Emgesa está desarrollando un ambicioso proyecto de repoblamiento de especies de peces nativos en la represa El Quimbo. Fotos Emgesa.

FERNANDO POLO/LN

corresponsales@lanacion.com.co

Con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas de la zona de influencia de la represa El Quimbo, y de contribuir con la conservación de especies nativas que fueron afectadas por la construcción de la hidroeléctrica, Emgesa desarrolla un ambicioso proyecto que busca repoblar el espejo de agua con alevinos de bocachico, capaz, pataló y peje.

Las especies que son analizadas científicamente en la estación piscícola de Emgesa, una vez estén listas serán ubicadas de manera concertada con la comunidad y en sitios estratégicos, como desembocaduras de quebradas que llegan a la presa, para que los peces puedan migrar y llegar a todas las zonas de influencia del proyecto.

Al respecto, el gerente general de Emgesa, Bruno, Riga, expresó que vienen trabajando bien con la comunidad y con las entidades, lo que ha permitido que el proyecto sea exitoso.

“Llevamos seis años en este proyecto y ya llegamos a la cuarta etapa, es decir vamos a iniciar con el repoblamiento del embalse aguas abajo de la presa hasta Betania. Es un proyecto en el que se han invertido más de quince mil millones de pesos, que es una inversión que no solo incluye la construcción de la estación piscícola sino también la investigación, en un estudio que se está realizando junto con la Universidad Surcolombiana y que está aportando muchos beneficios para todos”, destacó Bruno Riga.

El proyecto incluye la investigación para preservar las especies de peces del río Magdalena.

Agregó que el proyecto además contribuye con el cuidado del medioambiente, de las especies nativas del río Magdalena y se logra garantizar también el mejoramiento de la calidad de vida de los pescadores artesanales que viven alrededor de la represa.

¿Y LAS COMPENSACIONES?

En los últimos días las relaciones entre el Gobierno Departamental, alcaldes de la zona de influencia de El Quimbo y algunas comunidades, no han estado muy cordiales debido al tema de las compensaciones que contempla la licencia ambiental y que todavía no se ven. Como es el caso de la vía perimetral, los distritos de riego y las adecuaciones para que los municipios que están en la zona de influencia de la represa puedan explotar el proyecto turísticamente.

Ante estos interrogantes, Bruno Riga reconoció que si se han presentado algunos inconvenientes, pero que están trabajando con toda la disposición para que lo que quedó en la licencia ambiental se cumpla.

“Hemos cumplido con todas las obligaciones que están en la licencia ambiental, nos falta completar algunas obras como los distritos de riego, que ya están en construcción y la meta es terminarlos a finales de este año. Nos falta también un único punto que es muy importante: la vía perimetral. Este proyecto está en una etapa muy avanzada, yo creo que están dadas todas las condiciones para muy pronto empezar la construcción”, señaló Riga.

Resaltó que a pesar de todos los inconvenientes que se han presentado por las demandas y denuncias del Gobierno Departamental contra la Agencias Nacional de Licencias Ambientales, Anla, por los incumplimientos, lo importante es seguir dialogando para solucionar los problemas que se derivan del proyecto.

“Yo que creo que independientemente de todo tenemos la responsabilidad de seguir dialogando porque el interés de todos es finalmente solucionar los problemas, ayudar a las comunidades para mejorar la calidad de vida. En mi opinión las relaciones con el Gobierno Departamental están bien”, destacó el gerente general de Emgesa.

PARTE DE TRANQUILIDAD 

En días pasados se rumoró que el embalse de El Quimbo lo estaban desocupando por una posible falla en la presa. El nivel de agua se notaba muy bajo y salian malos olores del espejo de agua.

Al respecto el gerente general de Emgesa, Bruno Riga, aclaró que simplemente lo que sucedió fue que el río bajo el caudal, por lo tanto esto se notó en el nivel del embalse. Descartó cualquier posibilidad de que la represa tenga algún problema que afecte su estructura.

