horror lo que está ocurriendo. Una vez se notificó que esos supermercados eran de propiedad de las Farc, fueron ellos mismos quienes hostigaron esos saqueos, de manera que eso es inaceptable y graves consecuencias tendrá para las Farc si se demuestra que esos bienes no fueron declarados en el inventario que le entregaron en el proceso de paz al Gobierno Nacional porque una de las condiciones era no seguir cometiendo delitos y haber mantenido oculto la  propiedad de esos almacenes, si así se demuestra, daría lugar a la pérdida de los beneficios.

Comentarios