El bombardeo de Estados Unidos a Siria se dio con apoyo de Inglaterra y Francia.

El vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, afirmó que “las mentiras rusas se desploman frente a la verdad” al pretender negar el supuesto empleo de armas químicas por Siria, que motivó en la noche del viernes un ataque estadounidense con el apoyo del Reino Unido y Francia en territorio sirio.

Durante su intervención en la sesión plenaria de la octava Cumbre de las Américas, que se realizó en Lima, Pence aseguró que “las horribles fotos de niños muertos” prueban los crímenes de lesa humanidad cometidos por el régimen del “dictador” de Siria, Bashar Al Asad.

El vicepresidente estadounidense informó sobre el éxito del ataque para destruir instalaciones del programa de armas químicas de Siria y afirmó que su país no tolerará el uso de más agentes químicos contra mujeres y niños.

De igual forma, el vicepresidente de Estados Unidos advirtió ayer que su Gobierno está “preparado” para volver a atacar Siria si es necesario y para defenderse de posibles represalias de Damasco o sus aliados, y dijo que el régimen Bashar al Asad tendrá “un precio que pagar” si usa de nuevo armas químicas.

“Estados Unidos está preparado para actuar de nuevo de forma sostenida para asegurar que Siria entiende que habrá un precio que pagar si vuelven a usar armas químicas de nuevo”.

En Lima, el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, mantuvo una apretada agenda de encuentros bilaterales para explicar a sus interlocutores las razones de este ataque en Siria.

El temor a una escalada militar en Oriente Medio tras los ataques selectivos de Estados Unidos en Siria, acapararon la atención de la Cumbre de las Américas que se desarrolló en Perú.

La mayoría de los mandatarios de la región manifestaron su preocupación por el uso de armas químicas y alertaron del riesgo de una escalada en Oriente Medio tras el bombardeo ordenado el viernes por la noche por el presidente estadounidense, Donald Trump, contra objetivos selectos del régimen de Bashar al-Asad en Siria.

Pero otros mandatarios se mostraron más prudentes y recomendaron mesura, como el brasileño Michel Temer, quien manifestó su preocupación.  “Ahora es el momento de encontrar soluciones duraderas, basadas en el derecho internacional, para una guerra que se extiende demasiado tiempo, a un alto costo humano”, dijo.

El mexicano, Enrique Peña Nieto, manifestó que se ponga fin al uso de “estos instrumentos de tan crueles consecuencias” “a través del derecho internacional”.

 

SANTOS RESPALDÓ BOMBARDEO

Por su parte, el presidente Juan Manuel Santos aseguró: “Siempre apoyaremos las acciones para castigar su uso y buscar su erradicación, pero también hacemos un llamado a la paz”.

El pasado 9 de abril, el mandatario colombiano condenó el supuesto ataque con armas químicas perpetrado por el Ejército sirio en Duma.

“Rechazo absoluto a lo ocurrido en Siria. Todo ataque con armas químicas debe ser condenado por el mundo entero. Barbarie es injustificable”, dijo el mandatario en su cuenta de Twitter.

No es la primera vez que el mandatario colombiano apoya este tipo de acciones. En abril de 2017, Santos respaldó un bombardeo ordenado por Trump en respuesta a otro supuesto ataque químico. “Colombia respalda la acción que tomó ayer (6 de abril) Estados Unidos, siempre y cuando se haga dentro del Derecho Internacional”.

Sobre el ataque químico, Santos manifestó en ese entonces: “es crimen de guerra y de lesa humanidad suscrito por los tratados internacionales y debe ser condenado por toda la comunidad internacional”.

 

‘TRAERÁ CONSECUENCIAS’

El ataque a Siria “no se quedará sin consecuencias”, advirtió el embajador de Rusia en Washington, Anatoli Antónov. “Los peores presagios se han cumplido. No han escuchado nuestras advertencias. Nos vuelven a amenazar. Habíamos advertido de que estas acciones no se quedarán sin consecuencias. Toda la responsabilidad recae en Washington, Londres y París”, dijo Antónov en una declaración oficial difundida por la Embajada. El jefe de la legación diplomática rusa en Washington calificó de “inadmisibles” las palabras del presidente Donald Trump, sobre la responsabilidad del mandatario ruso, Vladimir Putin, en el supuesto ataque con armas químicas contra la ciudad siria de Duma.

“Los ataques al presidente son inaceptables e inadmisibles. Estados Unidos, un país que tiene el mayor arsenal de armas químicas en el mundo, no tiene derecho moral de culpar a otros países”, subrayó Antónov. También Putin ha tachado de “agresión contra un Estado soberano” el ataque de Estados Unidos y sus aliados contra Siria, y ha acusado a Washington de ayudar con su acción a los terroristas que actúan en el país árabe. “Con sus acciones, Estados Unidos empeora aún más la catástrofe humanitaria en Siria, llevan el sufrimiento a la población civil, y de hecho, toleran a los terroristas que torturan desde hace siete años al pueblo sirio”, dijo Putin, en un comunicado difundido por el Kremlin.

 

 

Comentarios