José Gabriel Charry Rivera.

OLE Mi Diario, Neiva.

La madrugada de ayer falleció José Gabriel Charry Rivera, quien fue víctima de la delincuencia el pasado martes 26 de junio, al ser herido de bala en el abdomen durante un hurto a una pizzería.

El hombre falleció tras 14 días de luchar por su vida, en la Unidad de Cuidados Intensivos de la Clínica Mediláser de Neiva; donde se encontraba internado.

José Gabriel Charry Rivera, tenía  54 años de edad, era un mecánico; casado y padre de familia; quien se encontraba junto a su esposa en una pizzería del sur de la ciudad, cuando fue víctima de la delincuencia.

Los hechos

El hecho delincuencial se presentó siendo aproximadamente las 8:15 de la noche del pasado martes 26 de junio, en una Pizzería ubicada sobre la calle 15 sur con carrera 10, del barrio Andalucía, en cercanías al centro comercial Unicentro, al sur de la ciudad de Neiva.

Según se conoció Charry Rivera, se encontraba en el establecimiento en compañía de su esposa, esperando que saliera su orden de pizza, cuando se presentó el hurto, al que trató de oponerse, por lo que fue impactado con arma de fuego.

“Él estaba con mi mamá en la pizzería cuando llegaron 6 muchachos en tres motos, uno de ellos se bajó de la moto con un arma en la mano y le apuntó a la cajera, hurtándole el bolso y el celular, luego continuo con los clientes que se encontraban en las mesas; cuando llegó a la mesa de ellos, les hurtó lo que tenían y disparó dos veces y una de las balas lo hirió” relató Diana Carolina Quiza,  hija de la víctima.

Los delincuentes huyeron inmediatamente del lugar en las motocicletas que se movilizaban, mientras las personas que se encontraban en el lugar, alarmadas por lo sucedido llamaron de inmediato a las autoridades.

Al lugar llegó una patrulla de la Policía Metropolitana de Neiva, y los uniformados en el vehículo oficial se encargaron de trasladar al hombre herido hasta la ESE Carmen Emilia Ospina de Canaima, donde ingresó, y por la gravedad de su estado de salud fue remitido a la Clínica Medilaser de Neiva.

Charry Rivera, permaneció 14 días internado en la Unidad de Cuidados Intensivos de la Clínica Mediláser, donde fue sometido a cirugía, pero debido al el daño internó que causó el proyectil en el intestino y otros órganos vitales, falleció la madrugada de ayer.

Comentarios