César Julián Salas es el delegado del Ministerio de Transporte para el Huila.

JESÚS ANTONIO ROJAS SERRANO/LN

editorgeneral@lanacion.com.co

“Aquí construimos el establo y luego vamos a ver cuáles son las vacas que vamos a meter”. Afirmaciones de este calibre soltó el delegado del Ministerio de Transporte para el Huila, César Julián Salas, para cuestionar de manera fuerte la implementación del Sistema Estratégico de Transporte Público de Neiva, Setp, por parte de la Administración Municipal. Según el funcionario, se dedicaron a las obras y se olvidaron de lo más importante: cómo van a prestar el servicio.

Aquí la entrevista.

 

¿Qué opinión tiene del avance del proyecto del Sistema Estratégico de Transporte Público en Neiva?

Lo primero que hay que resaltar es que el Sistema Estratégico de Transporte Público se compone de varios elementos, uno de ellos es la infraestructura. Sin embargo, existen otros elementos adicionales. Yo he podido apreciar que nos hemos dedicado exclusivamente al tema de la infraestructura. Y hay otras cosas importantes, por ejemplo, cuál es el inventario de rutas que vamos a utilizar para la prestación del servicio público, es decir, cuál va a ser el nivel de cobertura de esas rutas; cuál es el índice de ocupación de esas rutas. Nada de estos aspectos veo que el Sistema venga trabajando. No veo el proceso de reorganización del servicio, no veo el proceso de control de ingreso, no veo el análisis de dónde van a salir los recursos para la sustitución de esa flota, no veo el tipo de vehículo que debe definir el Sistema de Transporte para facilitar la prestación del servicio público, no veo una apropiación en el proceso de accesibilidad para las personas en condición de discapacidad. Todos estos temas que son muy relevantes están muy olvidados y eso genera una gran preocupación porque al final, lo que podemos tener es una gran infraestructura pero un deficiente servicio y eso quedaría en un fracaso del Sistema Estratégico Transporte Público de Neiva.

 

¿Cree usted que el Setp debió comenzar por estructurar la prestación del servicio?

Completamente de acuerdo. El mapa de navegación de un Sistema de transporte debe ser el servicio, más que la infraestructura. Yo con el servicio, sé la infraestructura que voy a requerir, si es óptima o no. Por ejemplo, yo me pregunto, cómo sabemos si el intercambiador vial es suficiente o no, si hoy no tenemos un tipo vehicular definido para el Sistema. No sabemos si es un vehículo padrón, si es colectivo o buseta, esos temas son muy relevantes. Aquí hicimos como que al revés, aquí construimos el establo y luego vamos a ver cuáles son las vacas que vamos a meter, aquí colocamos unos semáforos y luego vemos cómo funcionan con la tecnología que vamos a implementar. Creo que hay una desarticulación que debe ser aterrizada.

 

En ese orden de ideas, ¿qué le recomienda a la Administración Municipal?

Hay tres grandes recomendaciones, la primera, una estrategia clara para la apropiación del Sistema y el conocimiento del Sistema por parte de los neivanos. La segunda, una reducción y un desestimulo al uso de los vehículos particulares y más bien una migración al transporte público y a las bicicletas públicas. Debe existir un modelo para que la gente empiece a no utilizar los vehículos particulares y contribuir no solo ambientalmente sino en materia de congestión. Y la tercera, que se empiece a pensar en el modelo de transporte, es fundamental porque es el que va a determinar el éxito o el fracaso del Sistema.

 

¿Usted cree que estas serias observaciones que usted está haciendo van a caer bien en la Administración Municipal?

Yo creería que sí. El alcalde es una persona muy abierta a recibir este tipo de observaciones. Yo creería que finalmente aquí se están haciendo afirmaciones que tienen todo soporte técnico y que lo que hay que hacer es una reformulación de cómo se está administrando el proyecto.

 

¿Cómo ve la movilidad hoy en la capital del Huila?

