Representantes de líderes sociales se reunieron con autoridades del departamento.

Es por esta razón que el gobernador del Caquetá decidió tomar diversas acciones para llevarlas al gobierno nacional para garantizar el respeto a la vida de los líderes comunales y sociales de esta zona del país; se solicitará la sesión de la Comisión Nacional de Garantías en el Caquetá, igualmente se entrevistará con el director de la Unidad Nacional de Protección para conocer el avance del estudio de riesgo de líderes de la región,  y así analizar casos específicos en consejo departamental de seguridad y reiterar el llamado de presencia de policía militar en zonas urbanas y rurales, según la petición contundente hecha por las comunidades que asistieron a la reunión de defensores sociales con el mandatario seccional.

Los voceros de diferentes municipios, incluido Florencia manifestaron que ya son siete las vidas de líderes sociales y comunales que han sido cegadas en el Caquetá por fuerzas al margen de la ley, y por presuntamente cumplir con su labor de denunciar y reclamar en favor de las comunidades que representan; como son los casos de reclamos de tierra, su lucha contra el microtráfico y porque se desconoce la ruta de las alertas tempranas que deben activarse para evitar estas pérdidas humanas.

En el Caquetá han sido asesinados varios líderes sociales, las dos últimas muertes se registraron en el municipio de Cartagena del Chairá, hace menos de una semana y el pasado 20 de junio fue asesinado frente a su casa, el señor Luis Carlos Cabrera, líder comunal del barrio Berlín en Florencia.

Comentarios