La Nación

May 25 de 2017 8:58 PM
Search
Viernes, 28 Octubre 2016 00:00

Colombia: la ciudad de los cardos

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)
Bordeado por la cordillera, al Oriente, y por el valle del Magdalena, al Occidente, en el territorio tutelado por el páramo de Sumapaz, se encuentra el municipio de Colombia. Está muy cerca de Bogotá Distrito Capital, como quiera que limita con Usme, la población más extrema al sur del distrito; sin embargo, la ausencia de una vía, pues los separa la reserva natural de Sumapaz, mantiene aislado al municipio con la capital de la república. En la época precolombina su territorio fue paso de los aborígenes que vivían en el Altiplano Cundiboyacense y en los Llanos Orientales, quienes comercializaban con los primitivos pobladores del Alto Magdalena; con ellos cambiaban algodón y otros frutos de tierra caliente por sal, principalmente. Testimonio de este intercambio se aprecia en los vestigios arqueológicos que se han encontrado a lo largo del río Cabrera, cuya muestra se puede visitar en el Museo Arqueológico de la Cultura Santana o Cultura del Valle Alto del Río Cabrera, organizado en el centro poblado de Santana, al norte de la cabecera municipal. El territorio del municipio de Colombia adquirió visibilidad a mediados del siglo XIX porque allí se estableció la Compañía Colombia, dedicada a la explotación de la quina, tanto en el Huila como el actual departamento del Meta. Por esta razón llegaron numerosos colonos venidos del centro de país, quienes son la base de su actual población. La zona sur del municipio está poblada por diversas familias cardaceas,  por lo que es frecuentemente visitado por investigadores de las ciencias naturales. En lo económico, su acervo patrimonial se ha formado en torno al desarrollo agropecuario, ganadería bovina y ovina; en agricultura prevalecen la caficultura y las frutas de clima frío moderado. Los eventos más relevantes son los religiosos y el reinado municipal del bambuco.

Tradiciones Religiosas

Los habitantes de la hacienda de San Francisco, base de la población,  adoptaron como patrona a la Virgen de Las Mercedes, patrona universal de la liberación. En su honor construyeron un bello templo en piedra, afectado por la inestabilidad del terreno con ocasión del terremoto de 1967. Al nuevo templo, levantado en su reemplazo, acude la comunidad para participar en la cotidiana celebración de la eucaristía, pero también con especial fervor los domingos cuando se celebra la Misa Mayor. La fiesta de Las Mercedes se promociona en la comarca, de tal manera que previo a la novena se realizan los encuentros veredales para preparar la visita de la Patrona. En la noche del 23 de septiembre, las vísperas son una combinación de comunión espiritual y de encuentro de amigos, familiares y compadres que comparten con alegría. El 24 es el día de la Patronal con los actos litúrgicos y el bazar parroquial. También son notorias las fiestas patronales en el centro poblado de Santana, así como la Semana Santa y la Navidad en toda la localidad.

El Folclor colombiano

En Colombia el asado del cerdo se prepara de manera diferente al resto de municipios del Departamento. Se toma un lechón biche, se sacrifica, luego se eviscera y se rellena la cavidad del abdomen con las yerbas aromáticas, que bien pueden ser tomillo, laurel y orégano; por supuesto, lleva sal, pimienta y especias al gusto; luego se adosa a un eje de madera y se lleva al horno, de tal manera que con el hecho de girar constantemente se logra un asado parejo y de punto dorado ideal y provocativo que despierta la gana de probar. El corte presenta una porción cárnica integral, piel en textura crocante, grasa, hueso blando y carne, todo con el excitante sabor de las especias y aromáticas; se acompaña de las arepas asadas al tiesto, los insulsos, la chicha y los dulces de leche. Los doblemente colombianos, particularmente los habitantes de Santana, también preparan el reconocido “asado de horqueta” y todos el tradicional asado huilense de cerdo o de cordero o  mezclando las dos carnes; en todos los casos se emplean los mismos acompañamientos. Las verbenas del San Juan y del San Pedro en Colombia aún conservan el sabor de la Hacienda Ganadera, esto es, los vecinos se visitan y comparten viandas, música y sus tradicionales bailes autóctonos y las cabalgatas. La Fiesta concluye con la elección de la Reina Municipal del Bambuco.

La Fiesta Cívica

Para el 5 de abril los colombianos organizan la celebración institucional de la fundación del municipio. En este evento hacen presencia las comunidades, las instituciones educativas y la administración municipal. 

Inicia sesión para enviar comentarios