Imagen ilustrativa.

Campesinos de Argelia, sur del Cauca, encontraron siete cadáveres con múltiples impactos de bala en la vía que comunica las veredas El Mango y Sinaí.

El reporte lo hizo el presidente de una Junta de Acción Comunal a las autoridades, según dijo a medios el coronel Fabio Rojas, comandante de la Policía en el Cauca, quien advirtió que según los habitantes las víctimas del múltiple homicidio no pertenecen a la comunidad, y aunque los patrulleros no han logrado llegar a la zona ya se investiga lo ocurrido.

Jonathan Patiño, diputado del Cauca oriundo de Argelia, le contó a EL COLOMBIANO que los cuerpos sin vida fueron dejados por una camioneta en el caserío Deziderio Zapata, pero los asesinatos ocurrieron en el norte del municipio, en los límites con El Tambo, donde se han presentado varios enfrentamientos entre el Ejército y grupos armados ilegales como el Eln. “Podría pensarse la intención es poner la atención de la Fuerza Pública en esta zona del centro de Argelia, para que baje un poco la presión en el norte”.

Patiño recordó que en enero y febrero ocurrió lo mismo con unos cuerpos que fueron dejados en El Plateado, otra vereda argelina.

Es de recordar que el autodenominado grupo Comando Popular de Limpieza (CPL), amenazó hace una semana, a través de un panfleto, con ejecutar una limpieza social en ese municipio. Los papeles fueron encontrados por los pobladores de El Mango y en ellos se afirma que se acabará con la vida quienes estén relacionados de cualquier forma con el expendio y consumo de drogas, ladrones, violadores, vagos, chismosos, entre otros calificativos. Al respecto, el diputado aseguró que los panfletos aparecen con mucha asiduidad, firmados por diferentes organizaciones cuya existencia no está confirmada.

En esa región, que cuenta con abundantes cultivos de uso ilícito, hizo presencia las Farc y actualmente está el Eln.

Tomado de El Colombiano.

Puede ver el artículo original aquí:

Comentarios