La movilidad de la ciudad de Neiva adolece desafortunadamente de factores similares del Sistema Estratégico. Las personas no se han sincronizado con el proceso de que la movilidad debe ser una apropiación de la sociedad más no de la Administración. Ocurre que sigue incrementándose el parque automotor que es foráneo, no es de la ciudad. Debemos preguntarnos, nosotros como neivanos qué estrategias debemos formularnos para evitar que vehículos foráneos  sigan ocupando nuestras vías. El otro tema que se evidencia es el mal uso de la infraestructura vial. Los parqueaderos es un tema complejo, la gente está parqueando en cualquier lado, sin ninguna contraprestación para el Estado y generando un problema de tráfico vehicular. Para mi Neiva si necesita nuevas vías pero el problema es que no se están utilizando bien las que hay.

 

¿Ya es hora de pensar Neiva de un pico y placa?

Si seguimos así, será absolutamente ineludible el pico y placa, es decir, si no adoptamos las medidas necesarias para que el parque automotor utilice racionalmente las vías, vamos a copar la capacidad de ellas y va a ser necesaria la implementación del pico y placa. Lo que hay que hacer es evitar llegar a ese punto de colapso.

 

¿Las ciclo-rutas han funcionado?

Creo que es un modelo muy nuevo, es un proceso bien difícil y al que creo que hay que apostarle. Nosotros creemos que las bicicletas públicas ya son una realidad en el mes de julio para la ciudad y por eso, es que hay que estimular el uso de estos vehículos no contaminantes. Esas ciclo-rutas hay que empezarlas a socializar para que empiecen a ser utilizadas. Mire lo que pasa con esta ciclo-ruta de la carrera segunda de Neiva, la gente la utilizó fue para las motocicletas como si fuera una vía de motocicletas. Es un problema cultural que hay que trabajar fuertemente y en el que creo que hay que seguir insistiendo porque las bicicletas son el futuro de la movilidad.

 

Le cambio el tema y le pregunto a usted siendo el representante de los egresados de la Universidad Surcolombiana, ¿Cuál es el próximo rector que necesita la Usco?

El rector que llegue a la Universidad Surcolombiana debe apostarle a tres aspectos fundamentales. El primero, es la calidad de la educación, es un tema importante y esa calidad viene articulada con estrategias de enseñanza virtual y con nuevos modelos pedagógicos que sirvan para reforzar los procesos de calidad de la universidad. Es indiscutible que hay un gran logro de la Administración actual que es la acreditación que es un plus enorme. Debemos lograr una re-acreditación y se debe seguir avanzando en la reconstrucción de registros de nuevas patentes. Y, finalmente, el nuevo rector debe propender por establecer nuevos mecanismos, en mi criterio, que le garanticen a los surcolombianos  acceder a programas pertinentes con las necesidades de la región, es decir, hay que revisar por parte de la  nueva rectoría si los programas que estamos ofertando son los que están requiriendo el sector productivo o si se está generando una sobreoferta de profesionales en determinadas áreas.

 

¿Está de acuerdo con el modelo cómo se escoge rector en la Usco?

Es un modelo bien complejo. Se ha discutido al interior de nuestro Consejo cambiar ese modelo de selección de rector. Sin embargo, hacer cualquier cambio ad-portas de una elección siempre no es conveniente. Por eso, creemos que uno de los retos es hacerle una modificación trascendental al estatuto general de la universidad como son los temas de elección de rector y decanos que deben ser reformulados buscando mecanismos mucho más democráticos para la selección.

 

Ese número de 10 aspirantes, ¿le parece suficiente?

Sí, creo que es un número importante. Los requisitos no son tan fáciles como uno creyera. No es fácil conseguir perfiles con esas características. De esos 10, el Consejo Superior integrará una terna que enviará a la consulta de los diferentes estamentos de la universidad. Indiscutiblemente, uno quisiera que fueran más pero, desafortunadamente, no es un proceso que cumpla cualquier persona con los perfiles que requiere para ser rector.

Comentarios