Personal de Invías en el Caquetá persisten en trabajar día y noche para permitir la libre movilidad hacia el departamento del Huila ya que las constantes lluvias han generado varios deslizamientos de lodo y piedra sobre la carretera que comunica a estos dos departamentos.

En la semana anterior, más de 10 derrumbes trataron de generar problemas en la movilidad, pero la rápida reacción de los funcionarios de Invías evitó que se generaran trancones por esta problemática. En la parte de la cordillera permanecen trabajadores con maquinaria pesada para remover cualquier material que quiera generar obstaculizaciones en la vía y así garantizar la movilidad de los vehículos que salen e ingresan al departamento del Caquetá.

Para los transportadores, es muy importante que se garantice la seguridad para movilizarse por esta vía pero a la vez hacen el llamado a las autoridades para que señalicen las partes donde suelen originasen deslizamientos con facilidad para que así mismo ellos estén precavidos al conducir. “estos trabajos son muy importantes en el departamento, la vía de acceso al departamento es muy inestable para conducir, uno transita con temor de que a cualquier momento se produzca un deslizamiento y quedemos incomunicados”, afirmó Pablo césar Cortés, transportador.

Por ahora la Policía de Carreteras permanece en la vía haciendo puestos de control donde informan a los transportadores del peligro que se ha originado al movilizarse por esta vía, la única que comunica a la ciudad de Florencia con el resto del país.

 

 

 

 

 

Comentarios

Compartir
Artículo anteriorSampedrito
Artículo siguienteKartismo en Rivera