Monseñor Froilán Casas es el Obispo de la Diócesis de Neiva.

 

JESÚS ANTONIO ROJAS SERRANO/LN

editorgeneral@lanacion.com.co

 

Con el domingo de ramos se abre hoy la Semana Santa. Como es tradicional en LA NACIÓN, monseñor Froilán Casas, el Obispo de la Diócesis de Neiva, hace sus reflexiones.

En esta ocasión, le preguntamos, entre otras cosas, por las próximas elecciones presidenciales y temas controvertidos como los curas pederastas.

 

¿Cuál es el mensaje de la Iglesia Católica para esta Semana Santa?

Nuestra tarea, como siempre, es predicar la palabra de Dios, predicar a Jesús que es el paradigma de la conducta humana. Insistiremos en la conversión de corazón, en dejar esa conducta que esté empañada de corrupción, de mentira, de infidelidad. Queremos invitar a las personas a renovarse y a saborear la misericordia de Dios para que empecemos una vida nueva. Siempre en Cristo hay de qué arrepentirnos, pero a la par la alegría de saber que él siempre nos perdona y nos salva.

 

¿En qué va a enfocar su sermón de Viernes Santo?

El Viernes Santo yo voy a tomar una palabra: ‘Hoy estarás conmigo en el paraíso’. Es una de las palabras de Jesús en sus postrimerías de vida terrena, cómo Jesús no mira el pasado sino el presente. A Cristo no le interesa lo que usted haya hecho en el pasado, si hoy está arrepentido, él lo perdona ya. El caso de los dos bandidos. Ambos iguales de bandidos, pero la actitud de uno y otro es distinta. La actitud de uno era continuar en el pecado, haciendo alarde de su error, echándole la culpa a los demás, ese murió en su pecado; en cambio el otro que era igualmente bandido, se arrepintió, se avergonzó de sus errores y saboreó el perdón de la misericordia, y por eso le dice Jesús: ‘Hoy estarás conmigo en el paraíso’.

 

¿Qué tanto respeto hay por los actos de Semana Santa?

En general bastante. A nivel del Gobierno Departamental y Municipal y ustedes los medios de comunicación son muy respetuosos y guardan compostura en términos de música, de programación de la televisión y en la radio se ve que hay mucho respeto y les agradecemos y creo que hay que seguirlo fomentando y a nivel de la misma institución civil, el aporte que vamos a tener este año de la Filarmónica de Viena. Aquí es todo un ambiente para fomentar la identidad religiosa del pueblo huilense.

 

Pero, ¿el fervor se ve más en Neiva o en los pueblos?

Yo creo que a la par, acá en la ciudad hay bastante apoyo y participación. En los pueblos, la gente se va a descansar pero a la par van a los oficios religiosos de sus parroquias.

 

¿Qué decirle a quienes destinan Semana Santa para irse de parranda?

Que tienen que darle cuentas a Dios. Dios nos da y nos perdona pero hay gente que le importa cinco los oficios religiosos y sólo se la pasan en balnearios y ‘tomatas’. Un día también les llegará la muerte y tendrán que darle cuentas a Dios. Yo no puedo decirle nada porque no somos Contraloría ni hay cárceles; pero sepan una cosa, el que no quiera vivir a Dios asumirá las consecuencias y también muere sin Dios.

Dios nos da y nos perdona pero hay gente que le importa cinco los oficios religiosos y sólo se la pasan en balnearios y ‘tomatas’

 

Monseñor Casas, ¿A qué atribuye a que el país siga polarizado, a pesar del fin de la guerra con las Farc?

Yo ya estoy cansado con la palabra paz. Me parece que siendo una palabra tan linda semánticamente choca porque para qué hablamos de paz sino hay justicia social, para qué seguir con un discurso dicotómico de grandes palabras a favor de la honestidad y la transparencia cuando uno ve que sigue habiendo corrupción, maldad, entonces no hablemos de eso. Yo tengo mucho miedo que si la clase dirigente no sabe manejar el país podemos caer en un populismo similar al que está padeciendo Venezuela. Yo invito a la gente a ser sensata, crítica, analítica y sobre todo que elijan y piensen en el que da ejemplo.

Yo tengo mucho miedo que si la clase dirigente no sabe manejar el país podemos caer en un populismo similar al que está padeciendo Venezuela

En ese orden de ideas, ¿cuál es el presidente que les conviene a los huilenses y a los colombianos?

