Los militares se encargarán de salvaguardar la población de explosivos.

Debido a la necesidad de acelerar el proceso de desminado humanitario y localización de otros artefactos explosivos en el departamento, el Ejército logró que 20 militares se prepararán física y técnicamente para apoyar las labores que se adelantan en los diferentes municipios de la región.

Los 20 militares orgánicos de la Fuerza Conjunta de Tarea Omega y de la Sexta División del Ejército Nacional, se encargarán de ejercer el Control Institucional del Territorio en el sur del país.

El grupo de cuatro suboficiales y 16 soldados profesionales que apoyarán a los pelotones de las unidades tácticas, serán los encargados de garantizar la integridad de las tropas y de la población civil en el área de operaciones, fueron seleccionados teniendo en cuenta su disciplina y tuvieron que aprobar un examen psicológico para poder integrar el Curso EXDE n°3 de la vigencia 2018.

La capacitación duró 290 horas, lapso en el que estos hombres adquirieron conocimientos teóricos en Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario, y prácticas en técnicas como en tácticas para localizar y destruir artefactos explosivos improvisados como en demolición de obstáculos que impidan la movilidad.

Este curso se orientó como estrategia de ejecución del eje estratégico Fortalecimiento Institucional del Plan Victoria Plus, y busca potenciar las capacidades de los integrantes del Ejército.

Comentarios