Después de todo tipo de maniobras dilatorias, el próximo lunes el Municipio tendrá vía libre para reclamar el pago de más de 11 mil millones de pesos por cobros exorbitantes que había efectuado Diselecsa en el contrato de concesión 001 de 1997 en el que durante 20 años se prestó el servicio de alumbrado público en Neiva.

Esta acción se logra con el pronunciamiento del Consejo de Estado en el que niega a Diselecsa la solicitud de aclaración del fallo, recurso que se había convertido en impedimento y medida para frenar las acciones jurídicas de la Alcaldía de Neiva, que espera en corto tiempo recuperar esta importante partida que sería invertida en el sistema de alumbrado público en la zona urbana y rural.

“Diselecsa hasta la fecha ha remitido dos solicitudes de aclaración y/o modificación del fallo, situación que ha retrasado la posibilidad que el municipio pueda cobrar el laudo arbitral por cuestiones del que él mismo aún no ha quedado en firme. Es de anotar, que estas maniobras dilatorias han sido en el momento contrarrestadas por la Administración Municipal, a través de sendos memoriales que se han enviado por medio del programa de Alumbrado Público, con el concurso de la secretaría jurídica de la Alcaldía y con el apoyo de la Procuraduría General de la Nación, quienes han hecho un control y un seguimiento a estas actuaciones que se han venido realizando en el Consejo de Estado a través de la sección tercera”, informó Germán Barón, líder del programa de Alumbrado Público.

Comentarios