A mí me duele que el Gobierno actual ha descuidado mucho el departamento del Huila, comenzando que no tuvimos un ministro huilense, creo que hubo mucha retórica, mucho discurso pero se dejó bastante descuidado al Huila. La presencia del Estado es la manifestación de que tiene que haber paz, donde haya escuelas y toda la infraestructura para que la gente viva bien. Necesitamos que seamos más críticos y tengamos más autoestima y pensemos en exigir.

 

A juicio suyo, ¿cuáles es el principal tema que debe estar en la agenda del próximo mandatario de los colombianos?

Yo creo que un ataque frontal contra la corrupción. Es que leyendo he mirado que en Colombia en 2017 hubo 24 billones de pesos que se perdieron en corrupción. ¿Para qué reformas tributarias? Si se manejara con honestidad el dinero alcanzaría para todo. Yo creo que el Gobierno que viene tiene que atacar la corrupción pero de una manera real, sin tanto discurso.

 

¿Qué otros temas deben ser de prioridad?

Disminuir el desempleo. Es que tenemos que llegar a un desempleo del 2 o 3%. Ya llevamos 200 años de asistencialismo y hay que dejarlo para generar trabajo productivo para acabar con la pobreza. Pensar igual en los que viven en la ciudad como en el campo. No es justo que se importe arroz, trigo y frutas; lo que hay es que exportar y más con un país productor como el nuestro. Canadá, por ejemplo, es un país eminentemente agroindustrial pero aquí el campo está desestimulado y todos hablan de maravillas pero no se traduce en que haya vivienda digna o buenas vías en el campo. Hay que darle al que produce y no al zángano.

 

¿La modificación de los acuerdos de paz debe estar en la agenda del próximo presidente?

Colombia es un país democrático y entiendo que la gente tiene que responder. Lo que es claro es que lo que ya se ha hecho en términos de desmovilización hay que respetarlo, ya hay un paso dado y hay que respetarlo, perdería credibilidad el Estado hacer un cambio de reglas de juego, obviamente, rectificar, manejar, hay que auscultar lo que quiere Colombia. Se han podido dar avances y me parecería grave volver a esa guerra sin cuartel, pero no basta haber hecho unas firmas frente a un conflicto, hay que generar productividad y proyectos de generen realmente el aceleramiento de la industria y el campo.

El Obispo de la Diócesis de Neiva, monseñor Froilán Casas Ortiz, en la entrevista con el Editor General del Grupo Informativo LA NACIÓN, Jesús Antonio Rojas Serrano.

 

Usted que visita permanentemente los pueblos, ¿las cosas realmente han cambiado tras los acuerdos de paz?

Hay un ambiente de respeto, pero a mí de duelen las carreteras completamente destruidas. Uno de los aspectos fundamentales para el desarrollo es la conectividad, tenemos internet pero la conectividad vial es un desastre. Un país desarrollado debe tener buenas vías, no simplemente arreglos tontos, que medio asfalten. Las obras hay que hacerlas bien. Que los gobernantes no sean mediocres, que hagan las cosas bien o no las hagan. Un colegio debe tenerlo todo para que el mismo estudiante se dé cuenta que está bien atendido y eso se traduzca en su casa.

 

Monseñor Casas, le voy a preguntar por tres temas polémicos de las últimas semanas. Uno de ellos es la eutanasia infantil, ¿Qué posiciones tiene usted?

La opinión no es la mía sino la de la Iglesia Católica. A la luz de la ley natural, el único dueño de la vida es Dios. La tarea de la medicina es combatir la enfermedad, no matar al enfermo. Eso de que muerte digna porque me tomo un fármaco para morirme pronto va contra la vida. Ahora que los gobernantes hagan eso, un día también morirán y tendrán que darle cuentas a Dios. Ahora hay que luchar contra las malformaciones en los procesos de gestación con programas que apunten a la rehabilitación en términos de salud y dirigidos a madres gestantes.

La tarea de la medicina es combatir la enfermedad, no matar al enfermo

Un segundo tema polémico: El Papa Francisco dijo que por la misa no se paga, ¿realmente ese era el mensaje que él quería entregar?

