El homenaje iniciará con una ofrenda floral en Jardines El Paraíso en Neiva.

RICARDO AREIZA

unidadinvestigativa@lanacion.com.co

La orden ‘Rodrigo Lara Bonilla’, creada hace 34 años para exaltar la memoria del ex ministro asesinado por la mafia quedó definida.

La distinción fue conferida  por el consejo de la orden que integran el presidente del Tribunal Superior de Neiva, Hernando Caballlero; el obispo de la Diócesis de Neiva, Floirán Tiberio Casas; el comandante de la Novena Brigada y la ex gobernadora Cecilia Lara Bonilla, hermana del sacrificado ministro de Justicia Rodrigo Lara Bonilla.

La imposición de la medalla se hará el 30 de abril, en una ceremonia especial prevista en el recinto de sesiones de la Asamblea Departamental al cumplirse los 34 años del magnicidio.

Este año recibirán la condecoración los magistrados Raúl Eduardo Sánchez  y Jesús Ángel Bobadilla Moreno, recién posesionados como miembros de la Jurisdicción Especial de Paz (JEP) y el  sargento segundo Melvin Manuel Peña Herrera, encargado del grupo antinarcóticos del Batallón 27 de Infantería Magdalena con sede en Pitalito.

Los dos primeros fueron postulados por el presidente del Tribunal Superior, Jesús Hernando Caballero Quintero y respaldado por el canciller de la Orden, Ricardo Moncaleano.

El nombre del suboficial lo propuso el comandante de la Novena Brigada, coronel, Oscar Armando Rodríguez por los resultados en la lucha contra el narcotráfico.

Los condecorados: Raul Eduardo Sánchez, Sargento Melvi Peña y Jesùs Ángel Bobadilla.

La condecoración, creada en 1984, fue conferida por un consejo de la orden, para exaltar a personas y entidades dedicadas al servicio de la justicia, el servicio social y lucha contra el narcotráfico y la criminalidad.

Los actos de conmemoración  comenzarán a las 8:00 a.m.  con una ofrenda floral en el parque cementerio Jardines El Paraíso, donde reposan los restos mortales. Después se celebrará una misa en la plazoleta.

“Los actos protocolarios se realizarán a partir de las 10:00 a.m. La ceremonia central con la imposición de las condecoraciones se realizará en el Salón de Gobernadores”, confirmó el jefe jurídico, Ricardo Moncaleano, quien funge como canciller de la Orden.

El año pasado recibieron la distinción, el magistrado huilense, Eyder Patiño Cabrera, vicepresidente de la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia; el suboficial, José Vladimir Borja, comandante de la compañía antinarcóticos del Batallón Magdalena y el Banco Diocesano de Alimentos.

En el 2016, recibieron la distinguida presea, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc), dedicada a la promoción de la seguridad y justicia en la lucha contra la delincuencia trasnacional, el narcotráfico y el terrorismo.

También fueron exaltadas con la misma condecoración, las Madres de Soacha por su incansable lucha reclamando justicia por los falsos positivos, ordenados por el gobierno de la época para inflar los resultados contra la guerrilla.

La tercera exaltación la recibió el Ejército Nacional, representado en el soldado profesional, Reynaldo Ceballes Artunduaga, uno de los expertos antiexplosivos, dedicado a descubrir y desmantelar minas antipersonas especialmente en zonas de conflicto.

Momento clave

Los 34 años del magnicidio se conmemora en momentos en que se implementa el modelo de justicia transicional, diseñada como parte de los acuerdos de paz que permitieron el desarme y su efectiva reintegración a la vida civil de las Farc, la guerrilla más vieja del mundo.

Y una de las herramientas esenciales de la negociación política del conflicto armado, bandera que agitó Lara Bonilla, al lado de otro gran componente de justicia, verdad y reparación integral a las víctimas, recuperación y preservación de la memoria histórica y la construcción de un nuevo modelo de convivencia civilizada.

Comentarios