Durante varias horas estuvo cerrada la vía El Caguán- La Ulloa por la creciente de la quebrad El Jagual.

FERNANDO POLO/LN

corresponsales@lanacion.com.co

Crecientes, deslizamientos, viviendas destechadas y un gran número de personas aisladas durante la mañana de ayer es el panorama que dejan las lluvias en el Huila. Afortunadamente no se presentaron pérdidas humanas.

Las fuertes lluvias provocaron el cierre provisional en la vía nacional hacia el municipio de Rivera, por desbordamiento del río Arenoso; sin embargo, no se generó ninguna afectación sobre la vía, que a las diez de la mañana ya estaba habilitada nuevamente.

Así mismo, se desbordó la quebrada El Jagual, en la vereda El Dinde, lo que provocó el cierre provisional en la vía El Caguán-La Ulloa. En éste sitio hasta ayer por la tarde se mantenía el paso restringido para evitar una situación que puede afectar a los residentes de la zona.

En Elías un deslizamiento afecto vías terciarias y dejó aisladas varias veredas.

Los bomberos del municipio de Rivera estuvieron desde las dos de la madrugada pendientes de la situación que se presentaba tanto en el río Arenoso como en la quebrada El Jagual. Donde varias familias tuvieron que ser advertidas del peligro porque la fuerte creciente amenaza con arrasar lo que encontrara a su paso.

POR LOS PUEBLOS

 Según el informe de la Oficina para la Gestión del Riesgo de Desastres del Huila, Ogrdh, en el municipio de Timaná, en la vereda El Tejar, tres viviendas fueron reportadas con pérdida del techo; dentro de estas, una resultó inundada por insuficiencia de alcantarillado.

De igual forma, en este mismo municipio se afectaron los acueductos de las veredas Santa Fe y Aguas Claras, específicamente en la tubería de captación, que fue insuficiente para recibir la cantidad de agua que corre por las quebradas que alimentan los acueductos.

“Tenemos el reporte de deslizamientos de tierra en zonas rurales de los municipios de Elías y Tesalia, pero se presentaron fuertes lluvias en todo el territorio huilense. Asimismo los fuertes vientos afectaron los municipios de Timaná y Teruel, donde se registraron viviendas destechadas, afortunadamente sin consecuencias que lamentar ya que no hubo afectación a personas”, indicó Isabel Hernández Ávila, coordinadora de la Ogrdh.

Hernández Ávila confirmó que en los municipios de Elías y de Tesalia se presentaron deslizamientos de tierra que afectaron vías veredales.

En el municipio de Teruel se presentó una obstrucción de la vía por caída de árboles. El paso vehicular fue habilitado por los organismos de socorro.

PREVENCIÓN

Ante la primera temporada de lluvias que entró a su pico más alto y se espera dure hasta finales del próximo mes de junio, la Ogrdh, reiteró a las autoridades realizar campañas de prevención y estar atentos ante una emergencia.

“Es importante que los Consejos Municipales para la Gestión del Riesgo de Desastres de los 37 municipios del Huila mantengan activos los Planes de Emergencia y Contingencia para lo que nos falta de esta temporada de lluvias”, resaltó Hernández Ávila.

Agregó que “en este sentido, es importante que la comunidad asuma la responsabilidad de auto-cuidado; es decir, acatar las recomendaciones de las autoridades y preparándose en familia para enfrentar una eventual emergencia, es la única medida para aminorar el peligro que representan las avenidas torrenciales y las crecientes súbitas de la primera temporada de lluvias del año”.

PRINCIPALES VÍAS SIN AFECTACIÓN

 Las principales vías de la región del Huila, como la Ruta 45 y la de Florencia-Suaza no reportaron afectaciones. En el sector de Pericongo la situación fue normal durante todo el fin de semana.

Asimismo, la vía a Florencia y al Putumayo no reportan ningún tipo de afectación, se espera que las condiciones del tiempo mejoren, ya que está lloviendo desde el lunes festivo, lo que podría acarrear problemas en las principales vías.

Entretanto se conoció que los grupos de operadores de Invías y de la Secretaría de Vías del Departamento están atentos con maquinaria amarilla a cualquier evento que se pueda presentar por lluvias.

 VÍAS TERCIARIAS

 Las vías terciarias en los municipios de Villavieja, Baraya, Palermo, Santa María, Íquira, zona rural de Neiva y Algeciras, son las más afectadas por las lluvias.

Los campesinos de Palermo llegaron en días pasados hasta la misma Gobernación para exigir que les reparen viarios tramos porque ya no pueden transitar. Especialmente en el sector de Los Guácimos, en la vía que conduce de Palermo a Santa María.

Desde Algeciras se conoció que las carreteras del sector de El Toro y La Arcadia continúan convertidas en caminos de herradura. En estas veredas están a la espera de maquinaria amarilla por parte del Municipio y el Departamento para empezar la intervención de las carreteras.

Entretanto desde el corregimiento de San Luis, zona rural de Neiva, se conoció que hay varios sitios donde ya no pasa ni el bus mixto, debido a que las lluvias han ocasionado varios hundimientos en la banca de la vía. Asimismo, los deslizamientos han tenido que ser removidos por los mismo campesinos, para habilitar el paso de camperos y camionetas.

Varios líderes comunales de San Luis y veredas como La Julia, hicieron un llamado a la Administración Municipal para que les ayuden con maquinaria y poder reparar las vías y resistir lo que falta de la temporada de lluvias.

Inundaciones en Neiva  

En Neiva las inundaciones por los fuertes aguaceros afectaron la movilidad, varias avenidas resultaron anegadas, en varios sectores las alcantarillas se taparon y el agua se montó por encima de los sardineles.

Los bomberos tuvieron que acudir a varios llamados que hizo la comunidad pidiendo auxilio porque el agua se entró a las casas. Más de 20 llamadas recibieron los bomberos oficiales de Neiva, para atender las inundaciones que presentaron algunos hogares, por causa de las lluvias.

En Neiva las alcantarillas se taparon ocasionando inundaciones en varios sectores.

Ante la cantidad de llamas de auxilio el director de la Oficina de Gestión del Riesgo de Desastres de Neiva, Pedro Tinjacá advirtió a la comunidad para que se preparen y las lluvias no los cojan por sorpresa.

“La solución a estos inconvenientes está en las manos de la propia comunidad; sólo es hacer mantenimiento y limpieza a las viviendas, y no esperar a que las lluvias hagan estragos. Por lo mismo se recomienda no arrojar basuras a la calle porque esto ocasiona que las alcantarillas colapsen”, indico Pedro Pablo Tinjacá, jefe de la Oficina de Gestión del Riesgo de Neiva.

Por ello “La Oficina de Gestión del Riesgo hace un llamado a los neivanos para que limpien canales de sus casas para evitar que se depositen en las estructuras causando taponamiento y generen posibles colapsos de techos”.

El funcionario también reportó que no hubo afectaciones a personas, ni a viviendas y que el río Las Ceibas ha crecido ligeramente, pero hasta el momento no hay alertas. Se hace un monitoreo constante y durante estos días se estará informando cualquier anomalía que se presente ante una creciente súbita u otros fenómenos.

Entre tanto el Ideam reportó que las lluvias seguirán durante lo que resta del mes de mayo y hasta finales del mes de junio.

Comentarios