Toca leer completo al Papa, tomaron esa parte, él también habló sobre las ofrendas que dé la gente para el servicio del culto. La misa en sí no tiene valor, la misa es de un valor infinito, pero la gente tiene que apoyar, atender a sus parroquias. ¿Cómo se levanta un templo? A base de tamales y empanadas. Los padres –ustedes vieran– yo a veces llego a las parroquias y les digo pero mijo tenga una cama mejor, un colchón mejor, un baño más adecuado. De manera que no se trata de comercializar el evangelio, de que tenga una base datos, de decir “de cuánto es la membresía, entonces le corresponde tanto al mes”. La gente debe darle a la iglesia el apoyo, el diezmo o cómo se podría sostener la iglesia. El Papa en ese sentido dice la verdad, ni más faltaba que la misa tenga un valor económico, eso supera cualquier medida que se le quiera dar.

 

Y el tercer tema del que se viene hablando mucho: la investigación periodística que puso al descubierto que la Arquidiócesis de Medellín encubrió curas pederastas. ¿Aquí en el Huila usted ha tenido conocimiento de curas pederastas?

La tarea del Obispo es tan difícil. Los curas no son hijos de menores de cinco años y yo no puedo manejar la conducta de un padre que tiene 40 o 50 años. Aquí hay unos aspectos del Código del Menor y el juramento, pero el caso de un sacerdote que lo haga no puede empañar a todos los demás. Hay periodistas que van con odio a hacernos preguntas, no usted ni aquí en el Huila, pero hay algunos que de una vez están condenando. La pederastia es un fenómeno absurdo y horrible. Vamos a suponer que en Neiva haya en el año, en el estrado judicial, 20 casos y de esos 20, uno es sacerdote, solo se publica el del sacerdote, de los 19 restantes no se dice nada, pero la cantidad de desórdenes en materia sexual es terrible. Ahora uno de Obispo es posible que le hagan un gol, yo cómo hago para saber todo, si le hacen goles a la Procuraduría, a la Contraloría, a la rama Judicial, yo cómo hago para estar detrás de cada sacerdote para que cumpla. El Papa no está detrás de mí para ver si yo soy buen Obispo, yo no puedo manejar la conducta de una persona.

 

Pero, ¿ha tomado acciones concretas de prevención?

Es prohibido rotundamente que la infancia misionera sea manejada o acompañada por un varón, es solo para las damas. He prohibido por Decreto que haya menores de 18 años en las casas parroquiales, si me incumplen hay un Decreto y si acaso hay un juicio yo presentaré el Decreto y el padre tiene que irse a la cárcel porque incumplió el Decreto del Obispo. Aquí en la Diócesis de Neiva, nadie puede vivir en la casa parroquial, menores de 18 años, y el padre tiene que firmar que ha recibido el Decreto, y he tomado muchas medidas preventivas pero más allá de eso, yo no puedo estar controlando cada caso, cada noche, cada cama, cada hogar, cada habitación, eso sí se sale de mis manos y yo no estaría en ese plan. Yo creo que la mayoría, cumplen, ha habido algunas observaciones que he tenido que dar y sanciones que solo el Obispo las sabe, pero no por pederastia sino por otros casos. Un sacerdote que tenga su amante, un sacerdote que sea homosexual, no es delito, pero es una falta moral grave. Hay un tipo de sanciones eclesiásticas para el caso de un homosexual, no porque haya que acabarlo pero no es correcto que nosotros haciendo un voto de celibato, de castidad y yo tenga mi amante que es un muchacho de 20 años. También le quiero decir a la gente que conozco tanto desorden sexual en todos los grupos humanos, con esto no quiero justificar los errores de los padres, yo quiero pensar que somos perfectos pero desafortunadamente somos la misma materia prima de todos los seres humanos. Yo lamento lo que pasa en Medellín, lo que pasa en otras partes, quiera Dios que no ocurra en Neiva. Yo no puedo dar un Decreto de que no ocurra porque yo trabajo con seres humanos.

Un sacerdote que tenga su amante, un sacerdote que sea homosexual, no es delito, pero es una falta moral grave

Señor Obispo, ¿Cuál es su mensaje final para todos los lectores de LA NACIÓN?

Primero agradecerles a ustedes, ya saben mi cariño por el Diario LA NACIÓN, un mensaje para que sigamos y este periódico siga posicionándose, que llegue a la gente y con una opinión bastante imparcial.

Comentarios