La Nación

Jul 30 de 2014 6:11 AM
Search
Lunes, 17 Marzo 2014 11:07

Rusia teme por su economía: EEUU listo para imponer más sanciones

Escrito por  AFP
Valora este artículo
(0 votos)

La economía rusa sufre ya las consecuencias de la crisis ucraniana y podría entrar en recesión, independientemente de las sanciones occidentales, estiman analistas.

La economía rusa se venía desacelerando desde antes de la escalada con Kiev por el apoyo dado por Moscú a los secesionistas de la región de Crimea, que votó separarse de Ucrania para adherir a la Federación Rusa en un referéndum impugnado por Occidente.

La tensión generó la peor confrontación diplomática entre Moscú y los países occidentales desde la Guerra Fría, aunque actualmente los intereses económicos de ambas partes están mucho más interconectados que antes del derrumbe del comunismo a inicios de los años 90.

Con el riesgo de sanciones y la fuga de capitales extranjeros, los economistas temen ahora un impacto difícil de absorber para la economía rusa.

"Una recesión es difícil de evitar", resumieron el lunes los analistas de la banca pública VTB Capital, que prevén una contracción de la economía en el segundo y el tercer trimestre y un crecimiento nulo del Producto Interior Bruto (PIB) ruso en 2014.

"Varias señales demuestran que la economía está golpeada por efecto de la incertumbre ambiente. (...) Las empresas aplazan sus inversiones y las contrataciones y los consumidores aplazan sus gastos no indispensables", explicaron.

El rublo cayó más del 12% ante el euro desde principios de año, provocando un riesgo de espiral inflacionaria y de un frenazo al consumo. La cotización de la moneda es seguida de cerca por una población habituada a las dramáticas devaluaciones desde el desmembramiento de la URSS.

Y las empresas y los inversores se muestran prudentes en espera de saber hasta dónde llegará la escalada antes de lanzar proyectos importantes.

Proyectos conjuntos paralizados

Para Neil Shearing, del gabinete Capital Economics, las sanciones contempladas hasta ahora -dirigidas más a altos responsables que a las empresas- deberían tener "repercursiones limitadas". "Pero el efecto indirecto, como una anticipación de nuevas sanciones más duras, podría provocar más daños", apuntó.

El exministro ruso de Finanzas Alexei Kudrin, muy respetado en los círculos de empresarios internacionales, advirtió la semana pasada de que el movimiento ya había empezado.

"Los créditos contraídos por nuestras empresas en el extranjero se elevan a 700.000 millones de dólares actualmente. Hoy esto empieza a reducirse porque muchas líneas de crédito se anularán, algunos proyectos conjuntos se paralizarán y eso incluso ya ha empezado", explicó.

Sin embargo, los economistas apuntan a la falta de inversiones como principal motivo del estancamiento del crecimiento en Rusia (1,3% en 2013 contra 3,4% en 2012 y 4,3% en 2011). El país se había beneficiado a principios de los años 2000 de una recuperación de las capacidades de producción y de la subida de los precios de los hidrocarburos, pero las propias autoridades rusas admiten que el modelo está ahora agotado.

Petróleo, automóvil, trenes, defensa, agroalimentación, obras públicas: en casi todos los sectores, las grandes empresas rusas se han asociado a multinacionales occidentales para modernizarse, aunque Moscú trate de reequilibrar su economía en dirección de Asia.

Moscú de hecho ha convertido la mejora de su atractividad para los inversores extranjeros en una prioridad de los últimos años, usando como vitrinas eventos internacionales como el la cumbre del G20 de potencias industrializadas y emergentes de San Petersburgo el año pasado y sobre todo los Juegos Olímpicos de invierno de este mes en Sochi.

Esos esfuerzos han quedado en poco y nada debido a la crisis actual y Rusia parece resignada a encarar tiempos difíciles.

El economista Michael Hewson, de CMC Markets, apuntó a la "repatriación de activos a gran escala por parte de bancos y empresas" para preparar eventuales sanciones.

