La Nación

Mar 26 de 2017 2:22 AM
Search
Martes, 09 Abril 2013 23:37

Las cifras de la violencia machista. Por Martha Cecilia Cedeño Pérez

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)
La violencia contra las mujeres constituye una flagrante violación de los derechos humanos y un grave problema de salud pública.  Las Naciones Unidas la define como "todo acto de violencia de género que resulte, o pueda tener como resultado un daño físico, sexual o psicológico para la mujer, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la privada”. La violencia machista, como también se le denomina, se concreta en una diversidad de abusos que sufren las mujeres, las niñas y los niños. Las estadísticas al respecto reflejan una situación realmente preocupante. En efecto, pese a las medidas que algunos países han tomado para acabar con este flagelo, la realidad es bien distinta. Según las Naciones Unidas, una de cada tres mujeres en el mundo sufre algún tipo de violencia;  seis de cada 10 ha padecido violencia física o sexual alguna vez en su vida; 70 millones de niñas son obligadas a contraer matrimonio; 140 millones de niñas y mujeres sufren de la mutilación femenina y más de 600 mil mujeres y niñas son traficadas en las fronteras a través de todos los países del mundo. La mitad de la población mundial es vulnerada flagrantemente sin que ocurra nada, sin que pase nada.  Y si vamos a las estadísticas en nuestro país la realidad es aún más oscura. Según el diario el Tiempo, aquí existe un promedio diario de 245 mujeres que  padecen algún tipo de violencia y cada seis horas una mujer es abusada por causa del conflicto armado, de hecho entre el 2001 y el 2009 más de 26.000 féminas quedaron embarazados como resultado de una violación.  Y casi 2 millones de mujeres fueron desplazadas muchas de ellas a causa del abuso sexual.  El problema es mucho más agudo si se tiene en cuenta que la mayoría de las víctimas no denuncia este tipo de agresión, no rompe el silencio por el miedo, por ser personas vulnerables en los diversos sentidos de la palabra. Todos los casos de violencia se insertan en una sociedad patriarcal en la  que prevalecen relaciones de desigualdad entre hombres y mujeres. En dicho contexto, el patriarcado se concibe como una estructura de relaciones sociales que se apoya en las diferencias físicas, de edad y de sexo y al mismo tiempo las dota de significado social.  Por ello hablar de las distintas violencias que se ejercen contra la mujer implica volver la mirada sobre un conjunto de relaciones sociales signadas por profundas desigualdades en las que se reflejan posiciones de poder de los hombres con respecto a las mujeres. *Historiadora y poeta
Inicia sesión para enviar comentarios