“Lamentablemente el nivel del embalse está bajando porque ha mermado el caudal del río Magdalena, pero no hay ningún problema ni riesgo. Se habló mucho que en la presa habían problemas, pero todo está bien, obviamente es una planta nueva y como todas las pantas nuevas necesita algunos ajustes, pero nada que pueda comprometer la seguridad de la misma”.

Aclaró también que Emgesa no tiene proyectado construir más represas en el Huila, ni en el país. Inclusive anotó que están enfocándose más en energía renovable no convencional.

El Quimbo, referente en investigación y repoblamiento de peces

Emgesa, compañía del Grupo Enel en Colombia, en alianza con la Universidad Surcolombiana (Usco) y la Estación Experimental Surcolombiana de Recursos Hidrobiológicos (Esrh), realizaron el Primer Seminario Internacional para el Manejo Ecológico de Represas, en donde El Quimbo fue referente científico en investigación, sobre repoblamiento y traslado de peces nativos. Esta actividad hace parte del Programa Íctico y Pesquero del Alto Magdalena que Emgesa viene desarrollando en El Quimbo desde hace seis años, a través del cual se han generado convenios de cooperación con diferentes universidades y en donde se han aportado más de $15.000 millones de pesos.

Las especies para repoblar la represa serán bocachico, capaz, pataló y peje.

En el marco de este programa que tiene como objetivos evaluar y desarrollar la línea de investigación y manejo sobre las especies nativas de peces existentes en el río Magdalena, así como conocer el recurso pesquero y brindar apoyo a las operaciones piscícolas, Emgesa ha adelantado diversas actividades como el marcaje de más 4.000 peces, la realización de 48 visitas de campo y el desarrollo de cerca 60 capacitaciones y talleres con pescadores artesanales del área de influencia. Igualmente, se destaca la publicación de un libro y cinco artículos científicos que dan cuenta de los estudios y análisis adelantados.

“Impulsar estos encuentros genera sinergias y conocimientos que promueven nuestra intención de cuidar el medioambiente y seguir contribuyendo con el bienestar de las comunidades en donde operamos, no solo para mejorar la calidad de vida de las personas, sino para preservar las especies de peces que habitan en el territorio. Hoy, El Quimbo es catalogado como referente internacional en este tipo de investigaciones” aseguró Bruno Riga, gerente general de Emgesa.

Bruno Riga, gerente general de Emgesa.

Dentro de los conferencistas internacionales participantes se destacaron Ángelo Antonio Agostinho, doctor en Ecología y Recursos Naturales de la Universidad Federal de São Carlos y, actualmente, profesor de la Universidad Estatal de Maringá y Evoy Zaniboni Filho, profesor de la Universidad Federal de Santa Catarina y asesor de Acuicultura y Recursos Pesqueros del Consejo Científico y Tecnológico de Brasil.

Para Rubén Darío Valbuena, docente de la USCO, “el trabajo realizado entre Emgesa y la Usco es un ejemplo exitoso de las alianzas estratégicas entre la universidad y el sector productivo que permite desarrollar los tres elementos misionales de la academia: formación, investigación y proyección social”.

LA ESRH 

En octubre de 2017, Emgesa y la Universidad Surcolombiana construyeron y pusieron en operación la primera Estación Piscícola Experimental Surcolombiana de Recursos Hidrobiológicos (Esrh) en la que, actualmente, se están realizando la investigación y la reproducción inducida de especies nativas del río Magdalena que se encuentran amenazadas. Para su construcción se requirió una inversión de cerca de 900 millones de pesos y siete meses de trabajo. En los primeros dos años de operación, se estima que se produzcan más de 2,5 millones de alevinos de capaz, bocachico, peje y pataló, con los que se realizará el repoblamiento en el embalse y aguas abajo de El Quimbo.

La Esrh se ha convertido en un importante centro de investigación para el conocimiento científico de Colombia ya que se especializa en el estudio de biología reproductiva de especies de peces nativas, que permitirá, a largo plazo, la estandarización de protocolos para la producción de alevinos. De igual manera, ha permitido el desarrollo de trabajos de grado e investigación por parte de estudiantes de pregrado, maestría y doctorado, de universidades regionales, en temáticas como hematología y química sanguínea.

Comentarios