La sorprendente caída reciente del valor de la deuda pública estadounidense en manos de entidades extranjeras fue provocada, según analistas, por la repatriación por parte del banco central de Rusia de parte de sus haberes, para proteger sus reservas de divisas procedentes de las ventas de hidrocarburos.

"Hemos entrado en un juego que ya no es únicamente político, sino también económico. Eso demuestra que Rusia está preparada para sanciones más severas: el guión a la iraní" con la congelación de los haberes y el embargo comercial que provocan penurias e inflación, comentó el diario económico Vadomosti.

Y si Rusia quiera replicar con la negación de visados u otras sanciones contra personalidades europeas o estadounidenses, el efecto sería limitado. Pero podría, en cambio, "trabar las actividades de empresas occidentales en Rusia", según los expertos del gabinete EurosiaGroup.

Obama: EEUU listo para imponer más sanciones

El presidente Barack Obama advirtió este lunes a Rusia que Estados Unidos está preparado para imponer sanciones suplementarias vinculadas a la situación en Crimea, afirmando que una solución diplomática aún es posible para poner fin a la crisis.

Hablando desde la sala de prensa de la Casa Blanca un día después del referéndum de anexión de Crimea a Rusia, y poco después del anuncio de Washington y la Unión Europea de aplicar sanciones a altos responsables rusos y ucranianos, Obama afirmó que "nuevas provocaciones no harán más que aumentar el aislamiento de Rusia y disminuir su estatura en el mundo".

Obama -quien se comunicó telefónicamente con su homólogo ruso Vladimir Putin el domingo- añadió que "la comunidad internacional continuará solidaria para rechazar todas las violaciones de la soberanía de Ucrania y su integridad territorial".

"La continuidad de la intervención militar rusa en Ucrania solamente agravará el aislamiento diplomático de Rusia, y su economía sufrirá todavía más", alertó el mandatario.

Sin embargo, Obama dejó una puerta abierta a un entendimiento: "Creo que hay aún un medio de resolver esta situación por la vía diplomática, de una forma que responda a los intereses de Rusia y de Ucrania", dijo.

Esta solución, apuntó, contemplaría "el retorno de las fuerzas rusas a sus bases en Crimea, el apoyo al desplazamiento de observadores en Ucrania y el establecimiento de un diálogo (de Moscú) con el gobierno ucraniano", enumeró.

En la misma jornada, la Unión Europea y Estados Unidos anunciaron la adopción de sanciones a altos funcionarios rusos y ucranianos prorusos, como forma de enviar un "mensaje fuerte" a Moscú a raíz del referéndum del domingo que favoreció la anexión de Crimea a Rusia.

La UE adoptó sanciones contra 21 personas implicadas en referéndum de Crimea

La Unión Europea (UE) anunció este lunes sanciones contra personalidades, rusas y ucranianas, consideradas responsables de la organización del referéndum en Crimea, pero no apuntaron a responsables del gobierno de Vladimir Putin con la esperanza de alcanzar un acuerdo sobre Ucrania.

"Tomamos los primeros pasos en acciones concretas, restricción de viaje e inmovilización de cuentas bancarias contra 21 personas", dijo a la AFP el ministro lituano de Relaciones Exteriores, Linas Linkevicius.

"Hay personalidades (en la lista) de Crimea y responsables rusos, principalmente de la Duma (cámara baja) y militares de rango que tomaron parte en estas acciones ilegales", añadió.

"Estamos procurando enviar el mensaje más fuerte posible a Rusia, para que comprenda la gravedad de la situación" tras el "llamado referendo" en Crimea, que votó el domingo por unirse a Rusia, dijo antes de que comience la reunión de ministros la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton.

En suma, el mensaje de los europeos no cambió: el referéndum es anticonstitucional, por lo tanto "ilegal y nulo", recordó por su parte esta mañana el ministro español José Manuel García-Margallo.

