Edinson Amín Losada, presidente del Concejo Municipal.

ANDRÉS MATTA/LN

política@lanacion.com.co

 

El 5 de junio pasado, la Administración Municipal radicó ante el Concejo el proyecto de acuerdo con el que se busca elegir un nuevo modelo en la prestación del servicio de alumbrado público, a través de la creación de una empresa de economía mixta en donde la Alcaldía tendría en su poder el 51% y el 49% restante quedaría en manos de un ente privado. Un mes después, la corporación edilicia designó al cabildante Jesús Garzón como su ponente.

Lo que pretende la Alcaldía, es que la iluminación de las calles en Neiva tenga un proceso de modernización, principalmente que las bombillas actuales sean remplazadas por una modernas lámparas Led, además de llevar el servicio a cada una de las vías del casco urbano y rural de la capital de los huilenses.

LA NACIÓN habló con el presidente del Concejo, Edinson Amín Losada. Aquí sus impresiones sobre la iniciativa que tiene divididos a los concejales.

¿Quién será el ponente del proyecto?

Nosotros ya tomamos la decisión de designar ponente. Este llega a la Comisión de Negocios Generales, donde contamos con siete concejales capaces de estudiar dicho proyecto, pero también debemos entender que la experiencia es importante, motivo por el cual el concejal Jesús Garzón será el encargado de liderar dicha ponencia, en donde finalmente lo que buscamos es que se tome una decisión favorable para todos.

¿Cree conveniente que el proyecto tenga protagonismo del ente privado?

Le hemos dicho a la Administración que sería muy bueno que ellos como entidad pudieran adelantar el proceso de modernización, pero su respuesta es que tardarían mucho en dicho trabajo. Hay que dejar claro que no estoy en contra que exista un organismo privado o que sea la administración únicamente, lo único que necesitamos es encontrar un método que genere una confianza a los neivanos. En el año 2016, por un acto legal administrativo se suspendió el cobro del alumbrado público, y yo me opuse a retomar nuevamente el impuesto, porque se veía llegar la liquidación de Diselecsa, la cual adeuda a la fecha cerca de 13 mil millones de pesos, no a la alcaldía, sino a los neivanos, esto debido a que los cobros que se hicieron superaron el tope y de cierta manera los neivanos siguieron pagando este impuesto. Mi idea era que no pagáramos el impuesto y que con esos 13 mil millones Diselecsa asumiera el pago hasta que se cumpliera el tiempo de la concesión que terminó el pasado diciembre de 2017. Reitero que tenemos que mirar a fondo el proyecto, para saber cuáles son las reales intenciones de la administración y que beneficios trae.

¿Cree usted que se pueda repetir la historia de Diselecsa?

Creo que se han generado muchas especulaciones frente al tema, se habla de intereses ocultos, yo la verdad no creo en esos comentarios, es una decisión no fácil, debemos ser responsables con nuestra ciudad y decirle a los neivanos que estén muy pendientes del método que vamos a implementar, pero diría también que se debe esperar el estudio de georreferenciación (saber cuántas bombillas existen y funcionan en Neiva) para asimismo tomar una decisión en el actuar. Respeto mucho las iniciativas de la Administración, entiendo el afán del señor alcalde en modernizar nuestro alumbrado público, pero también creo que debimos haber trabajado en ese modelo de proyecto mucho antes y no haber esperado que se acabara la concesión para tomar este tipo de decisiones, es por ello que invitamos a la Administración a que nos permita como Concejo de Neiva, ejercer nuestro liderazgo frente a la representación que tenemos de las comunidades e invitarlos a que hagamos un debate juicioso para que el ponente decida si es viable dicho proyecto o si en su defecto considera que debe devolverse a la administración.

La comisión y el ponente ¿cuándo iniciarán el estudio del proyecto?

Ayer fue entregada la ponencia y se deben respetar los tiempos establecidos en el reglamento interno, dichos deben ser agotados y muy seguramente lo que se va a buscar es que el estudio se dé de cara a la ciudad. Debo decir que como presidente y concejal daré todas las garantías pertinentes para que estos debates se den, tengo entendido que hay un foro para el 27 de julio en donde unos concejales han querido, de cara a la ciudad, mostrar las posibilidades, ventajas y desventajas de los diferentes modelos, para que la decisión que se tome sea la mejor para todos.

¿Cómo tomó la determinación de elección del ponente?

Es nuestro deber como concejales tomar las ponencias que se nos asignen y asumirlas con responsabilidad, creo que Jesús es un concejal que tiene la experiencia para tomar la mejor decisión. Debo decir que el concejal Garzón es uno de los más juiciosos en el estudio de proyectos, es esto lo que nos determinó finalmente inclinarnos por él para que sea ponente.

¿Cuál es el mensaje para los neivanos?

Reiterarles a los neivanos que es un mito que vamos a quedar a oscuras si no se aprueba este proyecto, ya que la administración tiene la obligación de garantizar el alumbrado público a nuestra ciudad. Una cosa es el mantenimiento y operación, otra la modernización y expansión del alumbrado. Aquí lo que se está revisando es la modernización. Creo que no debemos correr, porque si se hace con afanes cometeremos muchos errores. Nuestra presidencia se ha caracterizado por la responsabilidad, nosotros representamos a los neivanos y por ende debemos velar por lo mejor para ellos.

Comentarios