La Nación

Abr 23 de 2017 5:00 AM
Search
Martes, 07 Julio 2015 07:04

Las joyas del nuevo Código de Policía

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)
El congreso está discutiendo lo que será el nuevo Código de Policía en donde se dan facultades especiales a la Policía para ingresar a un inmueble sin orden Judicial, facultades que no solamente serían desbordadas sino inconstitucionales. En nuestra legislación penal vigente, para que la Policía pueda allanar a un inmueble de acuerdo al artículo 220 del CPP se requiere de Orden Judicial, orden que la expide un señor Fiscal previo un análisis de motivos razonablemente fundados de que en dicho inmueble existen Elementos Materiales Probatorios o Evidencia Física que sirvan para probar la comisión de un delito además de tener un respaldo probatorio mínimo como una declaración jurada de Testigo o Informante además del informe de Policía Judicial, así mismo la Policía puede ingresar a un inmueble donde se presuma la comisión de un delito previo consentimiento informado del propietario o tenedor del inmueble a registrar, consentimiento que en muchos casos los policiales hacen firmar después de haber ingresado al domicilio vulnerando el derecho del ciudadano solo para legalizar el procedimiento. Con el nuevo Código de Policía en el capítulo del proyecto, denominado “Medios de policía y medidas coercitivas”, el artículo 207 faculta a la policía para ingresar a un inmueble sin orden escrita por un juez, el cual da carta blanca para que se presenten abusos contra los ciudadanos, situaciones que habían sido tocadas en el estatuto antiterrorista, proyecto que no paso en la Corte Constitucional.  Aunque se explica que este ingreso se podrá dar en casos de “alteración de la conciencia por sustancias alcohólicas o psicoactivas, que se presenten riñas, para preservar la seguridad, en persecución de una persona o cuando se altere la convivencia”, es claro que la facultad de ingresar a los domicilios queda en manos de los policías. Es decir, ellos dictan la última palabra, será entonces que los policías serán psicólogos para determinar cuándo hay alteración de la conciencia. Por si esto fuera poco, se implementará el “traslado por protección”. Así, quedará bajo discrecionalidad de la policía decidir el traslado cuando considere que una persona está “bajo alteración de la conciencia” o “cuando presente comportamientos agresivos o temerarios, realice actividades peligrosas o de riesgo que pongan en peligro su vida o integridad o la de terceros”. Para estos casos, el código da vía libre, al uso de la fuerza, un espectro tan amplio que se puede prestar para desmanes. Con estas facultades ya los ciudadanos no se podrán emborrachar en sus casas so pena de ser conducidos hasta las estaciones de Policía. Amanecerá y veremos.
Inicia sesión para enviar comentarios