Los mandatarios de la UE ya habían adoptado medidas políticas, más simbólicas que efectivas, contra Rusia el 6 de marzo al suspender las negociaciones para una liberalización de visados con Rusia, en punto muerto desde hace tiempo, y amenazaron con medidas punitivas progresivas si no se revertía la situación de tensión en Ucrania.

Evitar una escalada con Moscú

La tercera etapa de las medidas punitivas contra Moscú acordadas por los mandatarios a principios de mes, las sanciones económicas, no están aún definidas y los ministros convinieron que las evaluarían en la reunión de este lunes, aunque el mensaje general es que esperan que las autoridades rusas acepten un diálogo con las de Ucrania.

Es por ello que las sanciones adoptadas este lunes tampoco apuntan a miembros de primera línea del gobierno ruso. La semana pasada un diplomático calificado había indicado que sería difícil sancionar a aquellas personas con las que estamos buscando una solución política a la crisis.

Este lunes una fuente diplomática europea indicó que las sanciones, "por seis meses renovables", serán contra 13 rusos y 8 ucranianos. En la lista, que será publicada en el Boletín Oficial, no habrá miembros del gobierno ruso, únicamente personalidades de "segundo nivel".

"Pido una vez más a Rusia que se reúna con los líderes ucranianos y empiece a dialogar con ellos, para tratar de rebajar la tensión lo antes posible", había dicho Ashton esta mañana.

En el mismo sentido se expresó el ministro holandés, Frans Timmermans, que subrayó que era importante que "Rusia y Ucrania se sienten y discutan sobre esto".

"Debemos demostrar la mayor firmeza y al mismo tiempo hallar las vías del diálogo y no ir hacia una escalada con Rusia", señaló por su parte el francés Laurent Fabius.

Respaldo político a Kiev

Los ministros también decidieron fijar para el viernes la fecha de firma del capítulo político de un acuerdo de asociación con Ucrania, con motivo de la cumbre de jefes de Estado y de gobierno que debe celebrarse el jueves y viernes en Bruselas, una muestra de respaldo político a las nuevas autoridades de Kiev.

El mismo acuerdo de asociación que no quiso firmar el destituido presidente ucraniano Viktor Yanukovich a fines de noviembre provocó una ola de protestas que llevaron a la crisis actual.

El domingo los crimeos adoptaron por amplia mayoría la anexión de la península a Rusia. Este lunes el Parlamento votó por unanimidad la unión a la Federación rusa.

En la UE ya se da por sentado que Rusia aceptará la anexión, es lo que se desprende de la conversación que mantuvieron el domingo el presidente estadounidense Barack Obama y su par ruso Vladimir Putin, observó García-Margallo.

Gorbachov saludó referéndum de Crimea y criticó sanciones occidentales

El ex presidente soviético Mijail Gorbachov saludó este lunes el resultado del referendo en Crimea, y criticó la idea de los occidentales de sancionar a responsables rusos y ucranianos por la consulta.

"Hasta ahora, Crimea había estado unida a Ucrania en virtud de las leyes soviéticas, tomadas sin preguntarle al pueblo. Ahora, el pueblo (crimeo) ha decidido rectificar ese error", dijo a la agencia Interfax.

"Habría que darle la bienvenida a esto, en lugar de anunciar sanciones", añadió.

La península de Crimea, a orillas del mar Negro, fue entregada a Ucrania por el dirigente soviético Nikita Jruschov en 1954.

"Para imponer sanciones debería haber una base muy seria. Y deberían estar apoyadas por la ONU", consideró el arquitecto de la 'perestroika'.

"La expresión de la voluntad del pueblo de Crimea y su incorporación a la Federación Rusa en tanto que región no es una razón suficiente" para esas sanciones, estimó.

Cerca del 97% de los votantes crimeos apoyó el domingo la reunificación de Crimea con Rusia. El Parlamento crimeo no tardó en proclamar este lunes su independencia de Ucrania y pedir oficialmente su integración en Rusia.

Rápidamente, la Unión Europea y Estados Unidos han anunciado sanciones contra responsables rusos y ucranianos.

Inicia sesión para enviar comentarios