Esta es la primera unidad productiva de esta área en la localidad.

Continúan los avances en las diferentes áreas del Sena en el departamento del Caquetá. En esta ocasión los encargados de buenas noticias para el desarrollo productivo en la región fueron estudiantes que se forman como técnicos en producción pecuaria en este municipio del norte del Caquetá, quienes crearon el Aprisco María Helena, primera unidad productiva de la localidad que se encarga de la producción de cabras y de la leche de este animal que comercializan en el municipio.

“Con el Sena aprendemos haciendo y bajo este esquema ponemos en práctica lo aprendido para hacer realidad nuestro propio aprisco, en el que cuidamos y le damos el manejo adecuado a la cabras para así obtener la leche que es el principal insumo del negocio”, explicó Bertha Ximena Vásquez, aprendiz y líder de la iniciativa.

Y es que en desarrollo de la formación, los aprendices guiados por los instructores Rodrigo Posada  y Edward Casanova, conocieron y aprendieron los procesos relacionados con la reproducción, sanidad animal, bioseguridad, manejo integral de registros, comercialización y emprendimiento, áreas que les han permitido sacar adelante su iniciativa empresarial en el sector pecuario.

Al conocer de manera personal el aprisco, José Delby Vargas Gutiérrez, director del Sena Caquetá, señaló que “da gusto estar en contacto con los aprendices y ver el resultado de su trabajo y compromiso. Ellos cuentan con el acompañamiento permanente de los instructores, el equipo de formación y la dirección para consolidar su unidad productiva, que es la primera de esta clase en el municipio”.

Como propietarios son conscientes que el sueño se está gestando, por eso a diario trabajan en la producción y comercialización de la leche de cabra y otros preparativos que comercializan a lo largo y ancho del municipio a bordo de su unidad móvil, en donde llevan los animales para ofrecer el producto fresco y en las mejores condiciones.

 

 

Comentarios